Abrazo con Suárez, una apilada sensacional y un tiro libre que pudo ser el del título: el partido de Messi ante Atlético Madrid

El argentino lideró los ataques del Barcelona y fue de lo más destacado de los suyos. Sin embargo en los metros finales le faltaron centímetros para quebrar el cero

El saludo fraternal entre Messi y Suárez antes del partido

Barcelona no pudo quebrar a un Atlético Madrid que se aseguró la permanencia una jornada más en la cima de la liga española, a la espera de lo que suceda mañana entre Real Madrid y Sevilla (si los Merengues triunfan alcanzarán a los Colchoneros en la cima). En el Camp Nou se dio partido dividido en el que la visita lució un mejor semblante en la primera mitad y el local intentó imponer condiciones en el complemento. Lionel Messi fue líder futbolístico y estuvo cerca de darle la victoria a los suyos.

Tras su saludo fraternal con Luis Suárez antes del pitazo inicial, el argentino buscó -sin éxito- encontrar los caminos para lastimar al elenco dirigido por su compatriota Diego Simeone. Al Barça le costó demasiado romper las líneas bien paradas del Cholo y recién al minuto 40 la Pulga aceleró en el borde de la medialuna rival, dejó en el camino a varios rivales y sacudió de zurda: su remate cruzado salió a centímetros del palo izquierdo defendido por Oblak.

El zurdazo de Messi besó el palo izquierdo defendido por Oblak

Lentamente el conjunto de Ronald Koeman comenzó a apoderarse de la posesión y a hallar resquicios para profundizar en sus ataques. Al minuto 63, recostado sobre la izquierda, Messi centró un balón al área con rosca de derecha que encontró la cabeza de un Piqué que no pudo batir al arquero del Aleti. Tres minutos más tarde fabricó una infracción en el vértice del área grande que él mismo ejecutó con un centro-arco buscapié desviado por Oblak en el segundo palo.

Al falta de 10 para el final, desaprovechó una buena chance otra vez de tiro libre: fue una especie de córner corto situado en la banda derecha en el que jugó a la medialuna para un compañero y su pase fue interceptado. El Atlético salió de contragolpe y el rosarino aceleró el paso en el retroceso y le extirpó el balón a Carrasco para evitar la caída de su valla.

La situación más clara del Barcelona fue al minuto 85. Messi recibió en el área de espaldas al arco como si fuera un 9, pivoteó, descargó y el esférico derivó sobre la izquierda en Jordi Alba, que la pinchó al punto de penal para un Dembélé que tuvo el triunfo en su cabeza pero remató desviado. La última chance fue para Leo con un tiro libre en las inmediaciones de la medialuna del área que salió muy cerca del ángulo resguardado por la barrera puesta por Oblak.

Un tiro libre que pudo haberle dado el partido y definido el campeonato para el Barcelona

Al Barça se le achicó el margen de error y Messi no pudo mantener su racha goleadora. Se mantiene como máximo artillero de la temporada con 28 gritos (Karim Benzeman tiene 21, Gerard Moreno 20 y Luis Suárez 19). No obstante todavía habrá posibilidades para intentar robarle el título al Atlético o Real Madrid: este martes visitará al Levante, el fin de semana recibirá al Celta de Vigo y cerrará la competición en cancha del Eibar.

¿HABRÁ RENOVACIÓN?

Los rumores en suelo catalán son cada vez más fuertes: Lionel Messi podría estampar la firma de la renovación de su contrato en Barcelona de un momento a otro. Aunque se dijo que el Barça iría en busca de Neymar, el brasileño acaba de extender su vínculo con el París Saint Germain. Por ende, la directiva blaugrana puede llegar a sorprender con alguna otra figura de renombre que congenie con la Pulga en la próxima campaña.

No fue la tarde de Messi: el argentino estuvo cerca pero no pudo quebrar al Atlético (REUTERS/Albert Gea)
No fue la tarde de Messi: el argentino estuvo cerca pero no pudo quebrar al Atlético (REUTERS/Albert Gea)

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias