La joya de La Masía que se convirtió en el nuevo mimado de Messi en el vestuario del Barcelona

El argentino adoptó a uno de los juveniles del Barça con el que ya creó juego asociado y asoma como una de las grandes promesas

El clima en el vestuario del Barcelona parece haberse modificado de un momento a otro. De hecho hay quienes consideran que Lionel Messi está barajando la seria idea de permanecer más allá de junio, cuando finaliza su contrato con la institución. Por lo pronto, la remontada contra el Sevilla en las semifinales de la Copa del Rey sirvió para inflar anímicamente a un grupo que llegaba golpeado por la paliza recibida en manos del París Saint Germain en la ida de los octavos de la Champions League.

En el último entrenamiento se vio muy distendidos a los jugadores que vienen de golear 3-0 al Sevilla el miércoles pasado en el Camp Nou, donde el elenco conducido por el holandés Ronald Koeman selló su boleto para la final de la Copa del Rey que se llevará a cabo el 17 de abril en Sevilla. Los culés ya tienen rival: Athletic Bilbao, que eliminó al Levante.

Uno de los jugadores que ingresó en el complemento durante el último compromiso de copa local fue Ilaix Moriba, el oriundo de Guinea y nacionalizado español que se ganó la confianza del entrenador desde hace tiempo y además cayó a la perfección entre los referentes del grupo. Las imágenes de la práctica previa al duelo de mañana contra el Osasuna en condición de visitante exhibieron al mediocampista de 18 años bromeando con Messi y Jordi Alba. Sí, al parecer el juvenil del Barça es el nuevo mimado del argentino dentro del vestuario.

Así como en el momento de su estreno con el primer equipo del Barcelona el brasileño Ronaldinho le abrió los brazos a Leo, hoy le toca retribuir ese afecto a uno de los canteranos que pide pista. En rueda de prensa Koeman se refirió a Moriba y sus recientes inclusiones en el equipo: “Cuando ha entrado lo hizo bien. Es una competencia para el mediocampo y puede aportar mucho. Está entrenando bien y llama la puerta pidiendo oportunidades”.

Lionel Messi e Ilaix Moriba celebran junto a De Jong y Braithwaite en el triunfo como visitante del Sevilla por liga española (REUTERS/Marcelo Del Pozo)
Lionel Messi e Ilaix Moriba celebran junto a De Jong y Braithwaite en el triunfo como visitante del Sevilla por liga española (REUTERS/Marcelo Del Pozo)

En la última victoria por liga, también ante el Sevilla pero fuera de casa, Messi sentenció el juego tras una buena combinación con Ilaix. “Estoy muy orgulloso del ambiente que hay en el vestuario. El equipo cree en sí mismo. Lo importante es que los jugadores estén unidos. Me gustó mucho ver a todos, también los suplentes, celebrando los goles y la clasificación para la final de la Copa del Rey”, añadió el DT holandés.

Los catalanes son escoltas -en la misma línea que el Real Madrid- del líder Atlético Madrid, que les lleva 5 puntos de diferencia y tiene un encuentro pendiente. El objetivo de los muchachos de Koeman será recuperar el terreno perdido en la liga local, sumar su título número 31 de Copa del Rey e ir por el milagro ante el PSG en Francia el próximo miércoles (tendrá que remontar un 1-4 en contra).

“Se nota que la gente está contenta porque vibra con el equipo después de pasar momentos malos. Hemos trabajado mucho para tener este ‘feeling’ con los aficionados, ojalá no tarden mucho en volver al campo. Los necesitamos”, concluyó Koeman, que quiere aprovechar el envión en la recta final de la temporada.

SEGUIR LEYENDO