(AFP)
(AFP)

Primero fueron botellas de vino tinto, después llegó el tequila y más adelante un whisky. Eran 60 personas a bordo del avión presidencial que acompañaban a Enrique Peña Nieto en su primera gira oficial, el 6 de diciembre de 2012.

En un trayecto de apenas una hora rumbo a Monterrey, los acompañantes del presidente pidieron once botellas de alcohol. Una acción que se repetiría en los siguientes viajes a bordo del Boeing 757-225 Presidente Juárez TP-01.

De acuerdo con una investigación del periódico El Universal, el consumo de bebidas en el avión fue cada vez más amplio y costoso para el erario.

Entre 2012 y 2015 se consumieron 746 botellas con un valor de 271 mil 14 pesos. Vino tinto, whisky, tequila y coñac fueron las bebidas más consumidas. Todas las botellas sumaron 522 litros.

Peña Nieto y Angélica Rivera descendiendo del avión presidencial
Peña Nieto y Angélica Rivera descendiendo del avión presidencial

Durante esos tres primeros años del sexenio de Peña Nieto, en 41 viajes por territorio nacional se gastaron 51 mil 962 pesos en compra de alcohol.

Ejemplo del destino de recursos a ese rubro fue un viaje que Peña Nieto realizó al puerto de Acapulco. En el trayecto de menos de media hora se abrieron 35 botellas, con costo de 9 mil 730 pesos.

En otro viaje, a Mérida (cuyo vuelo es de casi dos horas de duración), el consumo fue de 27 botellas que le costaron al gobierno 9 mil 606 pesos.

Al tratarse de viajes internacionales, los gastos se incrementaron, como demuestran las 78 botellas que se consumieron en un viaje rumbo a Santiago de Chile, el 24 de enero de 2013.

El avión en el que viajó Peña Nieto durante sus tres primeros años de gobierno fue reemplazado en 2014 por el Boeing 787-8 Dreamliner José María Morelos y Pavón REUTERS/Edgard Garrido
El avión en el que viajó Peña Nieto durante sus tres primeros años de gobierno fue reemplazado en 2014 por el Boeing 787-8 Dreamliner José María Morelos y Pavón REUTERS/Edgard Garrido

El costo de esas botellas, entre las que hubo whisky, vino tinto y tequila, fue de 27 mil 963 pesos.

Durante los viajes al extranjero se compraron 598 botellas de 32 marcas distintas. Es decir, 418.6 litros de bebidas alcohólicas.

En el caso de los viajes por el interior de la República Mexicana, se consumieron 148 botellas de 14 marcas, lo que dio un total de 103.6 litros.

La bebida de la que se compraron más botellas fue el vino tinto Monte Xanic Cabernet Sauvignon y Merlot, pues se pagaron 21 mil 960 pesos por 62 unidades.

REUTERS/Edgard Garrido
REUTERS/Edgard Garrido

Otra marca que gustaba consumir en los viajes nacionales a la comitiva de Peña Nieto era el whisky Chivas Regal 12 años, pues se compraron 20 botellas de 750 mililitros, por las que se pagaron poco más de 10 mil pesos.

La bebida también era una de las preferidas en los viajes internacionales, pues se adquirieron 81 botellas de Chivas con valor de 41 mil 658 pesos.

Para esas salidas internacionales, se compraron además unas 48 botellas de coñac Hennessy VSOP 700 mililitros, que costaron 37 mil 476 pesos.

El avión en el que viajó Peña Nieto durante sus tres primeros años de gobierno, y en los que se consumieron las más de 700 botellas de alcohol, fue reemplazado en 2014 por el Boeing 787-8 Dreamliner José María Morelos y Pavón, que costó más de 6 mil millones de pesos.