“No teníamos lo que quería y me golpeó”: con el rostro ensangrentado una empleada en California reveló la agresión de una clienta

La trabajadora creó una página de Facebook para denunciar los riesgos que enfrenta en su jornada laboral desde que comenzó la pandemia. IMÁGENES SENSIBLES

(Foto: Facebook/Retail Life During Covid-19)
(Foto: Facebook/Retail Life During Covid-19)

Durante la pandemia del COVID-19, muchos trabajadores esenciales se han expuesto a situaciones de riesgo para mantener sus empleos. Más allá del estrés que genera una emergencia sanitaria mundial y la posibilidad de contagiarse durante la jornada laboral, cajeros de supermercado, repartidores, guardias de seguridad, o meseros, entre muchos otros, han enfrentado en las últimas semanas momentos de gran tensión.

Así lo denunció en Facebook Samantha Clarke, empleada de Big 5 Sporting Good, una cadena de tiendas de artículos deportivos que fue declarada “esencial” en California. La dependienta de la ciudad de Modesto publicó en la red social una imagen en la que aparece con la cara ensangrentada, tras haber sido presuntamente agredida por una clienta.

"No teníamos lo que ellos querían y ella perdió los nervios y me golpeó en la cara”, contó Clarke en declaraciones a la televisora FOX 40.

(Foto: Facebook/Retail Life During Covid-19)
(Foto: Facebook/Retail Life During Covid-19)

El incidente ocurrió el pasado 6 de mayo. Ese día, una mujer llamó al local para preguntar por la disponibilidad de un producto. Le dijeron que sí estaba en stock, y se lo apartaron durante 30 minutos. Después de ese tiempo, por normativa del establecimiento, no está permitido reservar el artículo, así que volvieron a colocarlo en la tienda para su venta.

Cuando la clienta interesada llegó al comercio, había transcurrido más de media hora desde su llamada, y el artículo ya no estaba disponible. Ella, alterada, se enojó con los empleados.

“La señora estaba molesta, comprensiblemente. Entendí que estuviera molesta”, dijo Clarke en entrevista para KXTV-TV, de Sacramento.

Aunque para Clarke el enfado de su clienta era comprensible, cree que en ningún caso justifica su reacción. La mujer, contó la dependienta, perdió la compostura y comenzó a arrojar por los aires todos los productos que encontró encima de un mostrador. Uno de ellos era metálico, y al lanzarlo golpeó a la empleada a pocos centímetros del ojo, justo debajo de la ceja y sobre el pómulo.

“Fue tan rápido que ni siquiera pude levantar las manos”, recordó Clarke. “No tenía idea de que me iba a golpear, como si no lo viera venir", añadió.

El Departamento de Policía de Modesto publicó una imagen de la clienta que hirió a Samantha Clarke (Foto: Facebook/Departamento de Policía de Modesto)
El Departamento de Policía de Modesto publicó una imagen de la clienta que hirió a Samantha Clarke (Foto: Facebook/Departamento de Policía de Modesto)

El objeto metálico hirió a la trabajadora en el rostro y la brecha enseguida comenzó a sangrar. Aunque la agresora se marchó antes de que llegaran las autoridades, el Departamento de Policía de Modesto compartió en redes sociales una fotografía de ella y pidió la colaboración ciudadana para poder identificarla.

“El Departamento de Policía de Modesto necesita tu ayuda para identificar a esta mujer. Ella agredió a un empleado en Big 5, en Modesto, después de molestarse por la recogida de una mercancía. Si tiene información sobre su identidad, comuníquese con Crime Stoppers al 209-521-4636. Puede permanecer en el anonimato, y puede ser elegible para una recompensa”, informó la policía a través de Facebook.

Días antes de la agresión, la empleada escribió en la red social para denunciar las situaciones violentas que estaban viviendo tanto ella como sus compañeros de trabajo desde que empezó la pandemia del nuevo coronavirus.

"Mi negocio ha sido declarado esencial. Así que tanto yo como mis empleados nos ponemos en riesgo cada día para que la gente pueda comprar lo que necesita. Bueno, el público, no todos, pero sí muchos, odian las medidas establecidas que nos permiten hacer negocios y mantener nuestros trabajos. Varias veces al día me insultan o me discuten”, escribió el 26 de abril.

Ahora, para que este tipo de situaciones violentas se den a conocer y no queden impunes, Clarke creó la página de Facebook “Retail life during COVID-19” (Vida minorista durante el COVID-19). Allí, empleados de diferentes puntos de EEUU escriben sus experiencias y la gran mayoría coincide en que durante la crisis sanitaria han vivido momentos realmente desagradables.

“Esto le ha dado a muchas personas un sistema de apoyo y un lugar para compartir sus propias experiencias. Espero que traiga más conciencia sobre lo que estamos pasando como empleados de primera línea y tal vez... solo tal vez... haga que alguien piense antes de decidir que somos el enemigo”, escribió Clarke en la red social.

El 17 de mayo, la trabajadora actualizó su estado a través de la página, que ya cuenta con 31.127 seguidores. Explicó que le cuesta trabajo acostumbrarse a su nueva cicatriz, pero que el dolor ya prácticamente ha desaparecido.

“La cicatriz se siente realmente asquerosa. Es difícil y algo abultada y todavía molesta verla. El dolor es mínimo ahora, a menos que por alguna razón lo golpee de alguna manera. Mentalmente tengo altibajos, me he sentido muy nerviosa, más cuando estoy en el trabajo, y más cuando los compradores se molestan por algo. Pero trato de no mostrarlo y respondo de la misma manera que siempre, lo más profesionalmente posible”, dijo la dependienta, que agradeció a los seguidores de la página su preocupación.

El relato de Clarke llega solo semanas después de que un guardia de seguridad fuera asesinado en Michigan por pedir a un cliente que utilizara cubrebocas dentro del local.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Un guardia de seguridad fue asesinado a tiros por pedir a un cliente ponerse una mascarilla en Michigan

El indignante momento en que lanzan al agua a un guardabosques que pidió que se respetara la distancia de seguridad por el COVID-19

México registra al menos 47 agresiones contra personal de salud en 22 estados

MAS NOTICIAS