Hinchas del Deportivo Cali denuncia racismo de policías argentinos previo a partido contra Boca Juniors

Aproximadamente 150 hinchas del equipo colombiano fueron detenidos y algunas entradas para el partido de la Copa Libertadores fueron confiscadas por las autoridades

Detenidos de la Barra de Deportivo Cali previo al partido ante Boca Juniors por Copa Libertadores
Detenidos de la Barra de Deportivo Cali previo al partido ante Boca Juniors por Copa Libertadores

El partido del Deportivo Cali en Buenos Aires ante Boca Juniors por la sexta fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores se vio alterado por los enfrentamientos violentos entre barristas de Racing Club de Avellaneda e hinchas del equipo colombiano. Esto, luego de que al primer grupo le fuera hurtada una bandera semanas antes del viaje de los vallecaucanos a Argentina.

Los choques dejaron al menos seis hinchas del equipo verdiblanco heridos luego del ataque de una facción de la Guardía Imperial, barra brava de Racing, en una línea férrea de Buenos Aires. La situación obligó al Ministerio de Seguridad a anticipar el operativo policial para no permitir enfrentamientos entre aficionados y activar el plan Tribuna Segura, que impide que personas con delitos ingresen a los estadio, para los seguidores del Deportivo Cali que se dirigirían al estadio La Bombonera.

Los seguidores del Deportivo Cali se reunieron en inmediaciones al hotel Hilton de Buenos Aires, donde concentraba el equipo, para allí abordar los buses que los llevaría al estadio de Boca Juniors. Sin embargo, allí fueron abordados por unidades policiales y algunos fueron detenidos por el porte de armas blancas. Uno de los hinchas denunció en Blu Radio que fueron víctimas de actos racistas y que al menos 18 personas siguen detenidas sin explicación:

“Vinieron muchos compañeros, algunos en vuelos con su familia y una percepción distinta del panorama, haciéndole saber a la hincha de Racing que los pelados que hicieron el robo no eran del control de nosotros, eran totalmente aparte. Acá en Buenos Aires mandan las barras y durante el partido, nos dice la Policía que nos van a escoltar, que nos reunamos para estar unidos y era una trampa para tratarnos como unos perros, nos hicieron tirar al suelo, a las mujeres las hicieron acostar boca abajo en un césped húmedo con un frío de nueve grados. Nos dijeron negros, simios y micos”.

Algunos de los hinchas del Deportivo Cali fueron acusados de revender ‘Boletas de Protocolo’, las cuales tienen prohibida su comercialización. Estas fueron confiscadas por las autoridades; no obstante, el seguidor en su relato a Blu Radio aclaró cómo fueron adquiridas estas entradas y desmintió que fueran a ser vendidas. Además, dijo que Policías aseguraron trabajar para Racing Club y reclamarles el trapo hurtado en el estadio ‘El Cilindro de Avellaneda’.

“No es así, nosotros hicimos una compra de más de $27 millones en Cali por 203 boletas, también en Argentina pagamos 76 boletas más para la hinchada. Aparte de eso, el Deportivo Cali nos obsequió unas entradas y por eso las teníamos todas. A algunos nos dijeron, en el oído, que trabajan para el Racing y da pesar escuchar eso. Nos retiene la Policía y nos quitan los trapos porque una barra se lo pide y nos acusan de algo que no hicimos”.

Por último, el trapo que generó los conflictos entre barristas volvió a ser recordado por las autoridades, según el relato del hincha, pues secuestraron algunas banderas de hinchas del Deportivo Cali para conocer datos que dieran el paradero de la tela con el nombre de ‘Burzaco’ pintado:

“Aparte de esto, nuestros trapos fueron secuestrados por estos policías haciéndonos saber que si no aparece la bandera que se robaron los cuatro menores, que no conocemos su paradero, se los van a entregar a los de Independiente y Boca”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR