Uno de los rodillos del aparato logró jalar el cabello de la menor (Foto: Twitter @ElMister137)
Uno de los rodillos del aparato logró jalar el cabello de la menor (Foto: Twitter @ElMister137)

Una tarde de diversión terminó en tremendo susto en la ciudad de Mazatlán, Sinaloa, tras un accidente con una silla masajeadora en un centro comercial de la zona.

Aproximadamente a las 15:00 horas de ayer, en el fraccionamiento Alameda, una niña de 13 años se sentó en el aparato de masajes, cuando de pronto parte de su cabello se enredó en la maquina y comenzó a jalarlo fuertemente hasta el punto de arrancarlo.

La menor, identificada como Jimena, gritó pidiendo ayuda, por lo que sus familiares y personal del lugar se acercaron y lograron liberarla.

Poco después de una inspección del aparato, las autoridades concluyeron que éste tenía una abertura por donde entró el cabello de la menor, quedando atrapado en los rodillos con los que se mueve.

Los sillones relajanes fueron clausurados (Foto: Twitter @ElMister137)
Los sillones relajanes fueron clausurados (Foto: Twitter @ElMister137)

En redes sociales fueron difundidas imágenes de los hechos, donde se puede observar el hueco de cabello de la víctima. Hasta el momento se sabe que la plaza se hizo responsable del accidente, por lo que de ahora en adelante deberán regular este tipo de mobiliario.

Clausuran sillas relajantes 

La titular de la Oficialía Mayor, Verónica Bátiz Acosta, dio a conocer que tras el incidiente, donde una menor que casi pierde el cuero cabelludo por una silla masajeadora, los aparatos relajantes serán clausurados, pues no cuentan con el permiso para operar en ninguna plaza.

"Enviamos a suspender estos sillones en el área de plaza comercial, por lo cual se estarán retirando", señaló la funcionaria.

Bátiz Acosta aseguró que únicamente los sillones que se encuentran dentro de los cines cuentan con permiso. Mientras tanto, los dueños de los aparatos retirados tendrán que acudir a Protección Civil para revisión del mobiliario.

Una empleada  de intendencia murió degollada por unas escaleras eléctricas (Foto: Especial)
Una empleada  de intendencia murió degollada por unas escaleras eléctricas (Foto: Especial)

En 2014 se dio a conocer que en una plaza comercial de Mazatlán, una mujer perdió la vida al quedar atrapada su cabeza en una de las escaleras eléctricas del sitio.

La infortunada fue identificada con Santa Zavala Lizárraga, de 28 años, quien laboraba en el centro comercial como intendente, se encontraba limpiando uno de los cristales de las escaleras, cuando su cabello fue prensado por uno de los escalones, provocando que fuera degollada. La mujer murió instantáneamente. 

Aunque sus compañeras intentaron ayudar a Santa, fue demasiado tarde pues la mujer ya había perdido la vida.