Debido al sobrecalentamiento de las aguas del mar Caribe el sargazo ha llegado en grandes cantidades a la orilla de las playas del estado de Quintana Roo, sin embargo los expertos aconsejan no tener contacto con la piel con la macroalga FOTO: ISABEL MATEOS /CUARTOSCURO.COM
Debido al sobrecalentamiento de las aguas del mar Caribe el sargazo ha llegado en grandes cantidades a la orilla de las playas del estado de Quintana Roo, sin embargo los expertos aconsejan no tener contacto con la piel con la macroalga FOTO: ISABEL MATEOS /CUARTOSCURO.COM

Ante el incremento de sargazo que continuamente llega a las costas del estado mexicano de Quintana Roo, en la costa del Caribe, expertos médicos y biólogos aconsejan no tener contacto directo, ya que puede ocasionar diversos problemas en la piel como dermatitis en algunas personas o ronchas por piquetes de pulgas y organismos que habitan en estas macroalgas.

Brigitta Ine van Tussenbroek Ribbink, investigadora de la Unidad Académica de la Unidad de Sistemas Arrecifales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en el municipio de Puerto Morelos señaló que las algas liberan ácido sulfúrico que provoca alergias en la piel de algunas personas.

Sin embargo, también existen microorganismos que viven en ellas que son dañinos para la piel, y "se acumula en la playa con algunos animales muertos, el sargazo libera ácido sulfhídrico H2S que genera un mal olor y riesgo para la salud humana".

La Dra. Brigitta, dijo que existes casos de sarpullido, "esos niños fueron sumamente sensibles a las toxinas de los hidrozoarios que viven en el sargazo".

Los niños tienen mayor riesgo de sufrir dermatitis y otras lesiones en la piel.  Puerto Morelos (Foto: Cuartoscuro)
Los niños tienen mayor riesgo de sufrir dermatitis y otras lesiones en la piel.  Puerto Morelos (Foto: Cuartoscuro)

"El sargazo no pica, es un alga que no tiene algo urticante es un hecho biológico. Pero esta alga tiene animales minúsculos que se llaman hidrozoarios que sí pican.Son como pequeñas anémonas que lanzan veneno para capturar animales muy pequeños. Algunas personas pueden ser muy sensibles a su piquetes, aunque a la mayor parte de la población no le hacen nada o dan una pequeña picazón", detalló para el medio local Quinta Fuerza.

"En el caso de esos niños se ve muy llamativo y alarmante, pero considero que desde el aspecto de salud del sargazo más alarmante puede ser la liberación de los gases de ácido sulfhídrico, metano y CO2 que se libera cuando se está descomponiendo. El alga misma no libera los gases, es un producto de acumulación enorme de materia orgánica y sus descomposición", expuso.

"Aún no hay estudios completos pero la exposición crónica a estos gases sí puede ocasionar daños a la salud y creo que es más alarmante", destacó la Dra. Brigitta van Tussenbroek.

De acuerdo con el Informe de gestión de Sargassum, Mareas doradas: Mejores prácticas de gestión para los flujos de Sargassum en el Caribe con un enfoque en la limpieza, de los científicos: Catrina Hinds, Hazel Oxenford, Janice Cumberbatch, Frédérique Fardin, y Adrian Cashman, el sargazo tiene más consecuencias.

"Aunque el sargazo es generalmente inofensivo (el alga en sí es no tóxica), las algas recolectan epifitas (plantas pequeñas y animales que se adhieren y crecen en las hojas de algas) ya que flota en el océano y muchos de estos pueden picar al contacto con las algas flotantes", señala el trabajo conjunto entre el Centro de Gestión de Recursos y Gestión Ambiental (CERMES), la Universidad de las Indias Occidentales, Campus de Cave Hill, Barbados; el Centro de Actividad Regional para Áreas Especialmente Protegidas y Vida Silvestre (SPAW-RAC) y el Parc National de la Guadeloupe.

Con su descomposición se produce la anoxia (condiciones privadas de oxígeno en el agua) y la acumulación de gas de sulfuro de hidrógeno venenoso, que huele mal y es perjudicial para la mayoría animales marinos.

"El gas también puede causar problemas de salud humana como pueden ser náuseas, dolores de cabeza, erupciones en la piel e incluso dificultades para respirar", señala el referido informe.

Por su parte, la Dra. Selene Gutiérrez Mendoza, adscrita a la Clínica de Dermátoncología de Universidad Nacional Autónoma de México, explicó que esta reacción cutánea se conoce como "dermatitis del bañista". "Se trata de una dermatitis por contacto, y es un tipo de alergia. Se requiere cierta sensibilidad a la medusa o algunas pulgas que se contienen dentro de la medusa. Por eso no a todas las personas les da".

"La medusa, Linuche unguiculata, tiene la característica de generar alergia como lo es el enrojecimiento, granitos o ronchas; inflamación dentro de una de las capas de la piel, y la alergia se localiza en la piel y algunas personas sensibles pueden tener fiebre, malestar general y comezón intensa", explicó la Dermatóloga.

La experta recomendó a los bañistas que sigan las alertas lanzadas por autoridades locales, además de usar traje de baño ajustado para evitar que se introduzcan algas dentro del traje de baño, cambiarlo inmediatamente después de salir de la playa, enjuagarse con agua tibia y no tallarse la piel.

Informó que con la llegada del sargazo no tuvo casos confirmados por urticaria a raíz de contacto con sargazo, pero sí hay casos de pacientes que regresan de la playa y que tuvieron esta alergia.

"Si el paciente notó que presenta alergia, debe evitar el sol, enjuagarse inmediatamente, utilizar cremas emolientes, hidratar frecuentemente la piel y si persiste la comezón o malestar, acudir al dermatólogo, que lo tratará con antiestamínicos y analgésicos", dijo la Dra. Gutiérrez Mendoza.