EEUU permitió ciertas transacciones al régimen de Maduro para luchar contra el COVID-19

El gobierno de Joe Biden emitió licencias que autorizan la entrega de mascarillas, ventiladores y tanques de oxígeno, así como vacunas, pruebas de detección y otro tipo de material hospitalario para atender la crisis sanitaria

del sector de enfermería se concentran para exigir equipamientos y material médico para enfrentar la covid-19 el 12 de mayo de 2021 en Caracas (Venezuela). EFE/ Miguel Gutiérrez/Archivo
del sector de enfermería se concentran para exigir equipamientos y material médico para enfrentar la covid-19 el 12 de mayo de 2021 en Caracas (Venezuela). EFE/ Miguel Gutiérrez/Archivo

Estados Unidos permitió el jueves ciertas transacciones en el marco de las sanciones económicas que rigen contra al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela con el fin de facilitar la lucha contra el COVID-19 en ese país sudamericano.

Sin levantar las medidas punitivas impuestas a Caracas, el gobierno de Joe Biden emitió licencias que autorizan la entrega de mascarillas, ventiladores y tanques de oxígeno, así como vacunas, pruebas de detección y otro tipo de material hospitalario para atender la crisis sanitaria.

El Departamento del Tesoro dijo que la decisión responde a un memorando emitido por Biden al asumir en enero, el cual dispuso la revisión de todas las sanciones que pudieran estar “obstaculizando indebidamente” el combate a la pandemia.

“Estas nuevas autorizaciones apoyarán aún más el crucial trabajo de los gobiernos, las organizaciones internacionales, las organizaciones no gubernamentales y los actores del sector privado para brindar asistencia relacionada con covid-19”, señaló el Tesoro en un comunicado.

Washington, que desconoce por fraudulenta la reelección de Maduro, incrementó las sanciones económicas y la presión diplomática contra Caracas en enero de 2019, cuando el gobernante socialista asumió un segundo mandato.

Las medidas tomadas por la pasada administración de Donald Trump incluyen un embargo de facto al crudo venezolano, crucial para la economía de la otrora potencia petrolera.

Personal sanitario participa en una jornada de vacunación contra la COVID-19, el 2 de junio de 2021 en Caracas (Venezuela). EFE/ Miguel Gutiérrez/Archivo
Personal sanitario participa en una jornada de vacunación contra la COVID-19, el 2 de junio de 2021 en Caracas (Venezuela). EFE/ Miguel Gutiérrez/Archivo

La semana pasada, la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, dijo que 10 millones de dólares destinados al sistema global Covax para acceder a vacunas anticovid habían sido “bloqueados” por un banco suizo, retrasando el proceso de compra.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), que facilita la adquisición de inmunizaciones contra el covid-19 en el continente americano, señaló el miércoles que se aguarda la cancelación de la deuda para disponer el entrega.

Venezuela, con unos 30 millones de habitantes, vive una virulenta ola de la pandemia que ha desbordado los centros de salud.

Además de la emergencia sanitaria, el país está sumido en una debacle económica y social agudizada desde la llegada al poder de Maduro en 2013, una situación que según la ONU ha provocado el éxodo de más de 5,6 millones de personas.

El Tesoro de Estados Unidos especificó que las autorizaciones emitidas el jueves no permiten la exportación de ningún bien, tecnología o servicio a militares, agentes del orden ni personal de inteligencia de Venezuela.

Tampoco tienen luz verde las transacciones que involucren a la estatal petrolera PDVSA, como tampoco al Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes) o al Bandes Uruguay, o a entidades que éstos posean, dijo.

Las sanciones del Tesoro prohíben el acceso al sistema financiero estadounidense y bloquean todos los eventuales activos que los implicados tengan bajo jurisdicción de Estados Unidos.

(Con información de AFP)

SEGUIR LEYENDO: