(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

El presidente Andrés Manuel López Obrador admitió que la inseguridad que hay en el país es lo que más me preocupa y ocupa.

Durante su conferencia de prensa de este jueves en Palacio Nacional, el mandatario admitió que enfrenta un grave problema de inseguridad y violencia, debido a que se dejó crecer por las malas estrategias de las administraciones anteriores.

"Un problema grave es el de la inseguridad y el de la violencia, que me preocupa y ocupa en este tiempo, porque se dejó crecer, se atendió mal", señaló.

Y aunque reconoció que le llevará tiempo, aseguró que es un problema que se resolverá

"Nos va llevar tiempo, pero vamos a resolver el problema de la inseguridad y violencia, a eso me ocupo, lo demás no es problema. La corrupción la vamos a erradicar, la prepotencia, la impunidad, va haber desarrollo y estoy satisfecho con todo. Me preocupa la herencia de violencia e inseguridad y que tenemos que entregar buenas cuentas", dijo.

Aseguró que declarar la guerra al crimen organizado sin conocer las causas, como se hizo en el gobierno de Calderón, dejó consecuencias graves.

"Es increíble que luego de lo que sucedió, luego de que Felipe Calderón sin argumentos, declara la guerra y convierte al país en un cementerio y hay desapariciones y masacres", señaló.

También insistió que parte esta problemática se debió al abandono de los jóvenes, a quienes su gobierno ha dado apoyos económicos para que no abandonen sus estudios, una medida que fue criticada este miércoles por el expresidente Felipe Calderón Hinojosa, quien consideró que ese dinero mejor se destinara a la seguridad

"Ahí hay una diferencia. Yo no estoy de acuerdo con eso y eso nos hace completamente distintos. Yo sí creo que se debe atender a los jóvenes", respondió.  Además consideró "increíble" que pese a los resultados de inseguridad que dejó el gobierno de Calderón él aún piense en la misma estrategia.

López Obrador aseguró que durante su gobierno se atenderán las causas que generan la violencia y la criminalidad, como es la desintegración familiar, ya que fue un tema olvidado y no se atendido por los gobiernos anteriores.

FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM
FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

Insistió en que se tiene que hacer un gran esfuerzo para bajar el consumo de la droga, si no, "no terminamos de resolver el problema".

El presidente volvió a referirse al ataque al bar "El Caballo Blanco" ubicado en Coatzacolacos, Veracruz, hecho que dijo, no puede permitirse.

"Esto de Coatzacoalcos es un crimen dolorisísimo, algo horrendo, inhumano, algo que entristece, que nos degrada como sociedad, como gobierno, como país… Entonces esto no se puede permitir y se va a buscar la forma de que esto no se repita, por todos los medios".

A pregunta expresa de si aún pedirá a la Fiscalía General de la República (FGR) investigar al fiscal veracruzano Jorge Winckler, López Obrador indicó que se debe de hacer una investigación a fondo tanto en este como en todos los casos.

(Foto: Twitter)
(Foto: Twitter)

"Hay dos cosas que se tienen que combatir, una es la delincuencia, las conductas ilícitas, lo que tiene que ver con el crimen organizado, se tiene que investigar, pero otra igual de importante, para no permitirlo, para castigarlo, es el contubernio, yo les diría que eso es todavía peor", indicó el mandatario.

E insistió "nada de que el gobernador, el jefe de la policía, el jefe del Ministerio Público están metidos con la delincuencia… cero influyentismo, cero impunidad".

Por eso, dijo " en estos casos y en otros se va a investigar a fondo y si hubo involucramiento o las llamadas omisiones de Ministerios Públicos, jueces, denunciarlo.. ahí nada de tolerancia.. eso debe quedar muy claro porque son mucho los daños", aseveró.

El Presidente dijo que está respaldado por las fuerzas armadas e incluso afirmó que son ellos quienes más apoyo dieron en este proceso de transformación que se vive en el país.

"Es bueno el secretario de la Defensa, y muy bueno también el de Marina, los dos, Luis Cresencio y el almirante Rafael Ojeda", señaló.