Sin Lionel Messi, PSG venció al Metz y mantiene su racha de triunfos en la Ligue 1

Hakimi fue el autor de los goles para el conjunto de Pochettino, que llegó a siete victorias consecutivas en el torneo. Kouyate había puesto el empate transitorio. El argentino no fue convocado por un problema en la rodilla

El París Saint-Germain (PSG) sufrió este miércoles pero pudo festejar ante el Metz, último de la Ligue 1, en un duelo que se definió en la última jugada del partido. El equipo de Pochettino sigue con puntaje perfecto en siete presentaciones y hoy pudo disfrutar de la mejor versión de Hakimi, uno de sus refuerzos y autor de los dos tantos del encuentro.

El partido se abrió rápido y a los cinco minutos el visitante ya ganaba 1-0. Neymar filtró una pelota fantástica para la diagonal de Icardi, que la picó ante la salida del arquero, pero uno de los zagueros evitó que la pelota cruzara la línea de meta al arrojarse al suelo para despejarla. Quien no perdonó entonces fue Hakimi, que llegó en velocidad, capturó ese rechazo a medias y definió con el arco a su merced para poner en ventaja a su equipo.

El cuadro parisino contó con algunas acciones claras, pero no pudo concretar y terminó pagando cara su falta de efectividad porque a los 39 minutos, a través de un tiro de esquina llegó el inesperado gol de Kouyate, que de cabeza estampó el 1 a 1 para el Metz. Incluso, el local casi se va al descanso con ventaja, pero Keylor Navas le ahogó el grito a Lamine Gueye en un mano a mano casi sobre el final de la etapa incial.

En el complemento, el PSG salió más decidido y acorraló al local contra su propio arco, pero sufrió de falta de creatividad y en muchas ocasiones no encontró sociedad fructíferas que le permitiesen encontrar espacios para generar peligro. Por eso un remate de media distancia de Neymar y alguna arremetida de Hakimi fueron lo mejor del elenco parisino.

Por el otro lado, el Metz que renunció a la tenencia del balón y retrocedió algunos metros, apostó por los balones largos a la espalda de los laterales. Esos intentos, más esporádicos, fueron mucho más efectivos e hicieron transpirar a los zagueros del PSG y a Keylor Navas, vital para darle vida a su equipo.

Pochettino, atento a los problemas de su equipo, mandó a al cancha a Ángel Di María y a Ander Herrera, en lugar de Rafinha y Georginio Wijnaldum. Pese a esto la tónica del encuentro no se modificó demasiado y el tiempo empezó a ser un rival para el PSG que los 90 minutos vio cómo su adversario se quedaba con 10 hombres por la expulsión del zaguero Dylan Bronn. El turco fue castigado con la segunda amarilla por arrojar la pelota lejos, cuando había un tiro libre para el visitante.

En el último minuto de adición, cuando parecía que el empate ya era un hecho Neymar filtró la pelota para la subida de Hakimi, quien ya le había ganado la posición a su marcador y al controlarla quedó perfilado para sacudir de zurda y con el arco de frente. Tras hacerse el hueco, desenfundó un disparo seco al palo más lejano y sentenció el 2 a 1.

Con esta victoria, el PSG suma siete al hilo en la Ligue 1 que lidera con comodidad y el próximo sábado se enfrentará ante el Montpellier de irregular campaña. Para ese partido, Pochettino espera contar con Lionel Messi, ausente por lesión en este duelo. El argentino se realizará nuevos estudios para ver cómo evoluciona su molestia en la rodilla, teniendo en cuenta que el próximo martes tendrá un choque crucial ante el Manchester City por la Champions League.

Estadio: Stade Saint-Symphorien


TABLA DE POSICIONES

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR