Más de 28 millones de toneladas de comida terminan en la basura al año en el país (Foto: Archivo)
Más de 28 millones de toneladas de comida terminan en la basura al año en el país (Foto: Archivo)

Tomás Hernández se encontró con sus amigos en la sucursal de un cadena de comida japonesa de la calle Gante, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Como de costumbre, aprovecharon la promoción de 2X1 que ofrece el restaurante a partir de las 19:00 horas, sin embargo, aquella noche su apetito fue mucho menor y dejaron en sus platos unos cuántos rollos de sushi.

El mesero preguntó si podía retirar el plato, Tomás respondió que sí y le pidió que la comida sobrante se la empaquetaran para llevar. Pero para su sorpresa, el camarero le informó que no sería posible, pues la promoción de dos rollos a precio de uno era únicamente para comerlos dentro del restaurante.

El estudiante de Economía en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán (FES) de la UNAM cuestionó con extrañeza qué ocurría entonces con la comida que sobraba, acostumbrado sistemáticamente a llevarse a casa los platillos que no alcanzaba a terminarse en cualquier establecimiento de la ciudad.

"Se tira", contestó entre dientes el empleado del lugar con una mueca de resignación. "Esa es la política aquí cuando es la promoción, de todo lo demás sí se puede poner para llevar".

En México, se estima que más de 28.000.000 de toneladas de comida se desperdician al año, según la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA), lo que equivale a más de 14.000.000 de litros de agua utilizados en vano y sobre todo, a millones de porciones de alimentos que pudieron ser aprovechados en un país en el que se calcula que existe -en el grupo de edad de cinco a 14 años- desnutrición crónica en el 7.25% de niños de poblaciones urbanas, mientras que la cifra se duplica en las zonas rurales; mientras que 1 de cada 10 niños menores de 5 años está desnutrido, de acuerdo con UNICEF.

En la página oficial de la empresa Sushi Roll, en el apartado referente a su promoción Sushi Nights, que comienza a las 19:00 horas de lunes a miércoles, únicamente se especifica que en sucursales Fast Food sólo se podrán consumir seis productos por cliente y solo en dos restaurantes –Condesa Delivery y WTC Delivery- se aplica esta promoción en dos platillos para llevar por cliente al pedir en mostrador.

Reducir el desperdicio de comida, una urgencia 

La situación de pobreza extrema en la población mexicana, coloca al país entre las 18 naciones con mayor índice en ese rubro a nivel mundial. En tanto, alrededor de 795​.000.000 de personas repartidas en todo el planeta, no tienen suficientes alimentos para llevar una vida saludable y activa, según informes del Programa Mundial de Alimentos (WFP).

 

Según datos de la Secretaría de Bienestar, en México se desperdicia alrededor del 37% de los comestibles producidos o comida preparada tanto en restaurantes como en casa. Mientras que tanto en el país azteca, Estados Unidos y Canadá, la pérdida y el desperdicio de alimentos suponen mermas económicas por USD 278.000 millones al año.

"La pérdida y el desperdicio de alimentos conllevan elevados costos socioeconómicos y ambientales, además de contribuir en forma considerable a las emisiones de gases de efecto invernadero", comentó el director ejecutivo de la CCA, César Chávez en un evento realizado en México hace más de un mes. "Si podemos facilitar a una empresa la cuantificación de su desperdicio de alimentos, le ayudaremos también a entender el verdadero costo asociado y las ventajas económicas y ambientales de su prevención".

Y es que tan solo en América del Norte se generan cerca de 193.000.000 de toneladas de gases de efecto invernadero en emisiones asociadas con la pérdida y el desperdicio de alimentos.

El desperdicio de comida representa en México una pérdida de 684.000 millones de pesos anuales, considerando los recursos energéticos, humanos y financieros invertidos tanto en la producción de los alimentos, como en su comercialización y su eventual proceso, cuando son tirados a la basura, de acuerdo con un análisis de OLIO -una aplicación que busca frenar el desperdicio de comida y asegura haber logrado que se aprovecharan más de 1.200.000 de porciones de comida que iban a ser desperdiciadas gracias a su sistema de intercambio de alimentos.

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) reveló que en el país, menos del 10% de la comida es distribuida de forma profesional y con las mejores tecnologías de refrigeración, por lo que su propuesta es certificar a los restaurantes para que conozcan cómo manejar residuos y consumo responsable, así como tener cuidado del agua, eficiencia energética y cultura forestal.