Cinco datos importantes sobre las alternativas ‘libres de humo’

Aunque la mejor opción es siempre dejar el tabaco y la nicotina por completo, los fumadores pueden cambiar sus vidas e incluso reducir el riesgo a través de opciones mejores que los cigarrillos

Existen alternativas para dejar el tabaco.
Existen alternativas para dejar el tabaco.

Los fumadores han escuchado hasta el cansancio que los cigarrillos son dañinos para la salud. Si bien lo mejor es que dejen de fumar definitivamente, pocas veces han escuchado un discurso amigable que les brinde opciones o alternativas que de verdad tengan impacto en sus vidas.

No es necesario ir muy lejos. Cada vez que un adulto toma un cigarrillo, el paquete le recuerda los daños colaterales. No importa cuál sea la razón por la que continúa fumando, ese fumador debe conocer las alternativas libres de humo.

Para que se decidan a cambiar el cigarrillo, a continuación, hay cinco datos importantes que todo fumador adulto debe conocer sobre las alternativas.

Cinco datos que debes saber sobre las alternativas.
Cinco datos que debes saber sobre las alternativas.

1.- No implican combustión

Los cigarrillos necesitan ser encendidos con fuego para hacer el proceso químico de combustión, siempre que haya tabaco y oxígeno disponible. Cuando se encienden, los cigarrillos queman tabaco a temperaturas superiores a 600 ° C, ardiendo a más de 800 ° C cuando un fumador inhala. En el proceso, crean humo, cenizas y altos niveles de productos químicos dañinos

Por otro lado, las alternativas como los calentadores de tabaco y los cigarrillos electrónicos son libres de humo. La tecnología permitió crear dispositivos que controlan la temperatura con precisión para que no haya combustión. Aunque no están libres de riesgo, estos productos están diseñados para reducir significativamente los niveles de productos químicos nocivos en comparación con el humo del cigarrillo.

2.- No producen humo

En relación con el punto anterior, al no quemar el tabaco las alternativas al cigarrillo no generan humo, sino un aerosol, que es una suspensión de líquido fino y partículas sólidas en un gas, en este caso, aire.

Los cigarrillos queman tabaco, y generan un humo cuya la composición es muy diferente del aerosol emitido por los vaporizadores y los productos que no se queman con calor, ya que el humo contiene miles de productos químicos, de los cuales cien han sido identificados como dañinos o potencialmente dañinos.

3.- Mejores opciones para el fumador pasivo

El humo de segunda mano, también conocido como humo de tabaco ambiental (ETS), es una combinación del humo producido por el extremo encendido de un cigarrillo y el humo exhalado por los fumadores. Como los productos libres de humo no queman tabaco, las evidencias han demostrado que los cigarrillos electrónicos y productos de tabaco calentado no son una fuente de ETS.

4.- Contienen nicotina

Contrario a lo que se podría creer, la nicotina, aunque es adictiva, no es el principal causante de las enfermedades relacionadas al hábito de fumar. Es el proceso de combustión el cual libera sustancias dañinas.

Todos los productos de tabaco calentado que se comercializan contienen nicotina, porque se produce naturalmente en el tabaco. La mayoría de los vapeadores y cigarrillos electrónicos también contienen nicotina. La nicotina es una de las razones por las que las personas fuman, junto con el sabor y el ritual. Para que los fumadores adultos cambien completamente de los cigarrillos a mejores alternativas que el seguir fumando, estos productos generalmente necesitan contener nicotina, que si bien no está exenta de riesgos, no es la principal causa de las enfermedades relacionadas con fumar.

“La nicotina por sí sola no es especialmente peligrosa y si se pudiera suministrar nicotina de una forma aceptable y efectiva como sustituto de los cigarrillos, se podrían salvar millones de vidas”, señala el estudio Adicción de la nicotina en Gran Bretaña del Real Colegio de Médicos.

5.- Mejores alternativas a los cigarrillos

Las alternativas libres de humo no queman tabaco, lo que significa que, si están científicamente fundamentadas y reguladas a un estándar apropiado, son una mejor alternativa a continuar fumando cigarrillos. Es importante destacar que no están libres de riesgos. La mejor opción es siempre dejar el tabaco y la nicotina por completo, pero para aquellas personas que seguirán fumando, optar por alternativas sin combustión respaldadas por la ciencia es una mejor opción.

Para conocer más sobre el futuro sin humo consulte: https://www.facebook.com/SinHumoXFavor

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR