Las osas pasan la mayor parte del tiempo seleccionando bambú.

Su rutina diaria empieza cerca de las 10 de la mañana, cuando despiertan y emiten un sonido vocal para pedir su exclusiva comida de entre 10 y 12 kilos de bambú diarios, para cada una.

El bambú se cultiva especialmente para ellas con métodos orgánicos en el Zoológico de los Coyotes en Ciudad de México.

Pero antes de comer hacen sus ejercicios de estiramiento que se asemejan a algunas posiciones de yoga.

La planta se complementa con mazuri, una mezcla de exportación que incluye zanahoria, arroz y manzana, esta última su fruta favorita. Todo se prepara en una cocina exclusiva solo para el uso de lo relacionado con alimentación de Shuan Shuan y Xin Xin, las pandas bajo cuidado humano más longevas fuera de China y las únicas en América Latina.

En este cocina se exhibe también el exclusivo menú con el que todos los días deben ser alimentadas así como su peso. Los cuidados deben ser extremos, ya que ambas han rebasado el promedio de edad de los pandas en vida silvestre que es de 15 años, mientras que el de los ejemplares bajo cuidado humano es de entre 20 y 22 años.

Parte de su tratamiento VIP.

Shuan Shuan acaba de cumplir 31 años, equivalentes a 93 años humanos, mientras que Xin Xin tiene 28 años, pero la edad no deja huella en ellas que con sus más de 100 kilos de pesos y sus singulares colores disfrutan del sol y de la atención, aunque a veces también exigen que se respete su privacidad.

Sus cuidadores, médicos y quienes llegan hasta sus "habitaciones" en el Zoológico de Chapultepec en Ciudad de México, tienen que pisar a la entrada un tapete desinfectante para evitar que lleven sus gérmenes hasta donde están las osas.

"Son las más visitadas. Los osos pandas es una de las especies que más llaman la atención. Inspiran ternura por sus formas redondas y sus colores nos remontan mucho a la época de cuando éramos bebés. Además tienen actitudes casi humanas, como su forma de sentarse", aseguró a Infobae la directora de Zoológicos de ciudad de México, Claudia Lewy Sánchez Aldana.

La estricta dieta de Xuan Xuan Xuan.
La estricta dieta de Xuan Xuan Xuan.
Parte del kit de belleza.
Parte del kit de belleza.

Las dos son osas pandas gigantes, el peso de Shuan Shuan rebasa los 100 kilos, por lo que noes fácil hacerle los cuidados diarios que demanda como revisión de dientes, tacto de estómago y órganos vitales que al mismo tiempo hacen la función de masajes y el infaltable cepillado, pues también cuenta con un kit de belleza con sus cepillos especiales.

Juntas, pero no revueltas

Xuan Xuan a veces suele ser más sociable que su compañera.
Xuan Xuan a veces suele ser más sociable que su compañera.

"No se les obliga a hacer nada que no quieran. Si quieren comer temprano se les da de comer temprano", comentó a Infobae Elías Ramírez, uno de los dos cuidadores de las pandas quien tiene 20 años trabajando todos los días de 7:00 a 17:00 horas a servicio de las consentidas del zoológico.

Todos los días se acercan a una reja para que se les ausculten los pulmones, el corazón y se les tiente su esponjoso estómago. Esas revisiones han permitido que científicos mexicanos alimenten una base de datos internacional para conocer más sobre la especie en cuanto a procesos hormonales, estudios de biometría hemática, dietas y distintos tratamientos.

Sin embargo, a pesar de ser únicas en el mundo, no pueden estar juntas, por la naturaleza de la especie, según explicó Lewy Sánchez Aldana, así que pasan su día seleccionando, por separado, el bambú que van a comer.

En vida salvaje la especie suele deambular en solitario por los valles y pasan más del 55% de su tiempo seleccionando bambú.

Hay días que Xin Xin prefiere descansar.
Hay días que Xin Xin prefiere descansar.

La responsable de zoológicos señaló que el secreto de la longevidad de las pandas puede estar en sus dieta, enriquecida y modificada por veterinarios mexicanos.

La primera pareja de osos panda llegó a México en 1975 como un regalo de amistad por parte del gobierno chino y su dieta incluía leche, alimento que fue eliminado.

Todos en el zoológico están conscientes que las dos pandas ya rebasaron su promedio de vida, se intentaron distintos métodos para su reproducción, desde inseminación artificial hasta el citas románticas.

Shuan Shuan viajó a Japón en 2001, 2002 y 2005 para visitar a un oso llamadado Ling Ling para intentar que se reprodujeran, pero no hubo atracción suficiente y su edad reproductiva ya pasó.

A Xin Xin se le intentó inseminar de forma artificial, pero tampoco fue posible.

El drama detrás de los pandas

Las dos ceden generalmente ante un pedazo de manzana.
Las dos ceden generalmente ante un pedazo de manzana.

Xuan Xuan y Xin Xin pueden ser las últimas osas que tenga América Latina a pesar de que Chapultepec es uno de los albergues de animales reconocidos por su éxito en la reproducción natural y crianza en cautiverio de la especie con al menos ocho nacimientos en 43 años.

Puede pedir a China otros dos pandas prestados hasta por 10 años, pero tendría que pagar al gobierno de ese país un millón de dólares al año.

Lewy Sánchez Aldana explicó que en 2006 China cambió su política respecto al préstamo de osos pandas, por lo raro y admirado de la especie y las dificultades para su conservación.

Xin Xin y su peculiar forma de sentarse.
Xin Xin y su peculiar forma de sentarse.

"Nosotros podríamos pedir otros dos pandas, pero tendríamos que pagar y es un precio muy alto y no tenemos los recursos porque nosotros, por ejemplo, no cobramos la entrada", dijo.

Ajenas a la controversia por su avanzada edad, las pandas de Chapultepec disfrutan su día tomando el sol, comiendo y descansando en sus hamacas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: