(Foto: Carlos Ogaz/ Cuartoscuro)
(Foto: Carlos Ogaz/ Cuartoscuro)

Hablar de la relación entre Andrés Manuel López Obrador, el subcomandante Marcos (hoy Galeano) y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), es hablar de una historia de desencuentros.

El más reciente ocurrió a finales de la semana pasada.

Y es que este 2019, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional celebra el 25 aniversario del inicio de su insurrección en el estado de Chiapas y lo hizo con un nuevo llamado a resistir al gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Encabezados por el subcomandante Galeano y por el comandante Moisés, el EZLN festejó con sus juntas de buen gobierno, en La Realidad, Chiapas, el alzamiento del 1 de enero de 1994.

"La pobreza, la falta de oportunidades, racismo, exclusión, discriminación; parte de la causa que originaron el levantamiento, siguen siendo las mismas por las que distintos pueblos indígenas de Chiapas declararon la guerra al Gobierno mexicano el 1 de enero de 1994", señalaron.

Ahí, muy cerca de la frontera con Guatemala, los zapatistas reiteraron su rechazo a los proyectos de López Obrador, como la construcción del Tren Maya, obra insignia de la actual administración.

"Ese que está en el poder (López Obrador) va a destruir al pueblo de México, principalmente a los pueblos originarios… vienen por nosotros y en especialmente a nosotros, al EZLN (sic)" aseguró el comandante Moisés.

Y aseveró que el EZLN no le tiene miedo al gobierno mexicano "vamos a pelear… no vamos a permitir su proyecto de destrucción, no le tenemos miedo a su Guardia Nacional, que le cambio de nombre al Ejército y son los mismos", declaró el comandante indígena.

"Vamos a defender lo que hemos construido. Estamos demostrándole al pueblo de México y al mundo que somos nosotros los que estamos construyendo; mujeres y hombres no vamos a permitir a que venga a destruirnos" reafirmo el comandante Moisés.

En repuesta, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a Galeano y al EZLN a "no dividir al país" y a trabajar juntos para sacar adelante a México. Luego, publicó una fotografía tomada en 1994, año del alzamiento en armas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), junto al subcomandante Marcos, hoy Galeano.

La fotografía, divulgada en sus redes sociales, la acompañó con el siguiente texto: "Ayer me regalaron esta foto que fue tomada en 1994 en Guadalupe Tepeyac, Las Margaritas, Chiapas. En esa ocasión el tema fue conseguir la paz. Yo solo recuerdo que 'una imagen vale más que mil palabras'".

López Obrador, junto al entonces subcomandante Marcos en 1994, año del levantamiento del EZLN (Foto: instagram @lopezobrador)
López Obrador, junto al entonces subcomandante Marcos en 1994, año del levantamiento del EZLN (Foto: instagram @lopezobrador)

¿Qué fue lo que pasó entre AMLO y "Marcos"?

La ruptura de la relación entre ambos líderes que encabezan la izquierda mexicana se remonta a 2005, cuando López Obrador se perfilaba por primera vez, como candidato del PRD a la presidencia de la República.

En esa ocasión, "Marcos" publicó un texto titulado "La (imposible) geometría del Poder en México" en donde le dedicó unas líneas a López Obrador. Le recordó que su proyecto no era de izquierda sino de centro y que "el centro no es más que una derecha moderada". Incluso, aseguró que "la imagen de Carlos Salinas construida por AMLO es, en realidad un espejo".

Desde ese momento, comenzaron los encontronazos entre ambos.

En el 2006, ya en plena campaña electoral, el EZLN arrancó "La Otra Campaña" con la que recorrió varios estados del país con la finalidad de escuchar a la gente y realizar alianzas con movimientos de izquierda no electorales. Mientras algunos criticaban el llamado de Marcos a no votar, hubo quien apoyó al zapatista.

Al final, todos conocemos el resultado de esa elección: Felipe Calderón ganó la Presidencia de la República por tan solo 0.56% más de votos que López Obrador. Días después, el subcomandante Marcos reconoció que Andrés Manuel había perdido la elección debido a que se realizó un fraude electoral, tal como decía el tabasqueño.

Sin embargo, el líder zapatista calificó como una "estupidez" las aseveraciones de que el EZLN y La Otra Campaña tuvieron que ver con la derrota del exjefe de gobierno capitalino.

(Foto: CUARTOSCURO, LopezObrador.org.mx)
(Foto: CUARTOSCURO, LopezObrador.org.mx)

En noviembre de 2011, previo al arranque de las nuevas campañas para buscar la Presidencia del país, López Obrador lanzó un mensaje al Ejército Zapatista en el cual, los invitaba a "rectificar" su posicionamiento, no sin antes recordar que en 2006 lo llamaron "fascista" y que eso influyó en los resultados de la elección de ese año.

"Les pido que lo reflexionen libremente, que no se vuelva a cometer el error de 2006, de descalificar. Porque sin que se lo propusieran, el que nos descalificaran y decir que éramos lo mismo, ayudó a la derecha", declaró López Obrador.

Sin mencionarlo por su nombre, el subcomandante Marcos aseguró que el tabasqueño no acababa de "madurar y reconocer sus errores y tropiezos" y que predicaba sus ambiciones en el amor, pero "a la derecha". Incluso aseguró que el discurso de Andrés Manuel era más cercano al de Gaby Vargas y Cuauhtémoc Sánchez que al de Alfonso Reyes.

En 2016 el EZLN ya contemplaba la idea de lanzar una candidatura indígena a la Presidencia, lo cual no fue muy bien recibido por el tabasqueño y criticó que en las dos elecciones pasadas el zapatismo hizo un llamado a no votar, aunque después matizó reconociendo que estaban en su derecho de contender.

Mimbros del Éjercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)  (Foto: AFP)
Mimbros del Éjercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)  (Foto: AFP)

Ya en el 2018, durante la campaña en la que Andrés Manuel López Obrador buscó la presidencia del país por tercera ocasión, pero abanderado por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), vino un nuevo enfrentamiento verbal entre ambos.

Luego de que María de Jesús Patricio "Marichuy", la aspirante independiente indígena no alcanzara las firmas necesarias para lograr su candidatura, el Consejo Nacional Indígena (CNI), organización ligada al EZLN, decidió que no apoyarían al tabasqueño en la elección de 1 de julio.

Tras darse a conocer el triunfo de Andrés Manuel López Obrador como presidente, el EZLN publicó un desplegado firmado por los subcomandantes Galeano y Moisés en el que aseguraban que el nuevo gobierno decepcionaría.

Sin mencionarlo por su nombre, aseguraron que, aunque se cambió al capataz (presidente), "el finquero sigue siendo el mismo".