Gerardo Ortiz le ha cantado a otros narcos (IG: gerardoortizoficial)
Gerardo Ortiz le ha cantado a otros narcos (IG: gerardoortizoficial)

El cantante Gerardo Ortiz volvió a desatar una polémica debido al lanzamiento de su nueva canción: un corrido dedicado a Rafael Caro Quintero, el narcotraficante más buscado por el FBI.

Apenas el pasado 12 de septiembre, en el canal de YouTube de Ortiz se estrenó el material de "Más caro que ayer".

Aunque no es nuevo que Ortiz toque temas de narcotráfico, en esta ocasión llamó la atención que en el material, grabado en Caborca, Sonora, se usara la voz del narcotraficante.

Declaraciones de Caro Quintero, tomadas en 2013 tras su salida de prisión, suenan al principio del material, en donde dice:

"Porque fue muy cara la factura que pagué y no quiero ya con lo que he vivido y con lo que sigo viviendo es más que suficiente (…) muy cara, entonces quiero que lo poco o mucho que me queda de vida lo quiero vivir en paz".

Entonces, según la narrativa del video, las escenas se trasladan a 1982, con un joven Caro Quintero en la cúspide de su carrera como narcotraficante.

Rafael Caro Quintero,c cuando dio un reportaje en las montañas de Sinaloa. El narco mexicano figura en la lista del Top 10 del FBI y se ofrece una recompensa de 20 millones de dólares para quien ayude a atraparlo.
Rafael Caro Quintero,c cuando dio un reportaje en las montañas de Sinaloa. El narco mexicano figura en la lista del Top 10 del FBI y se ofrece una recompensa de 20 millones de dólares para quien ayude a atraparlo.

"Me he ganado mi respeto, lo sé, siempre tuve mi talento", canta en una parte del tema Ortiz, mientras que más adelante dice "ahora soy más caro que ayer, eso y muchas cosas dicen".

Con escenas típicas asociadas al mundo del narco, como las pistolas de oro o con incrustraciones de piedras preciosas, autos de lujo, alcohol y mujeres, continúa el video en donde Ortiz canta:

"Del rifle no me despego, a mí me gusta cortito y así rápido lo empeino, estoy listo para accionar".

Rafael Caro Quintero
Rafael Caro Quintero

La canción también hace referencia a la cifra histórica de USD 20 millones que el FBI ofreció por su captura.

"Ya me llegó la noticia de que me dobletearon el precio y qué, no me quitarán el sueño, yo sé que ya nunca me volverán a ver".

Al final del video se vuelve a escuchar la voz de Caro Quintero para señalar: "Tanto el gobierno de Estados Unidos como el de México ya pagué mis delitos, que me dejen en paz".

Caro Quintero fue detenido en Costa Rica el 2 de abril de 1985  acusado de participar en el secuestro, tortura y asesinato del ex agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar. El 9 de agosto de 2013 salió del Penal de Puente Grande, en Jalisco.

Aunque en teoría está retirado de las actividades relacionadas con el narcotráfico, según información de la DEA, ha vuelto a los negocios ilícitos y ahora su captura es una prioridad de la agencia.

En 2017 la DEA lo identificó como uno de los dos operadores principales del Cártel de Sinaloa y ahora también es uno de los más buscados por el FBI.

En los ochenta Rafael Caro Quintero eran considerado “El Príncipe” del narco en México. (Foto: Cuartoscuro)
En los ochenta Rafael Caro Quintero eran considerado “El Príncipe” del narco en México. (Foto: Cuartoscuro)

Gerardo Ortiz y sus polémicas

El cantante enfrentó un escándalo el pasado abril, cuando se supo que había sido demandado por una disquera por no cumplir con los términos de su contrato.

Ortiz trató de evadir impuestos exigiendo el pago en efectivo, pero al no obtenerlo se negó a grabar un sexto disco que tenía pactado con Del Records.

En el juicio contra Joaquín "El Chapo" Guzmán, el nombre de Ortiz salió a relucir, pues se dijo que había cantado para el capo, a quien también le dedicó un corrido.

Una canción de Ortiz lo metió en problemas con la justicia de México (Instagram: gerardoortizoficial)
Una canción de Ortiz lo metió en problemas con la justicia de México (Instagram: gerardoortizoficial)

Sin embargo, su escándalo más grande hasta ahora ocurrió en marzo de 2016 cuando fue acusado de fomentar la violencia contra la mujer por el video del tema "Fuiste mía", en el que se veía a un hombre torturar y quemar a una joven por haber sido infiel.

Además, la casa donde se grabó el video fue vinculada al mundo del narcotráfico. Ortiz fue detenido en julio de 2016 y pagó una fianza de USD 3.000 para recuperar su libertad.