Los crímenes en carreteras han ido en aumento (Foto: Cuartoscuro)
Los crímenes en carreteras han ido en aumento (Foto: Cuartoscuro)

En el primer cuatrimestre de 2019, el robo a autotransporte aumentó 6.0% en comparación al mismo período del año pasado, al pasar de 3,899 denuncias a 4,134.

Datos proporcionados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), demostró que de ese total, 3,199 hechos delictivos se llevaron a cabo con uso de violencia.

Con esta alza en la inseguridad en carreteras, transportarse por las carreteras de la República se ha vuelto una actividad de riesgo, sobre todo para los transportistas que conducen camiones de carga.

Las largas distancias que deben recorrer los somete a los peligros no solo de asaltantes, sino de miembros del crimen organizado y bandas especializadas en el robo al autotransporte.

Las cifras han señalado las carreteras en las que los transportistas corren mayor riesgo. En la lista figuran caminos que conectan Ciudad de México con Querétaro, Hidalgo, Nayarit, Nuevo Léon, Tamaulipas, Guerrero y Guanajuato.

De acuerdo con datos proporcionados por el Financiero, los caminos más inseguros en la carretera que va del centro del país a Querétaro son los siguientes:

1.- Av. Gustavo Baz Prada-El Mirador-Puente de Vigas.

2.- Boulevard Manuel Ávila Camacho en el entronque con la carretera Lechería-Chamapa.

3.- Entronque Circuito Exterior Mexiquense, San Isidro, Cuautitlán Izcalli.

 

En Hidalgo, el tramo más peligroso es el Coyotepec-Tepeji del Río, en el kilómetro 60 a Polotitlán de la Ilustración a Tepeji de Ocampo, en el kilómetro 85.

En Querétaro, la carretera donde se corren más riesgos es la que continua de Tepeji de Ocampo a Polotitlán de la Ilustración, del km 89 al 100. Le sigue Tramo Palmillas-Sauz Alto, del kilómetro 155 al 178.

En Sinaloa, el tramo más peligroso es el que recorre del km 179 al 192 y del 195 al 223, de El Rosario a Escuinapa.

En Nayarit, se registra la mayor cantidad de delitos en la carretera de Lo de Lamedo a Tecualilla, del km 23 al 500. Mientras que en Jalisco es la carretera de Guadalajara a Tepic.

 

En Nuevo León, el libramiento Oriente Cadereyta hasta el kilométro 36 se considera peligroso. Al igual que los 20 kilómetros antes de la caseta de cobro Guadalupe, Las Palmas.

En Tamaulipas, el tramo de Libramiento Monterrey-Reynosa, Av. Miguel Hidalgo y Costilla hasta Calle Israel, Reynosa, se considera peligroso.

También el libramiento Matamoros-Monterrey, Boulevar Anzalduas, en Reynosa, que conecta al Puente Internacional Anzalduas con Mc Allen e Hidalgo, Texas.

Del tramo que recorre Ciudad de México, Cuernavaca, Guerrero, la zona considerada como peligrosa es la que comprende las colonias Margaritas, Chamilpa, Zona Militar, Tlatepexco, Ampliación Maravillas, San Cristóbal, Bellavista, Tecomulco, Loma Bonita, Los Cerritos, Tulipanes y Villas del Lago desde km 79 hasta el km 89. Querétaro-Celaya del km 19 al 26.

En  Guanajuato, es la carretera que recorre Salamanca a Celaya e Irapuato, del km 42 al km 68, y del 76 al 97, respectivamente.

 

De la Ciudad de México a Puebla y Veracruz, se conoce la peligrosidad de San Miguel Teotongo a San Marcos Huixtoco, en el Estado de México. Y de Puebla, es del tramo San Martín Texmelucan a Esperanza, del km 84 al km 221.

En Veracruz, es la carretera San José Cuyachapa-Fortín de las Flores, y Orizaba-Puebla km 226 al 286.