Löw reconoció que no sabe si seguirá en el cargo de entrenador en Alemania (Reuters)
Löw reconoció que no sabe si seguirá en el cargo de entrenador en Alemania (Reuters)

Alemania vivió el peor golpe futbolístico de su historia: cayó ante Corea del Sur y, por primera vez, quedó eliminada en fase de grupos en un Mundial. El entrenador Joachim Löw se presentó en la conferencia de prensa y dejó una puerta abierta para su salida del cargo.

"Soy el primero que tiene que cuestionarse. Esa es mi responsabilidad. Es muy temprano para responder a la pregunta (sobre su futuro). Tengo que dormir una noche. La decepción es brutal para mí. No podría haber imaginado esto", confesó el técnico que comanda a la selección desde el 2006 y que renovó contrato hasta 2022 hace un mes atrás.

El conductor del combinado alemán, campeón del último Mundial, reconoció que en el vestuario había "una gran decepción", y afirmó: "Había un silencio absoluto. Casi nadie puede decir nada".

“Había un silencio absoluto”, reconoció al hablar sobre el vestuario (Reuters)
“Había un silencio absoluto”, reconoció al hablar sobre el vestuario (Reuters)

"No merecíamos volver a ser campeones del mundo o seguir avanzando jugando así", aceptó tras la derrota por 2-0 contra Corea del Sur. "Estamos eliminados no porque quisiéramos perder, sino porque no aprovechamos nuestras ocasiones de marcar. Cuando vimos que Suecia estaba ganando y teníamos que marcar, nos entró cierta presión", aceptó.

La eliminación en primera ronda no marca, para Löw, un problema a futuro para el fútbol alemán: "No creo que vaya a venir ahora una época oscura. Hasta hace muy poco éramos los más regulares, acabando siempre entre los cuatro primeros o levantando los títulos. Tenemos jugadores jóvenes con mucho talento y mucho potencial".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: