Caso Piedad Córdoba: Comité ético del Pacto Histórico solo habría creado un grupo de WhatsApp

La senadora electa enfrenta varios traspiés tanto con la justicia colombiana como hondureña: ¿se posesionará el 20 de julio en el Senado?

En veremos lo que hará el Pacto Histórico con Piedad Córdoba
En veremos lo que hará el Pacto Histórico con Piedad Córdoba

A menos de 13 días de que inicie la posesión de los nuevos congresistas del país, tal parece que a la senadora electa Piedad Córdoba no le pondrán problema en el Pacto Histórico para que reciba su curul. En las últimas horas se conoció que el Comité Ético de la bancada de gobierno no habría adelantado mayores labores para determinar su participación en varios de sus presuntos delitos.

Fue el pasado 20 de abril cuando el entonces candidato presidencial Gustavo Petro le pidió a Córdoba que se apartara de su campaña hasta que resolviera varios de sus líos jurídicos y judiciales. Sin embargo, a más de 70 días de esa solicitud, el Pacto Histórico no ha definido nada frente a la situación de una de las coequiperas del hoy presidente electo.

Es más, según conoció la emisora BluRadio, a la fecha, el Comité Ético de la que será la bancada de Gobierno solo habría creado un grupo de WhatsApp para coordinar los temas sobre Piedad Córdoba y ver cuál será su destino político en la siguiente legislatura que está ad portas de iniciar.

Inclusive, aunque ya está creado el grupo en la citada aplicación de mensajería instantánea, varios militantes de la coalición de Petro le aseguraron al mencionado medio que no han coordinado ninguna reunión para cuadrar el futuro de la controvertida congresista.

Sin embargo, tal parece que, aunque coordinen encuentros, el Comité Ético del Pacto Histórico no podría interponer acciones contra la senadora electa como sanciones. Por ahora, ni Petro ni la misma Córdoba se han pronunciado recientemente sobre el tema, por lo que se presume que esta podrá recibir su designación como miembro del Senado de la República.

Cabe recordar que cuando Petro le pidió a la senadora electa que se apartara de su campaña, aún no se había presentado la polémica de los 68 mil dólares en efectivo que las autoridades de Honduras le encontraron en su maleta cuando intentaba salir de ese país. El tema es que, supuestamente, la parlamentaria no habría declarado esa millonaria suma de dinero, lo que desató duras críticas no solo en su contra, sino también contra el hoy mandatario electo.

Por otro lado, a tan solo días de que Gustavo Petro ganara la Presidencia de la República en la segunda vuelta, se refirió al panorama político de Córdoba. El líder de la Colombia Humana Petro afirmó que las decisiones sobre la situación judicial de la senadora solo es de las autoridades competentes y no de él como nuevo jefe de Estado.

“Los procesos judiciales dependen de los jueces. Punto. Hubo mucho ruido periodístico. Ahora tendremos que ver qué dicen los jueces. Los jueces aquí, los jueces en el exterior, digamos. Yo voy a ponerle atención a eso. El pacto histórico de tener un proceso”, señaló Petro en la entrevista que le dio a la revista Cambio.

Petro agregó que con el caso de Piedad Córdoba, relacionado ya en la justicia estadounidense, se buscó ‘entramparlo’ durante la campaña presidencial, aunque salió bien librado: “Hay un relacionamiento, a partir de los hechos últimos, que tiene que ver con la familia Piedad y la DEA. No sé de qué tipo, eso no lo conozco yo. Pero está el tema del hermano, incluso el intento de entranparme, del que me escapé. Ya hay un relacionamiento justicia norteamericana, DEA, familia de Piedad. Eso sé que es reservado con cosas que pasan por normas que ni siquiera son colombianas. Pero que no son propias para un ejercicio político en Colombia”, expresó a ese medio.

El presidente electo agregó que la senadora deberá posesionarse, pues de no hacerlo tendría consecuencias judiciales y constitucionales. Sin embargo, deberá dar un paso al costado mientras se aclaraba su situación, pues no tendría “libertad política” dentro del legislativo ni el movimiento:

“La no posesión tiene unas implicaciones judiciales, también constitucionales graves. No hablaría de eso. Pero sí hablaría de que la senadora Piedad Córdoba, ante el hecho de que hay un algún tipo de relacionamiento con la justicia de los Estados Unidos, ojalá favorable a ellos, debería, sí, tener un compás, porque su accionar político como senadora queda influenciado por un hecho objetivo. Y es que hay un relacionamiento con la justicia extranjera, que yo no puedo calificar. Entonces eso ameritaría que diera un paso al costado, aún siendo senadora”, afirmó el exsenador en la revista Cambio.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR