Dressel batió un nuevo récord (Photo by Manan VATSYAYANA / AFP)
Dressel batió un nuevo récord (Photo by Manan VATSYAYANA / AFP)

El estadounidense Caeleb Dressel batió este viernes el récord mundial de los 100 mariposa al nadar en 49.50 en las semifinales de esta prueba, un tope mundial que estaba en poder de su compatriota Michael Phelps desde agosto de 2009 en Roma (49.82).

Se trata del quinto récord que se consigue en este Mundial de Gwangju. El anterior fue el logrado por el equipo australiano femenino del relevo largo, formado por Ariarne Titmus, Madison Wilson, Brianna Throssell y Emma McKeon, que batió el jueves el récord mundial de la distancia en 7:41.50 y acabar con un tope que databa de Roma 2009 y que consiguió el cuarteto chino (7:42.08).

El húngaro Kristof Milak, un nadador de 19 años, había batido el miércoles con 1:50.73 el récord mundial de los 200 mariposa que también tenía el mítico Michael Phelps desde el Mundial de Roma 2009 en 1:51.51.

Dressel buscará el oro en los 100 metros mariposa (Photo by Manan VATSYAYANA / AFP)
Dressel buscará el oro en los 100 metros mariposa (Photo by Manan VATSYAYANA / AFP)

No contento con conservar la prestigiosa corona mundial en los 100 metros libres, el estadounidense Caeleb Dressel también se convirtió en el nadador más rápido de la historia -sin contar los bañadores mágicos- en la prueba reina, este jueves en Gwangju, Corea del Sur.

46.96: es el tiempo que necesitó la bala del sprint estadounidense para completar el ida y vuelta en la piscina surcoreana. No es, sin embargo, el récord del mundo, que estableció en 2009 el brasileño César Cielo en la época de los trajes de baño supersónicos (46.91).

Con el cetro en la carrera reina, Dressel suma 3 títulos mundiales desde el comienzo de la semana, 10 en total en su carrera, luego de los conseguidos en los 50 metros mariposa, en el relevo 4×100 masculino y en 100 metros libres.

Dressel es el heredero de Michael Phelps en Estados Unidos
Dressel es el heredero de Michael Phelps en Estados Unidos

Su objetivo de volver a conseguir 7 oros, como lo hizo en el último Mundial de Hungría en 2017, todavía sigue en pie pese a la medalla de plata obtenida la víspera en el relevo 4×100 metros estilos mixto.

Aparte de engordar el palmarés, Dressel envió un mensaje a sus rivales a un año de Tokio-2020: luego de hacerse un nombre hace dos años en Budapest, y de una discreta temporada 2018, ha retomado su implacable marcha hacia adelante.

Además, el joven estadounidense ya cuenta con una medalla de oro obtenida en los Juegos Olímpicos del 2016, la cual consiguió junto a Michael Phelps, Ryan Held y Nathan Adrian en relevos de 4×100 metros libre con un tiempo de 3:09.92 segundos, superando a Francia y Australia, plata y bronce respectivamente.

 
 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: