A pesar de las críticas y ser señalado por corrupción con la compañía Odebrech de contratar más de 11 obras públicas que dejó inconclusas, como el Hospital Oncológico del Occidente, este lunes fue aceptado por el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador Foto: Twitter
A pesar de las críticas y ser señalado por corrupción con la compañía Odebrech de contratar más de 11 obras públicas que dejó inconclusas, como el Hospital Oncológico del Occidente, este lunes fue aceptado por el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador Foto: Twitter

El presidente Andrés Manuel López Obrador formalizó este lunes, en una ceremonia privada realizada en Palacio Nacional, el nombramiento del ex militar Francisco Arias Cárdenas, como embajador en México del régimen del dictador Nicolás Maduro Moros.

El nombramiento de Arias Cárdenas fue criticado porque fue aprobado de manera unilateral por Maduro Moros, sin la aprobación, como exige la Constitución de aquel país, de la Asamblea Nacional de Venezuela, la cual es presidida por el opositor Juan Guaidó.

A finales de abril, la Asamblea Nacional de Venezuela había fijado su postura y entregó una carta a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en la que expresó su rechazo a que Francisco Arias Cárdenas, recientemente nombrado por Maduro como Embajador de Venezuela en México, fuera recibido con beneplácito en territorio mexicano.

Reynaldo Díaz Ohep, emisario de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional de Venezuela, informó que la Secretaría de Relaciones Exteriores recibió la carta donde la oposición en Venezuela expresó su rechazo a Arias Cárdenas, propuesto por el régimen al considerar que la decisión es ilegal e inconstitucional.

amlo embajadores 2
El representante venezolano precisó que la propuesta es ilegal porque emana de la decisión de un usurpador del poder. También tiene que ser refrendado por los órganos legislativos y en este caso la Asamblea Nacional legítima no reconoció en ningún momento el nombramiento para ocupar el cargo diplomático en México como se establece en el artículo 187 de la Constitución de la República.

"Desde cualquier punto legal y constitucional en Venezuela el nombramiento es nulo y solicitamos al gobierno de México de manera respetuosa a que no le otorguen el beneplácito por no cumplir con los parámetros legales correspondientes y principios fundamentales del derecho internacional", puntualizó Díaz Ohep.

Reynaldo Díaz detalló que Francisco Arias Cárdenas, ex gobernador del estado de Zulia, está vinculado en el caso Odebrecht ya que durante su mandato contrató más de 11 obras públicas que dejó inconclusas, como el Hospital Oncológico del Occidente, el complejo deportivo de Lagunillas, el distribuidor Simón Bolivar, entre otras, con una estimación en pérdidas de más de 20,000 millones de dólares.

"Creemos que es congruente que el estado mexicano evalué no solamente los distintos asuntos legales y principios planteados sino que también se evalúen los aspectos morales que implica la decisión de aceptar a una persona corrupta como Francisco Arias Cárdenas como embajador en México. Hacemos un llamado respetuoso a evaluar esta carta sabemos que no ha tomado decisiones respecto a este asunto", aseveró.

El 7 de abril trascendió que Nicolás Maduro solicitó a México dar beneplácito a Francisco Arias Cárdenas quien reemplazaría a María Lourdes Urbaneja Durant quien se desempeña en el cargo desde el 2012.

Francisco Arias es acusado de abuso de poder y corrupción con Odebrecht

Asimismo, en la carta se advierte que Arias Cárdenas está ligado a los abusos de poder y corrupción a través de la empresa Odebrecht, citando diversos ejemplos de obras que quedaron inconclusas en Venezuela y de las que se desconoce el destino de los fondos económicos.

"México no se merece a un Embajador de Odebrecht vinculado a la corrupción sobre cuando su política frontal ha sido ir en contra de la corrupción, venga de donde venga", expresó Reinaldo Díaz, emisario de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional de Venezuela y quien entregó la carta a la SRE.

Para que México sea un interlocutor válido en la búsqueda de la paz en Venezuela, subrayó, no debería avalar a Francisco Arias como Embajador.

"Si México quiere ser un interlocutor válido dentro de una posible negociación, si toma una decisión avalando a Francisco Arias Cárdenas como Embajador legítimo de Maduro en México, pues está tomando una postura a favor del dictador y no imparcial como se ha manifestado anteriormente. La salida de esta crisis pasa por un proceso en donde tengamos elecciones libres y para que tengamos elecciones se tiene que cesar la usurpación, que Nicolás Maduro diga 'me aparto del poder' para poder tener elecciones", apuntó.

Sin embargo este lunes el Gobierno de México aprobó a Francisco Arias y aceptó sus cartas credenciales.

El ex militar venezolano arribó a la Ciudad de México a principios del pasado mes de mayo, luego que el Gobierno de López Obrador le diera el beneplácito a su nombramiento, a pesar de que la Asamblea Nacional de Venezuela entregó una carta a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), en la que expresó su rechazo a que fuera recibido en territorio mexicano.

El mandatario nacional recibió, además, las cartas credenciales de los embajadores designados de Venezuela, Costa Rica, Uruguay, Finlandia, India y Marruecos. Todos fueron recibidos por el canciller Marcelo Ebrard Casaubón, quien fue pasando uno por uno de los diplomáticos a la oficina a la oficina del político tabasqueño.

El recurso legal para aceptarlo

México otorgó su beneplácito o plácet se porque se apega al Artículo 4 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961, en vigor desde el 24 de abril de 1964.

El beneplácito o plácet se otorga con respecto a la persona por acreditar y no sobre el procedimiento que en el Estado acreditante se lleva a cabo para nombrarlo, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en un comunicado.

Fue crítico de Chávez, incluso en el año 2000 decidió competir en contra de él por la jefatura de Estado, sin embargo modificó su postura posteriormente y recibió nombramientos ilustres
Fue crítico de Chávez, incluso en el año 2000 decidió competir en contra de él por la jefatura de Estado, sin embargo modificó su postura posteriormente y recibió nombramientos ilustres

Su historia política

Realizó estudios en la Academia Militar de Venezuela, donde obtuvo la licenciatura en Ciencias y Artes Militares, siendo por orden de mérito el número 14 (de un total de 127) de la Promoción "General en Jefe José Ignacio Pulido" del año 1974. Completó sus estudios en la Universidad de Los Andes en Mérida (Venezuela), para obtener una maestría en Ciencias Políticas y en la Universidad Javeriana de Bogotá (Colombia) en Historia Social y Política.

Integrante del Movimiento Bolivariano Revolucionario-200 (MBR 200) apoyó al entonces teniente coronel Hugo Chávez en el golpe de Estado de 4 de febrero de 1992 contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez dirigió el Batallón de Maracaibo, y logró reducir y detener al gobernador de esa entidad Oswaldo Álvarez Paz, sin embargo la rebelión fracasó, Arias Cárdenas fue encarcelado junto con sus compañeros de asonada. Salió en libertad en 1994, después de recibir el sobreseimiento por el presidente Rafael Caldera.

En 1994 fue designado por el entonces Presidente de la República, Rafael Caldera, como presidente del Programa de Alimentación Materno Infantil (PAMI).

En las polarizadas elecciones de diciembre de 1998 apoyó a Chávez para la presidencia de la república, y él se postuló en búsqueda de la reelección para la gobernación del estado Zulia con el apoyo de los partidos chavistas como el Movimiento V República, el anterior partido aliado La Causa R, e incluso el tradicional partido socialcristiano Copei, ambos ganaron de forma arrolladora, venciendo en el caso de Arias Cárdenas al postulante de Acción Democrática, Manuel Rosales.​

Sin embargo en el año 2000 Arias Cárdenas cambio de opinión y se convirtió en un crítico de Chávez pasándose a la oposición, decidido competir en contra del propio Chávez por la jefatura de Estado en las megaelecciones adelantadas de ese año, siendo apoyado por partidos opositores como La Causa R, Bandera Roja, MIN.

Adverso al gobierno chavista, al punto de denunciar a Hugo Chávez y su entorno como instigadores y principales responsables de las matanzas ocurridas en Caracas en abril de 2002. Aunque Arias Cárdenas fue un feroz crítico del gobierno en sus declaraciones, posteriormente se abrió al diálogo con el chavismo, así llegó a proponer ser vice presidente del gobierno, aunque fue rechazado por Chávez.

En 2005, volvió a cambiar de postura y nuevamente mostró su apoyo al gobierno y "reconoció" que "cometió errores". En 2006, después de su reconciliación con el chavismo fue elegido por el presidente Chávez al cargo de Embajador de Venezuela en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hasta 2008.

Fue electo gobernador del estado Zulia en tres ocasiones, diputado a la Asamblea Nacional por esa misma entidad desde 2010 hasta 2012.

También fue miembro de la Comisión Promotora encargada por el presidente Hugo Chávez para la conformación del Partido Socialista Unido de Venezuela. De 2017 a 2019 se desempeñó como presidente encargado de Corpozulia.