La violencia en Guerrero incrementó tras la disputa territorial entre células criminales. Aquí, un asesinato en Acapulco, Guerrero  (Foto: Cuartoscuro)
La violencia en Guerrero incrementó tras la disputa territorial entre células criminales. Aquí, un asesinato en Acapulco, Guerrero  (Foto: Cuartoscuro)

El mapa del narcotráfico en México nunca es estable. Se encuentra en constante recomposición: unas veces silencia, otras estruendosa. La célula delictiva de Los Rojos forma parte de las últimas oleadas del cambio.

Esta organización criminal, que opera con especial fuerza en Guerrero, Morelos y Puebla, es señalada por estar detrás de la violencia al oeste del país.

Ésto ha puesto a Los Rojos, que algunos consideran como un "mini cártel", en el centro de la atención mexicana.

Para entender la historia de Los Rojos, es necesario conocer la de los Beltrán Leyva, otrora un poderoso cártel, pero hoy bastante golpeado y disminuido.

Ésta última organización, fundada por los hermanos Arturo, Carlos, Alfredo y Héctor, quienes trabajaron con el Cártel de Sinaloa por varios años, vivió en 2008 una violenta separación.

Santiago Mazari, alias “El Carrete” era buscado por las principales agencias de seguridad de México (Foto: Especial)
Santiago Mazari, alias “El Carrete” era buscado por las principales agencias de seguridad de México (Foto: Especial)

A partir de esa fecha, los Beltrán Leyva fueron considerados como una célula criminal aparte. Pero las detenciones y asesinatos de sus líderes, la  desmoronaron. Ahí surgen grupos como Los Rojos. Según InSight Crime, los miembros de la célula delictiva eran los operadores de Arturo Beltrán Leyva en las entidades de México, Morelos y Guerrero.

Informes indican que la banda criminal inició de la mano del ex gatillero de los Beltrán Leyva, Crisoforo Rogelio Maldonado, quien fue abatido en  2012 en un hospital de la Ciudad de México.

Aunque Los Rojos se han asentado como una emblemática banda criminal, aún no cuentan con el nombre ni con las conexiones en Sudamérica, por lo que se basan más en la extorsión y en el secuestro que el tráfico de drogas, convirtiéndose así en una amenaza más directa para la población civil.

Desde su surgimiento, el cártel ha afrontado una larga lista de golpes en su contra. Ayer, 1 de agosto de 2019, afrontó la detención de Santiago Mazari, alias "El Carrete", quien es relacionado con el caso de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero.

Anteriormente, en septiembre de 2013, la lideresa del cártel, Leonor Nava Romero, fue capturada en la capital de Guerrero, Chilpancingo. En 2014, las autoridades federales anunciaron una operación contra Los Rojos que generó una serie de pesquisas: María del Carmen Nava, esposa del fundador, Rogelio Maldonado, fue detenida en Querétaro, y la prominente asesina, Lizbeth Cantorán fue detenida días después en Chilpancingo.

El 1 de agosto de 2019 fue detenido el líder de Los Rojos, Santiago “N”, alias “El Carrete”; por los delitos de delincuencia organizada, delitos contra la salud y secuestro (Foto: Gobierno de la República)
El 1 de agosto de 2019 fue detenido el líder de Los Rojos, Santiago “N”, alias “El Carrete”; por los delitos de delincuencia organizada, delitos contra la salud y secuestro (Foto: Gobierno de la República)

El surgimiento de Los Rojos, con métodos más agresivos y una mayor tendencia a enfrentarse con sus rivales, ha ayudado a convertir a Guerrero en una de las entidades más violentas del país. De acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a junio de 2019 se cometieron 1,018 homicidios, de los cuales 791 fueron tipificados como homicidios dolosos.

Actualmente, Los Rojos se disputa el territorio con su enemigo, Guerreros Unidos, quien también surgió como producto de una escisión de Los Beltrán Leyva.

"El Carrete": el sanguínareo narco que le declaró la guerra a "El Mencho" 

Mazari Hernández, de 43 años recién cumplidos, nació en la comunidad de San Gabriel las Palmas, del municipio Amacuzac, en Morelos. Desde muy temprana edad tuvo nexos con el cártel de Los Beltrán Leyva, hasta que logró ser jefe de la plaza de su estado natal.

Mazari Hernández participó desde muy joven en el Cártel de los Beltrán Leyva Foto: Especial)
Mazari Hernández participó desde muy joven en el Cártel de los Beltrán Leyva Foto: Especial)

En 2008, “El Carrete” fue detenido y acusado por delitos contra la salud por la Sedena. Sin embargo, a principios de 2009 quedó en libertad, a pesar de que fue encontrado penalmente responsable y se le imputaron cinco años de prisión y 100 días de multa.

El presunto delincuente también es conocido con otros sobrenombres, como “El señor de los caballos”, “El señor de las cachuchas” y “El ocho de Sonoyta”.

Tras la muerte en 2009 de Arturo Beltrán Leyva, “El Barbas”, entonces líder del cártel que llevaba su nombre, Mazari Hernández organizó su grupo criminal, al que denominó “Los Rojos”.