Tenso momento entre Luis Suárez y el Cholo Simeone: la irónica reacción del delantero al ser reemplazado ante el Chelsea por la Champions League

El uruguayo se retiró con una sonrisa que mostró un claro enojo por el cambio, a falta de más de media hora para el final y con el Colchonero perdiendo 1-0. Cuál fue la respuesta del DT argentino en la conferencia de prensa

Fue en el segundo tiempo del partido que Chelsea le ganó 2-0 al Atlético de Madrid, por la revancha de los octavos de final de la Champions League, cuando se vivió un momento de tensión entre Luis Suárez y Diego Simeone. El delantero no ocultó su malestar cuando el Cholo lo reemplazó a falta de poco más de media hora para el final. En ese momento, el equipo inglés dominaba por la mínima diferencia y fue elocuente el gesto de bronca del delantero uruguayo hacia el entrenador argentino, que decidió sacarlo en lugar de Ángel Correa.

A los 13 minutos del complemento, tras la Infracción de Stefan Savic sobre Hakim Ziyech, el árbitro Daniele Orsato marcó la falta a favor del Chelsea y el Cholo Simeone decidió el cambio donde Lucho Suárez tuvo que dejar el campo de juego.

La cara del delantero uruguayo lo dijo todo: primer se sorprendió, luego miró hacia el costado, después puso su vista hacia el banco de suplentes y comenzó a caminar con una sonrisa irónica con mezcla de bronca por tener que dejar la cancha cuando faltaba más de media hora para terminar el cotejo. De forma lenta se sacó su venda en la muñeca del brazo derecho. Saludó a su reemplazo, Angelito Correa, y pasó al lado del DT, pero ni se miraron. Siguió sonriendo hasta ubicarse al lado del resto de los sustitutos. El atacante charrúa buscaba su gol 500 en su carrera, sumando clubes y selección.

Luego del partido, Simeone habló en conferencia de prensa y se refirió al enojo de Suárez. “¿Si vi su reacción? Estaba mirando el partido. Lucho es un jugador importantísimo y cuando uno sale, puede estar enojado”, dijo el Cholo. “Es normal que el futbolista quiera seguir jugando. Entendíamos que arriba teníamos otras posibilidades de movilidad para atacar y por eso hicimos eso”, agregó.

Sobre por qué sacó al uruguayo con el resultado en contra, explicó que Creía lo que mostré, que, poniendo a Llorente y Saúl en banda, Lemar en el medio, Correa, dejando a Dembélé de delantero más João por detrás, podíamos tener más dinámica en el ataque y no colocar dos delanteros. No teníamos tanto juego como el otro día contra el Getafe, donde los dos delanteros juntos nos daban la posibilidad de tener lo que queríamos, pero estar fuera del área los dos era difícil y necesitábamos otro camino. El hincha debe estar dolido y decepcionado, como tiene que estar. Mañana o a más tardar el viernes resetear y penar en lo que viene delante con humildad y trabajo para llevarlo hacia adelante”.

No es la primera vez que Suárez se enoja con Simeone porque lo saca de la cancha. Fue en la última fecha de la fase de grupo de la presente edición, cuando el Cholo lo reemplazó a Lucho (también por Correa) cuando iban 63 minutos del encuentro que su equipo le ganó 2 a 0 en Austria al Salzburgo. Esa ocasión, el uruguayo puso cara de pocos amigos, repitió el “rito” de sacarse la venda, aunque al llegar al banco de los suplentes hasta lanzó un insulto. Tan molesto se quedó que no quiso saber nada cuando un asistente se acercó par darle el tapabocas y aún muy enojado, se bajó las medias y siguió mirando el partido.

Respecto del cruce de octavos de final, este miércoles el equipo Colchonero puso especial atención a este choque ante los ingleses ya que en la ida perdieron por 1 a 0. Dar vuelta la serie no parecía una quimera, aunque a los 34 minutos del primer tiempo, el propio Ziyech puso en ventaja al elenco londinense y eso fue un puñal para el conjunto madridista que fue por el empate.

Sin embargo, la búsqueda para los dirigidos por Simeone no tuvo los resultados esperados y tiempo adicional Emerson marcó el 2 a 0 para los locales, que terminaron la llave con un global de 3-0.

El horno no está para bollos en el Atlético de Madrid. Simeone no le encuentra la vuelta a la caída de rendimiento de su equipo y buscará retomar la senda de las victorias: afuera del torneo más importante de Europa y si bien aún lidera la Liga de España, detrás asoma el Barcelona a solo cuatro puntos cuando restan once fechas en disputa.

SEGUIR LEYENDO: