Suárez ya impactó en el arquero del Leganés y la pelota ingresa al arco (Foto: REUTERS/Albert Gea)
Suárez ya impactó en el arquero del Leganés y la pelota ingresa al arco (Foto: REUTERS/Albert Gea)

Fue la jugada que rompió la paridad en Barcelona-Leganés: A los 70′ de juego, Luis Suárez capturó el rebote tras el gran remate del ingresado Lionel Messi y convirtió el 2-1 parcial. Luego, el líder de la Liga de España terminaría cerrando un 3-1 gracias a la conquista del astro argentino. Pero toda la atención se la llevó la acción protagonizada por el uruguayo: el atacante, al impactar el balón, también golpeó el brazo del arquero Iván Cuéllar, quien quedó tendido sobre el césped varios minutos. Sin embargo, el árbitro Ricardo de Burgos Bengoetxea consultó al VAR y convalidó la acción, a pesar de las airadas protestas del Leganés.

Pues bien, fallaron el juez y la Asistencia Arbitral por Video: el gol debió ser anulado. Se trató de una acción peligrosa, por lo que correspondía la sanción de un tiro libre indirecto para la visita y tarjeta amarilla para Suárez. ¿Por qué? La jugada supone un riesgo de lesión para el adversario; incluso intimida al portero a la hora de participar por el temor a lastimarse.

La situación no sólo generó reclamos entre la delegación de Leganés y sus aficionados. También una ex figura del Real Madrid hizo público su fastidio a través de las redes sociales. "Nos las prometíamos muy felices con el VAR pero ni por esas. Les da igual. Pasamos de un '¿Qué más quieres que te dé?' a 'Todo ok, José Luis' y se quedan tan tranquilos, oye", escribió el ex defensor Álvaro Arbeloa en su cuenta de Twitter.

Con la victoria, Barcelona dio otro paso hacia la búsqueda de un nuevo título de Liga: tomó ventaja de 5 puntos respecto de Atlético Madrid, su escolta, y le sacó diez a Real Madrid. Por ambición, mereció más que Leganés, más allá de que la conquista de Suárez no debió ser convalidada.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: