La mujer fue detenida menos de una semana después del delito (Video: YouTube)

El pasado 28 de julio, el pueblo de Santiaguito Coaxustenco en Tenango del Valle, en el Estado de México, se estremeció con la noticia de la muerte de Teresita, una pequeña de tan solo 10 años que fue asesinada por su propia abuela.

Fue hasta hoy que la Fiscalía General de Justicia el Estado de México (FGJEM) informó que dio con el paradero de Elvira "N", quien fue detenida por el feminicidio de su nieta Teresita luego de que el pasado lunes 29 de julio fuese hallado el cuerpo sin vida de la menor de edad.

A través de un comunicado, las autoridades detallaron que la mujer de 43 años, investigada por el asesinato, fue ingresada al Centro Penitenciario de Almoloya de Juárez, en cumplimiento de una orden de aprehensión por el delito de feminicidio.

Las imágenes de la detención fueron publicadas por la Fiscalía local (Foto: Especial)
Las imágenes de la detención fueron publicadas por la Fiscalía local (Foto: Especial)

La FGJEM inició una investigación y con los datos recabados; el Ministerio Público solicitó a un juez librar una orden de aprehensión en contra de Elvira "N", identificada como la probable feminicida, la cual fue otorgada y cumplimentada por Policías de Investigación.

La mujer fue señalada por los vecinos como la autora del crimen, cuyo nombre es Laura Elvira Guevara, quien presuntamente después de haber asesinado a la niña y dejarla envuelta en una cobija en un sillón del domicilio, huyó con rumbo desconocido.

Laura Elvira tuvo muy joven a su hija, la madre de Teresita, quien a su vez también fue mamá adolescente. Esto derivó a que a los dos años quedara bajo resguardo de la abuela, mientras que su madre biológica se fue a vivir a otro domicilio.

Así fue el funeral de la menor en su localidad (Foto: Especial)
Así fue el funeral de la menor en su localidad (Foto: Especial)

La pequeña iba al kínder pero cuando entró a la primaria sólo acudía ocasionalmente. Compañeros de la escuela y vecinos aseguran haber visto las lesiones que tenía Teresa en la cara, brazos, abdomen y espalda, y cómo solía al ir a la tienda para comprar los cigarros de su abuela tapada con chamarras en pleno día para que no se notaran sus moretones.

Había días que no salía, presumen que era porque estaba golpeada. Fue de manera intermitente a la escuela, pero luego su abuela ya no la mandó.

"La niña volvió a venir igual tapadita, -ya te pegó de vuelta ¿verdad?-, le dije –no doña Chayo, me rasguñó el gato-. -No mija, la carita la tienes muy marcada-, de su cuerpecito todo su cuerpo marcado, ahí ni cómo decir, no es verdad", aseguró Rosario Medina, una vecina que se dio cuenta de los constantes maltratos de la pequeña.

El poblado se encuentra enclavado en el Estado de México (Google Maps)

"La quisimos rescatar, pero fue tarde. No pudimos salvarla. Pero, qué podíamos hacer ¿robárnosla?", dijo Rosario quien lloraba de dolor ante la impotencia de no haber podido ayudar más a Teresita.

"Hicimos varias denuncias al DIF para que la recogieran pero solo venían y no se la llevaban", volvió a reprochar el grupo de mujeres, según constató en el funeral el portal DigitalMex.

De acuerdo con familiares fue la misma abuela quien mandó un mensaje por celular a la mamá para decirle: "Discúlpame acabo de matar a tu hija" y después habría huido con su otra hija, de nueve años.

La mamá de la víctima y su pareja llamaron a las autoridades y al llegar encontraron a la niña envuelta en una cobija, de ahí se llevaron el cuerpo al Servicio Médico Forense (Semefo) donde los vecinos reclamaron el cuerpo para llevar a cabo los servicios funerarios.

Por el caso la CODHEM inició la Investigación de Oficio con expediente número CODHEM/TENV/258/2019.