En La Huerta, estado de Jalisco, 6 policías fueron acribillados esta semana. (Foto: Fiscalía de Jalisco)
En La Huerta, estado de Jalisco, 6 policías fueron acribillados esta semana. (Foto: Fiscalía de Jalisco)

Al cumplir su primera semana como presidente de México, Andrés Manuel López Obrador afirmó que bajó el número de delitos denunciados ante el Ministerio Público en el país, "sobre todo en homicidios".

Sin embargo, conteos de la prensa mexicana advirtieron que en los primeros 8 días del nuevo gobierno aumentaron los asesinatos, respecto de la última semana de la administración federal de Enrique Peña Nieto.

Según un recuento del diario nacional Reforma, desde el pasado sábado que López Obrador asumió como presidente hubo al menos 254 personas asesinadas en 24 de los 32 estados del país –incluida la capital.

En el anterior gobierno de Peña Nieto, según el mismo recuento, sumaron 213 los homicidios ocurridos entre el 23 y el 30 de noviembre, que fueron sus últimos días como presidente del país.

En su conferencia de prensa matutina, López Obrador afirmó que hubo una disminución de los delitos. (Foto: Presidencia de México)
En su conferencia de prensa matutina, López Obrador afirmó que hubo una disminución de los delitos. (Foto: Presidencia de México)

Aunque López Obrador no dio cifras al respecto, en su conferencia de prensa matutina aseguró que hubo una disminución si bien todavía no cuentan con un sistema de registro diario de la actividad delictiva en el país.

"Estamos comenzado", dijo. "Apenas estamos estableciendo el nuevo sistema para la seguridad pública, que consiste en la creación y la instalación de las coordinaciones territoriales, estamos reagrupando fuerzas, definiendo los manos y conciliando con los gobernadores para que se vayan uniendo a esta estrategia".

Por eso, "no puedo echar campanas al vuelo, no vamos a actuar de manera triunfalista", dijo. Pero criticó a quienes ya apuestan por el fracaso de su estrategia de seguridad.

"Nuestros adversarios ya deben estar frotándose las manos para que nos vaya mal y digan: ya ven es lo mismo, no hay cambio, se disparó la inseguridad".

Eso, sin embargo, es lo que reporta el conteo de la prensa en la última semana, aunque no son cifras oficiales, pues actualmente el registro todavía se publica cada mes en la página del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Los hechos de violencia de esta semana incluyeron el ataque armado contra un grupo de migrantes, en Veracruz.
Los hechos de violencia de esta semana incluyeron el ataque armado contra un grupo de migrantes, en Veracruz.

Mientras aparecen las cifras más recientes de delitos, la prensa contó 254 asesinatos, entre otros hechos de violencia que incluyeron enfrentamientos armados entre grupos criminales, multiejecuciones, ataques a fuerzas de seguridad, víctimas con señales de tortura, descuartizados y narcomensajes de amenazas.

El peor periodo de violencia de estos primeros 8 días de gobierno de López Obrador lo tuvo el estado de Guanajuato, donde en un solo día –el pasado martes 4 de diciembre– ocurrieron 24 asesinatos.

Tampoco fue una buena semana para la Ciudad de México, donde ocurrieron al menos 12 crímenes violentos, entre ellos, el asesinato de un ex abogado del grupo criminal de Los Zetas, acribillado en la alcaldía de Coyoacán, y dos balaceras ocurridas en la alcaldía Gustavo A. Madero, el pasado jueves 6 de diciembre, en las que murieron 6 personas.

Un martes rojo

De toda la primera semana de gobierno de López Obrador, el peor día fue el pasado martes 4 de diciembre, cuando ocurrieron 24 los asesinatos en Guanajuato.

En un solo día, el martes 4 de diciembre, ocurrieron 24 asesinatos en Guanajuato. (Foto: Especial)
En un solo día, el martes 4 de diciembre, ocurrieron 24 asesinatos en Guanajuato. (Foto: Especial)

El mismo presidente, en su conferencia de prensa matutina del miércoles, informó que habían sido 70 los asesinatos en el país y no 50, como había reportado la prensa.

Ese martes ocurrió el ataque a 6 policías del estado de Jalisco, quienes fueron acribillados en la comunidad de La Huerta por un comando que, según las autoridades locales, intentaba rescatar a un detenido.

En Puebla 7 hombres murieron en un enfrentamiento entre presuntos grupos criminales, en plena autopista Puebla-Orizaba. Junto a sus cuerpos aparecieron "narcomensajes" supuestamente firmados por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

En Reynosa, Tamaulipas, elementos del Ejército abatieron a un presunto criminal armado que los había atacado y dos días después policías estatales abatieron en la misma entidad a otras tres personas.

Además, en Zacatecas dos agentes fueron acribillados en el municipio de Guadalupe, y en Ciudad Victoria, Tamaulipas, tres custodios de un Cereso estatal también fueron asesinados.

El jueves 6 de diciembre, en Veracruz, fueron hallados los cuerpos de tres hombres desmembrados, originarios de la Ciudad de México, y esa misma noche sujetos armados plagiaron a cinco hombres en un bar de Cuernavaca, estado de Morelos, y tres de ellos fueron asesinados.

El viernes, el ex diputado panista Hiram Contreras fue asesinado de seis balazos en Ciudad Juárez, Chihuahua. Dos días antes, el miércoles, autoridades estatales hallaron cuatro cabezas humanas dentro de igual número de hieleras en el municipio de Madera, del mismo estado.

El panista Hiram Contreras, asesinado en Ciudad Juárez. (Foto: Especial)
El panista Hiram Contreras, asesinado en Ciudad Juárez. (Foto: Especial)

"Estamos rompiendo nuestros techos históricos cada mes", afirmó Edna Jaime, directora de la organización civil México Evalúa. "Este año vamos a cerrar con alrededor de 34.000 muertes violentas, es un número altísimo".

Jaime afirmó que el problema de la violencia está desbordado, "en parte por el descuido de la administración anterior y la etapa de transición, durante la cual la responsabilidad quedó prácticamente diluida".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: