Los creadores informaron que harán público el rostro de las presuntas agresoras (Foto: Especial)
Los creadores informaron que harán público el rostro de las presuntas agresoras (Foto: Especial)

A un día de que Armando Vega Gil, fundador y bajista del grupo Botellita de Jerez, se suicidara tras acusaciones que lo señalaban por acosar y abusar de una joven, surgió una nueva cuenta de Twitter para denunciar las agresiones sexuales que viven los hombres en México, abriendo oficialmente el movimiento #MeTooHombres.

"¡Hola! debido al daño que ha causado la cuenta @metoomusicamx, hemos pensado que hay que nivelar las cosas. Todos los hombres que hayan recibido acoso DM", se puede leer en el perfil de @MeTooMenPower, creado este martes.

Los fundadores han amenazado con difundir los packs que las mujeres han enviado sin haber sido solicitados y adjuntarán la identidad de las presuntas agresoras.  "Expondremos su caso con la diferencia que mostraremos la cara de la acosadora", dice el mensaje.

Detallaron que las fotografías serán publicadas a partir del 3 de abril, con el objetivo de evidenciar a todas las féminas que han hostigado a alguna persona del sexo opuesto.

En otro tuit, culparon a la cuenta @metoomusicamx del suicidio del músico mexicano, señalando que habían difundido "noticias falsas" y que les daban "24 horas para sacar las primeras pruebas (sobre el caso) y así frenar una guerra sin cuartel".

Tras su aparición, cientos de cibernautas han criticado el movimiento, catalogando a sus creadores como misóginos e "idiotas sin empatía".

"Pinches vatos que piensan que es un juego, ahora comprobamos que violar, matar y agredir a una mujer es solo un juego para ellos", dijo otro usuario.

Ante las objeciones, @MeTooMenPower escribió: "si lo hacen ustedes es valentía, pero si lo hacemos nosotros es difamación. Solo jugaremos con sus mismas reglas".

La muerte de Vega Gil ha generado una gran polémica; en redes sociales ha habido un sector que ha culpado de su fallecimiento al movimiento #MeToo, poniendo al músico como un mártir de la dictadura de género que han desatado las mujeres.

Incluso antes de que se confirmara su defunción, se pudieron leer mensajes en Twitter en los que algunos usuarios culpaban al movimiento feminista por su decisión mientras que otros escribieron "que se mate", en referencia a su decisión.

Tras la muerte de Vega Gil, la cuenta #MeTooMúsicosMexicanos, donde se publicó originalmente la acusación en su contra, permaneció cerrada durante varias horas. Posteriormente, los administradores denunciaron ataques a la misma e intento de censura.

Foto: Especial
Foto: Especial

"Debido a la sincronía de este evento con la lamentable muerte de uno de los acusados, Armando Vega Gil, creemos que se trata de un intento de censura", dijeron en un comunicado.

Las otras cuentas del #MeToo mexicano también dieron su posicionamiento, el del gremio de periodistas publicó: "Es lamentable el suicidio de Armando Vega Gil. Pero su decisión no es culpa de un movimiento de acompañamiento a víctimas ni de quien lo denunció. Un mundo sin violencia sistemática y con acceso a la justicia será un mundo sin estos lamentables sucesos".

La cuenta de la Universidad Autónoma del Estado de México, lanzó un protocolo de recepción y publicación de denuncias anónimas en la cuenta @MUaemex, en donde detallan 6 puntos, ante las reiteradas quejas por parte de internautas de las denuncias anónimas.