(Foto: Isaac Esquivel/ Cuartoscuro)
(Foto: Isaac Esquivel/ Cuartoscuro)

Rosario Robles, acusada de desvío de recursos públicos y presa en el reclusorio de Santa Martha Acatitla, sí rentó un departamento en Reforma 222 y otro en Polanco, pero siempre mantuvo su residencia en Coyoacán, afirmó su abogado Julio Hernández Barros.

Aseguró que su defendida ha vivido por más de 24 años en su casa ubicada en la alcaldía Coyoacán, y que sólo utilizaba esos inmuebles cuando las jornadas de trabajo eran muy largas en las secretarías de Desarrollo Social y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano en la pasada administración federal.

El pasado 13 de agosto, el juez Felipe de Jesús Delgadillo determinó prisión como una medida preventiva para Rosario Robles ante "riesgo de fuga" porque consideró que no había certeza sobre su residencia.

En entrevista Por la Mañana, con Ciro Gómez Leyva, refirió que su cliente rentó un departamento en Reforma 222, el cual dejó luego del sismo de 2017 y buscó otro también cercano a su zona de trabajo, por lo que contactó a una empresa de corretaje que le consiguió un lugar en Tennyson, Polanco.

La ex funcionaria durante el gobierno de Peña Nieto se había mostrado confiada en la previa pero después dijo a través de sus abogados que se sentía una presa política (Foto: Cuartoscuro
La ex funcionaria durante el gobierno de Peña Nieto se había mostrado confiada en la previa pero después dijo a través de sus abogados que se sentía una presa política (Foto: Cuartoscuro

Aunque confirmó que ese departamento es propiedad del extitular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, el abogado dijo que su cliente desconocía ese hecho.

Sostuvo que pese a que Robles Berlanga rentó esos dos inmuebles en momentos diferentes por estar cerca de sus oficinas, ella nunca dejó su domicilio de Coyoacán, "a donde iba los fines de semana o entre semana cuando el tiempo se lo permitía".

Hernández Barros rechazó también que Rosario Robles tenga una propiedad en Torreón, Coahuila, como se publicó en algunos medios de comunicación.

Subrayó que la defensa de la exfuncionaria en el gobierno de Enrique Peña Nieto cuenta con todos los elementos para probar su inocencia y confía en que el Consejo de la Judicatura Federal acepte su petición de remover del caso al juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna.

Luis Cortés, Reuters
Luis Cortés, Reuters

Agregó que esperan no solicitar nuevamente las medidas cautelares y que sea el mismo juez quien las resuelva, pues fue parcial en el proceso de investigación y determinó la prisión preventiva debido a la discusión sobre su domicilio.

El día  de ayer salió a la luz que la ex titular de dos secretarías de Estado durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), vivió en un departamento propiedad de Gerardo Ruiz Esparza, quien también fue parte del mismo gabinete y fue una de las figuras más polémicas del sexenio.

De acuerdo con medios mexicanos, de titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol, entre 2012 y 2015) y después en la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu, entre 2015 y 2018) lo hizo en el lujoso barrio de Polanco.

(Foto: Especial)
(Foto: Especial)

Y es que la defensa de Robles Berlanga ya había admitido que la ex funcionaria alternó la estancia de su casa en el sur de Ciudad de México con un departamento en la céntrica avenida Reforma.

Los abogados de la ex jefa de gobierno capitalino tuvieron que aceptar esta situación después de que un reportaje publicado en Proceso revelara que la ex funcionaria había ocupado hasta cuatro propiedades distintas durante el sexenio de Peña Nieto, incluida una lujosa vivienda ubicada en Torreón, Coahuila, en el norte del país.

Mientras Robles fue titular de la Sedatu, la dependencia rentaba por supuestamente 20 millones de pesos al año, unas oficinas ubicadas precisamente en Polanco, uno de los argumentos de su defensa para alternar su vivienda.

Pero el nexo con Ruiz Esparza no se había descubierto hasta ahora. El ex titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) durante todo el sexenio de Peña Nieto también tiene su propia lista de polémicas que lo persiguen.