Floyd Mayweather no pudo vencer al youtuber Logan Paul en una pelea inédita

En el Hard Rock Stadium de Miami, Money, de 44 años, realizó una exhibición ante una celebridad de las redes sociales. Como el combate fue sin jueces y no hubo nocaut, terminó sin resultado

Floyd Mayweather no pudo vencer al youtuber Logan Paul (Jasen Vinlove-USA TODAY Sports)
Floyd Mayweather no pudo vencer al youtuber Logan Paul (Jasen Vinlove-USA TODAY Sports)

Todos los fanáticos del boxeo estaban esperando un nuevo regreso de Floyd Mayweather Jr., uno de los grandes campeones de la historia y de los personajes más carismáticos que tiene este deporte, quien se enfrentó en un combate de exhibición en el Hard Rock Stadium de Miami (Florida) ante el youtuber Logan Paul, una celebridad con escasa experiencia sobre los cuadriláteros pero con el alcance mediático necesario para ser parte de un evento millonario.

Pese que se esperaba una victoria fácil del ex púgil de 44 años, el youtuber aguantó los ocho asaltos y al no haber jueces, no hubo ganadores ni perdedores. Aunque el ex boxeador demostró ser mejor entre las cuerdas, no pudo derribar a su oponente.

Paul fue el primero en salir a escena con la canción From Now On, de la película The Greatest Showman. Luego de unos segundos de meditación, se subió al cuadrilátero con una bata amarilla, mostrando mucha seguridad y con una tarjeta Pokémon colgada del cuello. La tarjeta del famoso animé era de Charizard una de las criaturas de fuego más poderosas del dibujo animado. Una muestra del poder que cree tener dentro el joven de 26 años.

Por su lado, Mayweather, acompañado de una multitud, salió junto a su propio rapero, con música en vivo. Además, llegó con barbijo al ring y ante una ovación ensordecedora del público que lo aplaudió mucho más que a su contrincante.

El resumen de la pelea

El primer asalto fue de análisis entre ambos, con pocos ataques y mucha atención. Sin embargo, sobre el final Paul, recorrió poco la lona a diferencia de su movedizo rival, pudo desenfundar una serie de golpes que dejaron contra las cuerdas al campeón, quien pudo soportarlos. El segundo acto fue similar, con Mayweather moviéndose de un lado al otro intentando desgastar a su oponente, cuya altura (1,88 metros) y sus brazos largos mantuvieron la alarma encendida en el ex púgil.

En el tercero empezó el show del ex boxeador norteamericano. Sin haber lanzado prácticamente ningún golpe hizo que el youtuber empezar a padecer el tiempo y se mostrara cansado. Así, lo arrinconó en varias ocasiones y logró conectar dos zurdazos al rostro que hicieron tambalear a la estrella de las redes, que pese a todo se mantuvo de pie.

En el quinto hubo intento de reacción de Paul, quien terminó lanzando golpes al aire porque nunca pudo conectar a Money, que a los 44 años hizo una muestra de talento y velocidad en cada defensa. La tónica no cambió en el siguiente bloque en el que se notó aún más el desgaste del youtuber y la tranquilidad de un Floyd que parecía no querer acabar la contienda por la vía rápida.

Pese a esto, los fans se quedaron con las ganas de ven un nocaut. Los ocho asaltos se completaron en su totalidad y Mayweather no intentó noquear, aunque dejó una mejor imagen. Al no haber jueces por tratarse de una exhibición, no hubo ganador ni perdedor. Pero Paul se probó a él mismo y al mundo que pudo aguantar: “Acabo de pelear contra uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos, así que que nadie me diga que algo es imposible”, declaró al final.

Mayweather, acompañado de una multitud, salió junto a su propio rapero, con música en vivo. Además, llegó con barbijo al ring y ante una ovación ensordecedora del público que lo aplaudió mucho más que a su contrincante (Credit: Jasen Vinlove-USA TODAY Sports)
Mayweather, acompañado de una multitud, salió junto a su propio rapero, con música en vivo. Además, llegó con barbijo al ring y ante una ovación ensordecedora del público que lo aplaudió mucho más que a su contrincante (Credit: Jasen Vinlove-USA TODAY Sports)

Lo mejor de la pelea entre Chad Johnson y Brian Maxwell

La velada inició con el enfrentamiento entre el ex jugador de la NFL Chad Johnson y el púgil Brian Maxwell. El ex jugador de los New England Patrios pudo completar los cuatro asaltos pero no la pasó bien sobre el cuadrilátero: “Esto es algo que haré sólo una vez”, declaró cuando finalizó el duelo que, al ser de exhibición, terminó en empate.

El siguiente cruce de la noche fue entre dos boxeadores profesional, Luis Arias y Jarrett Hurd. Tras 10 rondas de pura acción que pusieron al público a aplaudir y por momentos generaron ovaciones, la victoria terminó siendo por decisión divida de los jueces para el de Nicaragua, que pese a haber sufrido un corte en el rostro en uno de los primeros rounds, pudo sobreponerse y terminó dejando una mejor imagen.

Antes del gran duelo, el estadounidense Badou Jack se hizo un festín ante el venezolano Dervin Colina, quien había sido escogido como su rival casi sobre la hora por el dopaje positivo de Jean Pascal. El local dominó de principio a fin y la acción culminó en el cuarto round, después de que el latino cayera una vez más y el árbitro diera por finalizado el asunto. La polémica se dio porque Jack le acertó un golpe ilegal a Colina, cuando este ya estaba derrumbado, pero el juez no lo vio.

Mayweather, quien no peleaba por un título de boxeo profesional desde que venció a Andre Berto en 2015 y se subió por última vez al ring en 2018 cuando se impuso al campeón de kickboxing japonés Tenshin Nasukawa, rompió este domingo a los 44 años con su inactividad para “entretener y ganar dinero”.

Desde su pelea ante Conor McGregor del 2017, que alcanzó las 4,3 millones de ventas en Pay-Per-View (PPV), Floyd empezó con esta tendencia de buscar oponentes fuera del boxeo, que ahora ya ha cruzado incluso las fronteras del deporte. Por eso se midió ante un inexperto rival que colabora con sus intereses: los promotores esperan que las ventas del PPV, a un precio de USD 49,99 en Estados Unidos, lleguen a los dos millones.

Logan Paul es un joven de 26 años que construyó su fama y se hizo millonario con vlogs diarios en Internet. Junto a su hermano Jake han empezado a incursionar en el boxeo. En el caso de Logan, se enfrentó al youtuber británico KSI en Manchester en agosto de 2018 en una pelea terminó en empate. Ambos luego acordaron una “revancha”, que tuvo un tono más profesional y se celebró en noviembre de 2019 en el Staples Center de Los Ángeles. Aquella derrota fue la única presentación oficial que registra, sin embargo fue un evento con tanto éxito que captó la atención de una leyenda como Floyd Mayweather.

“Todo el mundo tiene derecho a su propia opinión. Yo vivo para Floyd Mayweather y elijo lo que quiero hacer. Si quiero salir, divertirme y ganar 50, 60, 70 o 100 millones de dólares, déjame hacerlo. No voy a molestar a nadie. No salgo a robar o a matar. Hago lo que quiero”, dijo en la previa Money en diálogo con AFP.

Así se entrenó Logan Paul para enfrentar a Floyd Mayweahter

Con un increíble registro de 50-0 (27 KO) en su carrera profesional, se enfrentó esta vez a un rival muy fuera de su peso que no sumó para sus estadísticas oficiales. Pasó gran parte de su carrera profesional como peso welter pero en su paso por las báscula acusó 155 libras (70,3 kilos), por lo que peleó como mediano.

Por su parte, Logan Paul, de 26 años, es peso crucero y registró 189,5 libras (85,9 kg) al pasar por la balanza. Además de la brecha en los pesos y la edad, la estrella de las redes sociales también es 15 centímetros más alto que el legendario púgil.

La última pelea de Floyd Mayweather fue ante el japonés Tenshin Nasukawa

“Si gano, será la mayor sorpresa en la historia de los deportes de combate. Si Mayweather gana, a nadie le importará. Bien hecho, hermano, habrás ganado a un youtuber”, había disparado Logan Paul para calentar el espectáculo durante una sesión fotográfica en Miami, un evento que estuvo caldeado porque Mayweather se peleó antes con el hermano de su rival. “Esta no es la pelea más grande de mi vida: es la más grande de su vida. Él tiene todo por perder. Mañana venceré al boxeador más grande de la historia del boxeo”, insistió durante el pesaje del sábado. Aunque se terminó yendo conforme con haber soportado todo el combate de pie.

Fue una pelea que no estuvo regulada por la Comisión de Boxeo del Estado de Florida pero lógicamente hubo un árbitro, pero no se llevaron puntuaciones ni hubo decisión oficial. Por eso no hubo ni ganadores ni perdedores.

SEGUIR LEYENDO: