Yordi Rosado destapó que por rating casi pierde los brazos y las piernas: “No te debes de asustar”

El popular presentador recordó la ocasión en que vivió una aventura extrema que lo puso en riesgo de sufrir una mutilación múltiple

Con "De noche" Yordi busca habalar de una diversidad de temas: desde la psicología, los oficios hasta las noches de fiesta (Foto: Televisa)
Con "De noche" Yordi busca habalar de una diversidad de temas: desde la psicología, los oficios hasta las noches de fiesta (Foto: Televisa)

Yordi Rosado es una de las figuras más populares de los medios de comunicación en México en la actualidad, pues además de su famoso canal de YouTube, donde aparece charlando con celebridades, quienes incluso le han confiado episodios íntimos de sus vidas, el presentador está al frente de otros espacios.

Y es que además de su programa de radio, donde todos los días toca temas de interés dirigidos a la audiencia juvenil, y del podcast que realiza al lado de Martha Higareda, el conductor cuenta con su propio programa de variedades en el canal Unicable, De noche, donde también entrevista celebridades y realiza dinámicas, además de también contar con su faceta como empresario.

Fue en la señal de este canal donde Rosado apareció recientemente como invitado en el programa Miembros al aire, donde recordó una de las peripecias que vivió hace varios años cuando formaba parte del recordado programa Otro rollo, al lado de su incondicional amigo Adal Ramones.

Yordi contó a los presentadores del programa, que se caracteriza por mostrar una perspectiva masculina de distintos temas, que en el famoso programa en el que participó fungió como “hombre bala” en una de las emisiones, peligroso oficio circense por el cual estuvo en riesgo de perder las extremidades superiores e inferiores.

“En Otro rollo hicimos una cantidad de estupideces impresionantes, y la verdad era la adrenalina que nos gustaba, porque tanto Adal como yo éramos muy aventados y nos preocupaba el rating, porque el cuadro te hace hacer cosas impresionantes frente a una cámara”, comenzó a relatar el hombre de 50 años ante la mirada expectante de sus interlocutores.

Dicha actividad se trataba de una acrobacia de circo, en la que Yordi Rosad iba a salir disparado de un cañón a gran velocidad: “El entrenador, un cubano súper atlético, me dijo: ‘Tienes que tener mucho cuidado de cómo pones la fuerza en las piernas porque si lo haces así (mostró la posición) te llevas las rodillas. Y tienes que llevar las manos en alto y no te debes de asustar, porque si te da el trancazo te llevas los brazos”.

El programa fue muy popular en la década de los años 90 y parte de los 2000 (Foto: Univision)
El programa fue muy popular en la década de los años 90 y parte de los 2000 (Foto: Univision)

Yordi recordó que la lámina del cañón ya estaba muy desgastada, y sólo podía salir volando del artefacto en un acto acrobático, por lo que no tuvo otra opción que continuar con la dinámica al aire. Fue entonces cuando el presentador decidió salir disparado a una distancia de 15 metros, esto con el objetivo de que la toma “luciera” y se apreciara en todas su dimensión a cuadro.

“Me dice: ¿Cuántos metros quieres volar?’, y como nosotros éramos los productores, pues queríamos que se viera bien, y le digo: ‘¿cuánto vuelas tú?’, me dice: ‘20 metros. Te lo puedo poner en 10, 15 o 20′. Y le digo: ‘Ponme 15′. Entonces me dice: ‘Está cabr*n, yo me tardé 3 meses en llegar a los 15″, recordó.

Rosado recordó que la peculiar experiencia fue un tanto traumática para él, pues de un momento a otro y sin tiempo para una mayor preparación, su cuerpo ya había sido propulsado a gran velocidad por el cañón de acero.

El productor de 50 años se mantiene cercano a las audiencias juveniles (Foto: Televisa)
El productor de 50 años se mantiene cercano a las audiencias juveniles (Foto: Televisa)

Cuando sales, aunque parece chiquito, es muy largo el tubo; entonces, durante tres segundos yo creo o dos y medio, ves todo cerrado y de pronto sales al aire y te sientes de la chingad* porque tu cuerpo no tiene idea de lo que pasó”, comentó sobre la memorable experiencia.

Luego de ver las caras de asombro de sus demás compañeros, el también escritor de libros motivacionales para adolescentes, recordó que al final lograron su objetivo, que era conseguir altos puntos de rating, sin embargo, reconoció que jamás en su vida volvería a realizar una acrobacia de esa magnitud.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR