(Foto: CUARTOSCURO/ ARCHIVO)
(Foto: CUARTOSCURO/ ARCHIVO)

Aproximadamente 150 migrantes que viajaban hacinados en un tráiler fueron asegurados este sábado en la autopista La Tinaja-Cosoleacaque, en el tramo de Isla-Acayucan, en Veracruz.

En la unidad, en la que supuestamente se transportaban verduras, había en su interior hombres, mujeres y menores de edad, los cuales presentaban síntomas de deshidratación y agotamiento.

Los indocumentados fueron trasladados, junto con el tráiler, a la estación migratoria de Acayucan, mientras que el chofer fue puesto a disposición de la autoridad federal competente.

Fue a la altura del municipio de Isla donde se rescató al grupo de indocumentados durante un operativo realizado por elementos de la Policía Federal.

Foto: CUARTOSCURO/ ARCHIVO)
Foto: CUARTOSCURO/ ARCHIVO)

Este aseguramiento se suma al realizado la noche del jueves en Las Choapas donde fueron detenidos 3 polleros y aseguraron a 11 migrantes.

Los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública estatal rescataron a los migrantes y los tres presuntos polleros que iban en dos camionetas en la colonia Anáhuac.

Los detenidos fueron Iván Ismael "N", de 30 años de edad, originario de Monterrey, Nuevo León; Alfonso Alberto "N", de 28 años de edad, de Villa Playas del Rosario, Tabasco y Jorge "N" de 24 años, también de Tabasco.

Los vehículos Chevrolet Aveo con placas NBF-32-39 y Nissan Versa con placas WUC-42-54 en que viajaban los ilegales fueron asegurados.

Foto: CUARTOSCURO/ ARCHIVO)
Foto: CUARTOSCURO/ ARCHIVO)

A penas el 14 de julio pasado la Policía Rural de Nuevo León rescató, en el mismo día, a 105 migrantes que presentaban deshidratación y riesgo de sufrir un golpe de calor por haber permanecido encerrados y hacinados en vehículos bajo el sol.

La liberación de las personas, provenientes del sur del continente, ocurrió en dos episodios el 13 de julio en el municipio Guadalupe.

Primero, según informó la Secretaría de Seguridad del estado, los elementos de la policía se percataron de que en una camioneta Van color blanco que viajaba con destino a Tamaulipas, zona en la que las personas intentan cruzar de manera ilegal a Estado Unidos, iban a bordo decenas de personas aglomeradas.

Foto: CUARTOSCURO/ ARCHIVO)
Foto: CUARTOSCURO/ ARCHIVO)

Los agentes rastrearon el vehículo y lo encontraron detenido en el cruce de las calles Bonifacio Salinas y Matamoros. Los elementos de la policía se acercaron a la camioneta y encontraron que todas las portezuelas estaban cerradas sin posibilidad de que los pasajeros pudieran salir. Ellos, informó la dependencia de seguridad, le pidieron ayuda a las autoridades pues estaban sufriendo malestares debido al calor. El chófer del automóvil había abandonado el lugar.

En total habían 36 migrantes de los que siete eran hombres, 12 mujeres, 17 adolescentes y niños. Su procedencia era de Honduras, Guatemala y El Salvador. Ellos le comunicaron a los oficiales que minutos antes de que llegara la policía, el sujeto que los transportaba y les había prometido llevarlos a Estados Unidos, los había abandonado y dejado encerrados.

Momentos más tarde, en el mismo municipio, otros agentes de la Policía Rural se percataron de que había varios automóviles en la calle Darío García, que estaban detenidos con las puertas abiertas y dentro de ellos más de 60 personas.

REUTERS/Adrees Latif
REUTERS/Adrees Latif

También le informaron a los agentes que sus choferes los habían abandonado en el sitio con la promesa se volver, pero llevaban varias horas sin saber de ellos. Los sujetos les habían prometido cruzarlos en la frontera, pero de pronto habían desaparecido. Los migrantes tenían síntomas de insolación y deshidratación por las altas temperaturas a las que estaban sometidos dentro de los vehículos.

En este segundo registro la Policía Rural encontró a 33 menores de edad y 36 adultos procedentes de los mismos países de las personas que encontraron en la primer camioneta.

Después de que las autoridades confirmaron que los pasajeros no tenían documentos para residir legalmente en México, fueron puestos a disposición de las instituciones migratorias, quienes determinarían cómo procederían con su situación.