Un grupo de militares fue retenido, sometido y desarmado por pobladores de La Huacana, en el estado de Michoacán, luego de que Ejército Mexicano realizará un decomiso de armas en la zona.

A través de redes sociales circula un video en donde se ve  cómo los elementos castrenses son rodeados por pobladores, para posteriormente quitarles sus armas.

También fueron despojados de teléfonos celulares, radios de comunicación y armas largas y cortas.

Los hechos se registraron la tarde del domingo aproximadamente a las 15:00 horas. Los pobladores afirmaron que esas armas decomisadas son para enfrentar el constante acoso del crimen organizado.

Entre las armas que les quitaron a los habitantes de La Huacana, se presume se encontraba un fusil tipo Barret, que tiene la capacidad para derribar a un helicóptero.

La devolución de las armas era la condición para liberar a los soldados. En una de las grabaciones se escucha: "no les va a pasar nada", pero deben dejar sus armas.

Incluso se escucha como algunos de los pobladores les dicen a sus compañeros no golpear a los militares.

En una segunda grabación se ve a los elementos del Ejército sentados en el piso, luego, uno de los soldados inicia una llamada telefónica al parecer con un mando superior al que trata de explicarle la situación.

(Foto: Especial)
(Foto: Especial)

Segundos después un hombre toma el teléfono y dice que está esperando las armas, de lo contrario no dejará ir a los militares.

"Ey jefe, quiero todas las armas, quiero que me las mandes en un carro particular a La Huacana por favor, somos el pueblo, no somos gente armada, somos el pueblo y estamos esperando las armas, por favor", dice un hombre.

Luego, se escucha que su interlocutor le pregunta, " ¿A nombre de quién se las mando?", a lo que responde: "A nombre del pueblo, tu mándalas al nombre del pueblo, tu sabes cuáles son las armas, no te voy a decir cual y cuál y cuál, aquí están todos tus muchachos y no se van a ir hasta que me lleguen las armas".

(Foto: Captura de pantalla)
(Foto: Captura de pantalla)

El Ejército Mexicano implementó un operativo y se registró una balacera en la que dos personas resultaron heridas, entre ellas un niño de 11 años, quienes al parecer eran ajenos al enfrentamiento, reportaron medios locales.

Los soldados decomisaron armas de grueso calibre tras lo cual los pobladores realizaron bloqueos en las entradas y salidas de la Huacana, y en las poblaciones de Zicuirán y El Chauz; luego retuvieron a los soldados y los desarmaron. Todo fue grabado y difundido en redes.

Los sucesos ocurrieron en el ejido Zicuirán, uno de los bastiones de Miguel Ángel Gallegos Godoy "El Migueladas", un presunto narcotraficante que a lo largo de la historia se ha asociado con varios cárteles de la droga.