(Foto: CUARTOSCURO, LopezObrador.org.mx)
(Foto: CUARTOSCURO, LopezObrador.org.mx)

Un escrito publicado en el sitio de comunicación del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) criticó al gobierno de la Cuarta Transformación y al presidente Andrés Manuel López Obrador a quien llama "amado líder", "el supremo" e "iluminado".

"(….) Detentar el Poder es ese irresistible empujón que allá arriba todos anhelan y empieza con 3 simples palabras "aquí mando yo". Si espera usted que alguien de los medios de comunicación cuestione si el actual ejecutivo federal padece de sus facultades mentales (lo que sea de cada quien, no dijo "está loco"), espere sentado; porque nadie se va a atrever a hacerlo".

"Al día siguiente, en ese faro de luz cuasi divina que son las conferencias matutinas del probable demente, una persona de la prensa se atrevió a preguntarle qué pensaba de eso. El interpelado guardó silencio, hizo gestos faciales que mostraban su enojo, y dio por terminada la rueda de prensa sin haber acabado de explicar el por qué obedecer los mandatos de Donald Trump le había traído grandes beneficios al país. Nunca aclaró a qué país se refería".

(Foto: Carlos Ogaz/ Cuartoscuro)
(Foto: Carlos Ogaz/ Cuartoscuro)

La publicación señaló que "el jefe máximo" (López Obrador), en alguna ocasión dijo que quienes se presentan como de izquierda radical no eran sino unos radicales de derecha "que se escondían tras un pasamontañas y sólo mantenían su movimiento en 4 municipios del suroriental estado mexicano de Chiapas y eso gracias al apoyo económico que recibían de los Illuminati; y que "el Marcos" (así dijo) en realidad estaba en Francia. En París, para ser más precisos, según los datos que él tenía".

En el largo escrito, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional también criticó a la la agencia informativa del Estado, NOTIMEX, a cargo de Sanjuana Martínez. Evidenció sus correcciones y añadidos en favor de la Cuarta Transformación.

" (…) El supremo, esa misma tarde, estalló y tuiteó que le estaban colmando la paciencia (al Supremo, se entiende), y que tenía lo necesario para poner orden en "Chapas" (así escribió) y acabar de una vez con "las fantochadas del cara de estambre" (así dijo). En NOTIMEX corrigieron "en Chiapas", y en las redes sociales, alguien tuiteó con timidez: "¿Pues no que estaba en Francia-Grecia-Australia?" (el sub comandante Galeano).

Y continuó "En la mañanera, el iluminado se fue con todo: dijo que él, el verdadero, tenía la sagrada misión de preservar el paso incontenible de la 4T y que "todas las opciones para lograrlo las tengo en mi mesa de tocador". En NOTIMEX corrigieron y en la transcripción pusieron "en mi escritorio de trabajo".

'Ahí es donde dicen que intervino el Subcomandante Insurgente Moisés, quien escribió un breve comunicado que sólo decía: "Ustedes sólo son un ladrillo más en el muro. Nosotros uno de muchos mazos"'.

"El supremo jefe, máximo líder (…) declaró que a él no le temblaba el pulso para poner orden en su república (NOTIMEX corrigió "en nuestra república"). El Subcomandante Insurgente Moisés respondió con "Ustedes son sólo un escupitajo en el mar de la historia. Nosotros somos el mar de nuestros sueños. Ustedes son sólo polvo en el viento. Ik O´tik (nosotros somos viento)".

La primera parte del comunicado concluye así "Todos coinciden en que eso fue lo que detonó todo. El supremo podía ser más o menos tolerante, pero que se cuestionara su papel en la Historia (con mayúsculas) del mundo mundial, era ir demasiado lejos…".

En una segunda parte del comunicado, se criticó la creación de una ley que sostiene que nadie debe ganar más que el Ejecutivo federal ni superar el "coeficiente intelectual", o de lo contrario, serán "confinado en una cárcel o desterrado del país".

Además criticó la labor de la Guardia Nacional, la cual dijo, fue enviada a las comunidades zapatistas, pero "en su avance, la Guardia Nacional sólo encontraba humo. Los pueblos zapatistas se replegaban a las montañas después de prenderle fuego a sus champas y a sus cosechas".

En su escrito, el EZLN también criticóa Rosario Robles (vinculada a proceso y recluida en el penal femenil de Santa Martha Acatitla) así como a Carlos Salinas de Gortari, Ricardo Salinas Pliego y hasta de Laura Bozzo y del periodista Nino Canún.

López Obrador, el EZLN y el subcomandante Marcos: una historia de desencuentros

López Obrador, junto al entonces subcomandante Marcos en 1994, año del levantamiento del EZLN (Foto: instagram @lopezobrador)
López Obrador, junto al entonces subcomandante Marcos en 1994, año del levantamiento del EZLN (Foto: instagram @lopezobrador)

La ruptura de la relación entre ambos líderes que encabezan la izquierda mexicana se remonta a 2005, cuando López Obrador se perfilaba por primera vez, como candidato del PRD a la presidencia de la República.

En esa ocasión, "Marcos" publicó un texto titulado "La (imposible) geometría del Poder en México" en donde le dedicó unas líneas a López Obrador. Le recordó que su proyecto no era de izquierda sino de centro y que "el centro no es más que una derecha moderada". Incluso, aseguró que "la imagen de Carlos Salinas construida por AMLO es, en realidad un espejo".

Desde ese momento, comenzaron los encontronazos entre ambos.

En el 2006, ya en plena campaña electoral, el EZLN arrancó "La Otra Campaña" con la que recorrió varios estados del país con la finalidad de escuchar a la gente y realizar alianzas con movimientos de izquierda no electorales. Mientras algunos criticaban el llamado de Marcos a no votar, hubo quien apoyó al zapatista.

Al final, todos conocemos el resultado de esa elección: Felipe Calderón ganó la Presidencia de la República por tan solo 0.56% más de votos que López Obrador. Días después, el subcomandante Marcos reconoció que Andrés Manuel había perdido la elección debido a que se realizó un fraude electoral, tal como decía el tabasqueño.

Sin embargo, el líder zapatista calificó como una "estupidez" las aseveraciones de que el EZLN y La Otra Campaña tuvieron que ver con la derrota del exjefe de gobierno capitalino.

El sub comandante Marcos encabezó la lucha armada en 1994 (Foto: Cuartoscuro)
El sub comandante Marcos encabezó la lucha armada en 1994 (Foto: Cuartoscuro)

En noviembre de 2011, previo al arranque de las nuevas campañas para buscar la Presidencia del país, López Obrador lanzó un mensaje al Ejército Zapatista en el cual, los invitaba a "rectificar" su posicionamiento, no sin antes recordar que en 2006 lo llamaron "fascista" y que eso influyó en los resultados de la elección de ese año.

"Les pido que lo reflexionen libremente, que no se vuelva a cometer el error de 2006, de descalificar. Porque sin que se lo propusieran, el que nos descalificaran y decir que éramos lo mismo, ayudó a la derecha", declaró López Obrador.

Sin mencionarlo por su nombre, el subcomandante Marcos aseguró que el tabasqueño no acababa de "madurar y reconocer sus errores y tropiezos" y que predicaba sus ambiciones en el amor, pero "a la derecha". Incluso aseguró que el discurso de Andrés Manuel era más cercano al de Gaby Vargas y Cuauhtémoc Sánchez que al de Alfonso Reyes.

En 2016 el EZLN ya contemplaba la idea de lanzar una candidatura indígena a la Presidencia, lo cual no fue muy bien recibido por el tabasqueño y criticó que en las dos elecciones pasadas el zapatismo hizo un llamado a no votar, aunque después matizó reconociendo que estaban en su derecho de contender.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Ya en el 2018, durante la campaña en la que Andrés Manuel López Obrador buscó la presidencia del país por tercera ocasión, pero abanderado por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), vino un nuevo enfrentamiento verbal entre ambos.

Luego de que María de Jesús Patricio "Marichuy", la aspirante independiente indígena no alcanzara las firmas necesarias para lograr su candidatura, el Consejo Nacional Indígena (CNI), organización ligada al EZLN, decidió que no apoyarían al tabasqueño en la elección de 1 de julio.

Tras darse a conocer el triunfo de Andrés Manuel López Obrador como presidente, el EZLN publicó un desplegado firmado por los subcomandantes Galeano y Moisés en el que aseguraban que el nuevo gobierno decepcionaría.

Sin mencionarlo por su nombre, aseguraron que, aunque se cambió al capataz (presidente), "el finquero sigue siendo el mismo".