General Alberto Mejía, excomandante de las Fuerzas MIlitares, negó que piense formar parte de un eventual gobierno de Gustavo Petro: “No estoy interesado en política y mucho menos en cargos públicos”

El oficial retirado emitió un comunicado en el que aseguró que ahora lo único que quiere es vivir en paz con su familia

General (r) Alberto José Mejía. Foto: Colprensa
General (r) Alberto José Mejía. Foto: Colprensa

El General (r) Alberto José Mejía fue bien visto como posible comandante de las Fuerzas Militares en caso de que el candidato del Pacto Histórico, Gustavo Petro llegará a la Presidencia. Sin embargo, Mejía desmintió el ofrecimiento.

Su primera aclaración fue que no ha tenido contacto con el aspirante presidencial, “no conozco a Gustavo Petro y jamás he hablado con él. No he tenido contacto con la campaña del Pacto Histórico”.

El Mono Mejía como es conocido, destacó que no está interesado en política y mucho menos en participar en cargos públicos en los próximos cuatro años.

Mi única intención, después de servir 43 años a mi amado país, es vivir en paz con mi familia. Seré un soldado siempre y un demócrata”, indicó.

La especulación giro alrededor de los recientes enfrentamientos entre Gustavo Petro y el comandante del Ejército, general Eduardo Zapateiro.

Ante la Procuraduría General de la Nación el Instituto Internacional de Estudios Anticorrupción (IIEA) radicó una queja disciplinaria contra el general Eduardo Enrique Zapateiro, comandante del Ejército Nacional, por su presunta participación en política durante esta época preelectoral.

El Instituto le solicitó al Ministerio Público que se impongan las sanciones correspondientes ante este tipo de conductas por parte de un miembro de la fuerza pública.

En el documento, firmado por el director del IIEA, Camilo Alberto Enciso, se exponen las pruebas con las que se evidenciaría la falta por parte del funcionario. En este caso, el instituto hizo referencia a algunas publicaciones que hizo Zapateiro en su perfil de Twitter, donde habló explícitamente sobre el candidato a la Presidencia de Colombia por el Pacto Histórico, Gustavo Petro.

Enciso presentó ante el despacho de la procuradora Margarita Cabello, la “queja disciplinaria en los términos de la Ley 1952 de 2019 Código General Disciplinario- en contra del señor comandante del Ejército de la República de Colombia, general Eduardo Enrique Zapateiro Altamiranda, por la flagrante violación a la prohibición constitucional establecida en el artículo 219 de la Constitución Política de Colombia que impone el deber a los miembros de la fuerza pública de no participar de la deliberación política nacional, entendiendo que un miembro en servicio activo no puede intervenir en actividades o debates de partidos o movimientos políticos”.

Alberto José Mejía

Se convirtió en uno de los militares más cercanos al expresidente Juan Manuel Santos y un defensor del Proceso de Paz.

Cuando Iván Duque llegó a la casa de Nariño sostuvo su cargo solo seis meses y luego nombró al general Nicasio Martínez en su reemplazo.

El General Mejía fue nombrado embajador de Colombia en Australia.

Pocos días después de la llegada de Luis Carlos Villegas al Ministerio de Defensa, en julio de 2015 Alberto José Mejía fue nombrado el comandante General del Ejército.

Es el hijo mayor del general Nelson Mejía Henao, comandante del Ejército y después de las Fuerzas Militares entre 1988 y 1990, en el gobierno de Virgilio Barco.

El Mono Mejía está casado con Lina María Sanmiguel Blanco, hija de otro general, exrectora de la Universidad Militar Manuel Sanmiguel Buenaventura.

El General Alberto José es oficial de infantería y tiene una maestría en seguridad nacional y otra en defensa y seguridad. Ha manejado unidades de combate, como comandante del Batallón de Fuerzas rurales y luego comandante de la Brigada de Fuerzas Especiales.

Además, ha desempeñado cargos administrativos importantes como, edecán de la casa Militar de Cadetes, escuela de Infantería de Bogotá y Lanceros de Tolemaida; como también director de Planeación del Ejército.

Fue enviado por el Ejército al Army War College de Estados Unidos como oficial destacado.

También fue comandante de la Cuarta Brigada, con sede en Medellín, entre 2009 y 2011. En este momento estaba la fuerte polémica por el escándalo de los llamados ‘falsos positivos’, en el que esa brigada había estado involucrada, y Mejía organizó ceremonias para pedir perdón a las familias víctimas de las ejecuciones.

Después pasó a ser director de Planeación del Ejército, de allí saltó a comandar la División de Aviación y Asalto Aéreo del Ejército, uno de los fuertes golpes que dieron las Fuerzas Militares a las Farc en los primeros años del gobierno de Juan Manuel Santos.

En 2014 pasó a ser jefe del comando conjunto de operaciones especiales de las Fuerzas Militares.

Mejía se recuerda como un general competente, respetuoso del mando civil y con habilidades para interactuar con el Ministerio de Defensa.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR