Virginia Woolf se convirtió en una de las voces más influyentes del modernismo (Getty)
Virginia Woolf se convirtió en una de las voces más influyentes del modernismo (Getty)

El gigante tecnológico Google volvió a rendir homenaje a una figura histórica al recordar este jueves con su "doodle" el 136 aniversario del nacimiento de Virginia Woolf, una de las escritoras más importantes del siglo XX y pilar del movimiento modernista en la literatura británica.

Más conocida por sus novelas Orlando (1928), Al Faro (1927) o La Señora Dalloway (1925), así como por el ensayo Una habitación propia (1929), Woolf selló una brillante obra artística que terminó truncada por su suicidio en 1941, cuando aún caían las bombas sobre Londres y tras batallar durante años una fuerte depresión.

Adeline Virginia Stephen nació en la capital del Imperio Británico el 25 de enero de 1882, hace exactamente 136 años, en una familia marcada por el progresismo y el fomento de las artes.

La británica convivió con la depresión toda su vida y a sus 59 años decidió terminar con su vida (Getty)
La británica convivió con la depresión toda su vida y a sus 59 años decidió terminar con su vida (Getty)

Fue educada en el hogar por institutrices y en medio de las tertulias literarias y artísticas organizadas por su padre, el también escritor Sir Leslie Stephen, y su madre Julia Prinsep Jackson, filántropa y modelo para los artistas plásticos del movimiento de los prerafaelitas.

A pesar de que Virginia recibió una educación de élite y que se rodeo de los intelectuales y artistas más importantes del país, no fue enviada a la Universidad de Cambridge, a diferencia de sus hermanos, hecho que resentiría posteriormente.

El “doodle” conmemorativo lanzada por el buscador Google con motivo del aniversario de su nacimiento
El “doodle” conmemorativo lanzada por el buscador Google con motivo del aniversario de su nacimiento

Con la temprana muerte de su madre, cuando la escritora tenía 13 años, comenzó una inestabilidad emocional que la acompañaría toda la vida, con frecuentes colapsos nerviosos y largos períodos de depresión por los cuales incluso pasó tiempo internada.

Junto a un grupo de escritores y pensadores, que incluía al economista John Maynard Keynes, la pintora Vanessa Bell y el novelista E. M Foster, formó en 1912 el Grupo Bloomsbury, llamado así por el nombre de un barrio londinense.

En el Bloomsbury figuraba también el escritor y ensayista Leonard Woolf, con quien Virginia se casaría ese mismo año a pesar de tener reservas antes la idea del matrimonio.

Portada de 1927 de “Orlando”, la biografía fantástica de un poeta que cambia de sexo y vive durante siglos en los que conoce a los principales nombres de la literatura inglesa
Portada de 1927 de “Orlando”, la biografía fantástica de un poeta que cambia de sexo y vive durante siglos en los que conoce a los principales nombres de la literatura inglesa

El grupo rechazaba los hábitos burgueses y la vida victoriana de la época, adoptaba una postura liberal y defendía a las "suffragettes", que buscaban el voto femenino, así como también la liberación sexual, pilares del movimiento feminista que surgiría después y que encontró en la obra de Woolf una de sus inspiraciones.

Mientras que en el plano artístico sus miembros partían del impresionismo tardío y rechazaban las ideas materialistas que comenzaban a surgir en favor del formalismo.

Junto a Leonard, Virginia fundó la editorial Hogarth Press, que publicaría grandes nombres de la literatura modernista de principios de siglo XX, como el poeta T. S Eliot y su mítico poema Tierra Baldía.

Portada de Mrs Dalloway, quizás la más famosa novela de Virginia Woolf, publicada en 1925
Portada de Mrs Dalloway, quizás la más famosa novela de Virginia Woolf, publicada en 1925

Pero Woolf continuaría siempre con idas y venidas entre la depresión y la inseguridad, que se acentuarían tras el fin de un largo romance con la escritora Vita Sackville-West y con la llegada de la Segunda Guerra Mundial y la obsesión con la muerte.

El 28 de marzo de 1941, en una época marcada por los bombardeos alemanes a las ciudades inglesas en el llamado "Blitz", la escritora llenó los bolsillos de su abrigo con piedras y caminó lentamente hacia el río Ouse, cerca de su hogar en Sussex. Su cuerpo fue hallado casi un mes después.

Woolf sigue siendo una de las voces más influyentes del siglo XX, sus novelas y colecciones de cuentos cortos permanecen en el canon de la literatura mundial y se han convertido en una inagotable fuente de inspiración para el movimiento feminista que surgiría con fuerza tras su muerte.

LEA MÁS: