El gobierno francés tipificará el “delito de ecocidio” para castigar los daños graves al medioambiente

Las condenas irán de tres a diez años de cárcel. Las multas, que buscan ser disuasorias, oscilarán entre 375.000 euros y 4,5 millones. También se creará un segundo delito de “poner en peligro al medioambiente”

El presidente francés, Emmanuel Macron, pronuncia un discurso para la apertura de la Oficina Francesa de Biodiversidad (OFB) en Chamonix, Francia, el 13 de febrero de 2020. (REUTERS / Denis Balibouse)
El presidente francés, Emmanuel Macron, pronuncia un discurso para la apertura de la Oficina Francesa de Biodiversidad (OFB) en Chamonix, Francia, el 13 de febrero de 2020. (REUTERS / Denis Balibouse)

El gobierno francés anunció el domingo que creará un “delito de ecocidio” para prevenir y sancionar los daños graves que se causen al medioambiente, que deriva de una propuesta de la Convención Ciudadana por el Clima.

“A día de hoy hay quien optan por contaminar, porque les cuesta menos que limpiar. Esto va a cambiar (...). Espero que seamos sumamente disuasorios”, dijo el ministro de Justicia, Eric Dupond-Moretti en una entrevista en el semanario Journal du Dimanche. “Antes, contaminamos, no pagábamos. Ahora, contaminamos, pagamos diez veces más de lo que pensábamos ahorrar”, ha destacado.

La Convención Ciudadana por el Clima, que reagrupa a 150 ciudadanos elegidos al azar para que propongan medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, pedía crear un crimen, y no delito como presenta el gobierno.

“Al entusiasmo ciudadano expresado debe sucederle una traducción jurídica en el código penal”, justificó Moretti, señalando un problema de constitucionalidad respecto a la palabra “crimen”.

“Vamos a crear un delito general de contaminación. Las penas se ajustarán en función de la intencionalidad del autor”, continuó.

“Las condenas van de tres a diez años de cárcel, según se trate de una infracción de imprudencia, una violación manifiestamente deliberada de una obligación o, la más alta, una infracción intencionada”, detalla.

Las multas, que buscan ser disuasorias, oscilarán entre 375.000 euros y 4,5 millones (444.000 a 5,4 millones de dólares).

También se creará un segundo delito de “poner en peligro al medioambiente”. Al contrario que el primero, las sanciones podrán aplicarse incluso cuando la contaminación aún no ha tenido lugar, precisó por su parte la ministra de Transición Ecológica, Barbara Pompili, a la AFP.

La condena será de un año de cárcel y 100.000 euros de multa.

Para hacer cumplir estos nuevos textos, Eric Dupond-Moretti prevé tribunales ambientales especializados en todos los tribunales de apelación y otorgar la condición de policía judicial a los agentes de biodiversidad.

Los ministros de Justicia y de Medioambiente se reunirán por videoconferencia el lunes con representantes de los 150 ciudadanos de la Convención por el Clima, que fue creada en octubre de 2019 a iniciativa del presidente francés Emmanuel Macron.

(Con información de AFP y Europa Press)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Joe Biden planea avanzar rápidamente con un “gobierno climático”: así es cómo lo hará

El Reino Unido anunció que prohibirá toda venta de nuevos automóviles a gasolina y diésel dentro de 10 años

Las pandemias del futuro serán más mortales y costosas sin cambios en los modelos de producción

MAS NOTICIAS