El Ángel de la Independencia ha resultado con daños en los sismos más fuertes en Ciudad de México (Foto: Cuartoscuro)
El Ángel de la Independencia ha resultado con daños en los sismos más fuertes en Ciudad de México (Foto: Cuartoscuro)

La Columna de la Independencia, ubicada en el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México, es uno de los monumentos históricos más importantes del país, pero tiene afectaciones por los sismos de septiembre de 2017.

No corre el riesgo de caerse, a menos de que ocurra algo extraordinario, pero expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) advirtieron que después de casi 2 años del intenso sismo del 19 de septiembre de 2017, los daños persisten en su interior, lo que hace imposible que los turistas puedan subir al mirador.

El mirador se encuentra unos metros abajo de la Victoria Alada (Foto: INBAL)
El mirador se encuentra unos metros abajo de la Victoria Alada (Foto: INBAL)

Roberto Meli, de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, dijo que no han podido acceder a la columna, pero con ayuda de drones han hecho "un levantamiento muy detallado, casi centímetro a centímetro, de toda la estructura".

Roberto Sánchez, también de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, y quien participó en los trabajos de mantenimiento en 2006, dijo a Noticieros Televisa que con el sismo de 2017, se fisuró una placa del anillo de acero con el que se había reforzado la columna.

“El Ángel”, como popularmente se le conoce, se cayó en 1957 por un sismo (Foto: INBAL)
“El Ángel”, como popularmente se le conoce, se cayó en 1957 por un sismo (Foto: INBAL)

Establecieron que "El Ángel", como se le conoce popularmente a la Victoria Alada, está estable y no corre el riesgo de caerse, como lo hizo en un sismo de 1957, a menos que suceda "algo extraordinario".

Pese a la importancia del monumento, y ser un ícono de la Ciudad de México, no hay fecha para comenzar con las reparaciones, que podrían tardar de entre 6 meses hasta 1 año.

Por su parte, Dolores Martínez, del Patrimonio Artístico del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) dijo a la cadena Televisa que van a "atender la prioridad de la tensión por sismo" de la mano del Gobierno de la Ciudad, a través de la Secretaría de Cultura.

Daños y antecedentes

Cualquier ciudadano podía subir al mirador, pero desde 2017 es imposible (Foto: Cuartoscuro)
Cualquier ciudadano podía subir al mirador, pero desde 2017 es imposible (Foto: Cuartoscuro)

La columna fue inaugurada por el presidente Porfirio Díaz en 1910 como parte de las celebraciones por el centenario de la Independencia de México de España.

Debido a la inestabilidad del suelo de la capital mexicana, se utilizaron cimientos de 25 metros de profundidad acompañados por 5.000 pilotes de concreto. En la inauguración, estaba prácticamente a nivel del suelo, con una escalinata de 1.5 metros.

Pero en la actualidad, "El Ángel" es por lo menos 3 metros "más alto" que hace 109 años. De 9 escalones, ahora hay 17 para llegar a la base de mármol, debido a que la Ciudad de México se ha hundido unos 10 metros en un siglo, ya que está construida en lo que era un lago.

En 2017, varios sismos sacudieron a la Ciudad de México. Después del ocurrido el 7 de septiembre de 2017, se realizaron visitas técnicas sin detectarse afectaciones.

Luego ocurrieron sismos de intensidad mayor el 19 y el 23 de septiembre, por lo que personal del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) y la Delegación Cuauhtémoc realizaron un recorrido.

De acuerdo con un comunicado del INBA, se detectó un "fenómeno de golpeo interior del cilindro en la sexta hilada de sillares, similar al que se detectó en 2005-2006 en los sillares de cantera a la altura de la tercera hilada. En ese entonces se optó por inyectar las piezas afectadas para su consolidación".

En 2006 se realizaron trabajos de reparación (Foto: Captura pantalla Televisa)
En 2006 se realizaron trabajos de reparación (Foto: Captura pantalla Televisa)

Además de ese fenómeno, no se detectaron daños en el mármol, en las obras escultóricas de bronce y mármol, ni en la Victoria Alada.

Entre 1906 y 1957, los sillares de cantera que conforman el fuste cargaban su peso y tenían una función estructural. Pero después del sismo de 1957, donde cayó la Victoria Alada, el ingeniero Samuel Ruiz le colocó un cilindro de acero y al centro una escalera al mirador, lo que benefició el comportamiento estructural de la columna.

En el sismo de 1957 el Ángel de la Independencia se cayó de la columna (Foto: Captura pantalla Televisa)
En el sismo de 1957 el Ángel de la Independencia se cayó de la columna (Foto: Captura pantalla Televisa)

La Columna de la Independencia fue declarada monumento artístico el 4 de mayo de 1987, y forma parte de la infraestructura de la Ciudad de México; el Gobierno de la Ciudad es responsable de su custodia y conservación.

El INBA tiene el compromiso de garantizar su salvaguarda como instancia federal normativa, por dictado de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos.

El INBA ha participado en sus restauraciones en 1982, en los años 90, y entre 2005 y 2006, conjuntamente con la Seduvi y la Secretaría de Turismo de la Ciudad de México.