La totoaba es una especie que está en veda desde la década de los setenta, es muy apreciado en países asiáticos por su ve
La totoaba es una especie que está en veda desde la década de los setenta, es muy apreciado en países asiáticos por su ve

Este jueves el periodista Carlos Loret de Mola denunció que fue amenazado de muerte por informar reiteradamente sobre la pesca ilegal de pez Totoaba, considerado como "la cocaína del mar" y que ha tenido una incidencia directa en la disminución de la vaquita marina, especie que está al borde de la extinción con menos de 20 ejemplares.

"Es muy importante señalarle que estas amenazas me están llegado sistemáticamente cada vez que hago un reportaje sobre este asunto. Son amenazas de agresiones físicas y de muerte, y son amenazas directas con nombre y apellido", denunció.

Ha sido amenazado a pesar de que las autoridades ya identificaron a las personas que encabezan el Cártel de la Totoaba, y como principal líder de la organización señalaron a Óscar Parra Aispuro.

"Ese hombre, según han dicho públicamente pescadores ilegales que trabajan para él, me tiene amenazado de muerte, y tiene un tema personal".

Uno de sus presuntos operadores, según autoridades, es un individuo llamado Sunshine Rodríguez.

Óscar Parra fue detenido por el asesinato de un soldado, a Rodríguez y su esposa también los arrestaron, pero ellos fueron liberados "gracias al abogado Enrique Acosta Fregoso, hoy candidato del PRI a la gubernatura de Baja California, parte del grupo político de Jorge Hank Rhon".

"Sunshine también ha proferido amenazas directas en mi contra, una de ellas el día de hoy, y publicada en redes sociales". Carlos Loret informó que según autoridades de EU y de México, Sunshine encabeza, como líder de los pescadores, una organización que se encarga de surtir de buches de totoaba al cártel.

El Zar de la totoaba fue detenido, dejado en libertad y de nuevo detenido Foto: (Archivo)
El Zar de la totoaba fue detenido, dejado en libertad y de nuevo detenido Foto: (Archivo)

Un cártel armado y peligroso 

Aunque trabajan para diferentes organizaciones criminales, a todos se les ha llamado el "Cártel del Mar". Se trata de la cadena ilegal que existe entre pescadores, policías, traficantes, sicarios y hasta funcionarios que cada año trafican ilegalmente desde las costas de Baja California en México, buche de totoaba hacia el mercado asiático.

El pez totoaba enfrenta desde hace décadas una dura caza furtiva porque su vejiga natatoria ( un órgano de flotación que disponen los peces óseos en forma de 'bolsa', con paredes flexibles, ubicado debajo de la columna vertebral) es enormemente codiciado en China, donde se le atribuyen capacidades afrodisíacas y medicinales.

"Se dice que da mayor potencia sexual, disminuye el colesterol, mejora la circulación, rejuvenece la piel y otorga longevidad a quien la consume", destacó en 2014 en tribuna la senadora mexicana Diva Hadamira, sin embargo no hay estudios científicos que lo avalen.

En el Golfo de California, la totoaba es una especie en veda desde 1974, por ello su captura es ilegal, lo que también hace más caro su buche, que en el mercado negro de China puede alcanzar un precio de USD entre 20.000 a 80.000 por kilo. Es su alto precio lo que le da el calificativo de "la cocaína del mar".

Con su organización trabajaban también seis policías municipales, funcionarios, ex funcionarios y grupos armados.

Después de años de estar prófugo, el Zar fue detenido el 13 de septiembre pasado de manera accidental, cuando un grupo de policías se detuvo a ayudar a los ocupantes de dos autos parados en las carretera San Felipe-Mexicali.

Cuando los policías se acercaron notaron que los ocupantes de los dos vehículos estaban armados, por lo que fueron arrestados y puestos a disposición del ministerio público y fue entonces cuando se dieron cuenta que uno de ellos era el buscado zar, identificado como operador en la zona del Cártel de Sinaloa, motivo por el cual también se le llegó a apodar "El
Chapo" (por Guzmán) de la vaquita marina.

Entre lo decomisado a los hombres estaba una pistola con chapa de oro que tenía grabado el nombre "Parra".

 Óscar Parra Aispuro se encuentra en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Mexicali, toda vez que cuenta con una orden de aprehensión por homicidio.

En china el kilo de buche de totoaba puede alcanzar miles de dólares
En china el kilo de buche de totoaba puede alcanzar miles de dólares

Tráfico internacional con países asiáticos 

El tráfico de la totoaba se maneja con una red internacional asiática y se ha identificado a los involucrados que controlan los envíos desde el estado de Baja California hacia países de Asia. Estas personas tienen nexos con el Cártel de Tijuana y algunos son respectado hombre de negocios.

Es parte de los hallazgos de la investigación Operation Fake Gold (Oro Falso), realizada durante 14 meses por la organización Elephant Action League (EAL), a través de la cual un equipo integrado por un ex agente del FBI, en ex capitán de la organización Sea Shepard y un integrante de EAL recabó información para el documental "Vaquita – Sea of Ghosts", relacionado con la extinción de la vaquita marina, y producido por el actor Leonardo DiCaprio.

Endémico del Alto Golfo de California de México, el pez totoaba enfrenta desde hace décadas una dura caza furtiva porque su vejiga natatoria ( un órgano de flotación que disponen los peces óseos en forma de 'bolsa', con paredes flexibles ubicado debajo de la columna vertebral) es enormemente codiciado en China, donde se le atribuyen capacidades afrodisíacas y medicinales.

"Se dice que da mayor potencia sexual, disminuye el colesterol, mejora la circulación, rejuvenece la piel y otorga longevidad a quien la consume", destacó en 2014 en tribuna la senadora mexicana Diva Hadamira.

Su precio es más alto que el de la cocaína y que el oro mismo.

"Primero tuvimos que crear una red confiable de informantes y fuentes, luego nuestros equipos encubiertos se comprometieron con los objetivos y recopilaron la mayor cantidad de información posible", comentó a Infobae Andrea Crosta, directora de EAL,organización ambientalista, contactada vía correo electrónico.

"En China, nuestro trabajo fue menos peligroso, en mi opinión, porque las personas que trabajan con totoaba no son muy peligrosas. Pero los ciudadanos chinos, incluso los delincuentes, tienen mucho miedo del Estado chino y las leyes chinas… por otro lado, en México, los traficantes de totoaba, tanto chinos como mexicanos, no temen a las autoridades mexicanas. Su negocio ilegal es muy fácil. Están muy cómodos en México porque saben que nadie los tocará", agregó.