La JEP y la UBPD avanzan en el esclarecimiento de los casos de desaparición forzada en Antioquia y Chocó

Las entidades del Sistema Integral para la Paz informaron que adelantan acciones para esclarecer los casos de desaparición registrados en las regiones de del Urabá, el Darién y Bajo Atrato, al noroccidente de Colombia

Las entidades del Sistema Integral para la Paz informaron que adelantan acciones para esclarecer los casos de desaparición registrados en las regiones de del Urabá, el Darién y Bajo Atrato, al noroccidente de Colombia.
FOTO: Archivo (Colprensa)
Las entidades del Sistema Integral para la Paz informaron que adelantan acciones para esclarecer los casos de desaparición registrados en las regiones de del Urabá, el Darién y Bajo Atrato, al noroccidente de Colombia. FOTO: Archivo (Colprensa)

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) informaron este jueves que avanzan en el esclarecimiento de la verdad frente a los casos de desaparición forzada documentadas en las regiones del Urabá, el Darién y Bajo Atrato, al noroccidente de Colombia, algunas de las más afectadas durante el conflicto armado.

Las entidades del Sistema Integral para la Paz anunciaron que realizarán una hoja de ruta para coordinar los esfuerzos con el propósito de proteger los sectores en los que se encuentren cuerpos no identificados, las propuestas de sanción vinculadas a estas graves violaciones a los derechos humanos y al Derecho Internacional Humanitario (DIH) en el marco del caso 04, y las garantías de participación de las víctimas por parte de los comparecientes de la justicia transicional.

“Estas labores buscan focalizar la investigación y recolección de información sobre un universo inicial construido por la Unidad de Búsqueda de 7.281 personas desaparecidas, en 15 municipios de estas regiones en Antioquia y Chocó, incluyendo los hallazgos judiciales de la JEP dentro del caso 04, que facilitarán las acciones humanitarias y extrajudiciales de la UBPD”, indicaron las entidades del Sistema Integral de Paz.

La justicia transicional entregó a la Unidad de Búsqueda una matriz con más de 365 hechos vinculados a la desaparición forzada; grabaciones de audiencias de versiones entregadas por comparecientes y otras diligencias dentro de las que se destaca el testimonio entregado por Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, máximo jefe del Clan del Golfo, considerada la banda criminal más grande de Colombia.

Con la información suministrada por la JEP, en la que se incluye un listado entregado por la desmovilizada guerrilla de las FARC con 186 registros de personas desaparecidas en medio del conflicto en esta región y datos sobre los cementerios priorizados en el caso, la UBPD enriquecerá las bases de datos del Registro Nacional de Fosas, Cementerios Ilegales y Sepulturas (Rnfcis).

A su vez, se complementará el Universo de Personas dadas por Desaparecidas en las que se han registrado 99.235 casos, al tiempo que se adelantará acciones humanitarias de localización, prospección, recuperación, identificación, reencuentros y entregas dignas de las personas desaparecidas con lo que se busca satisfacer el derecho de las víctimas y contribuir al esclarecimiento de este crimen durante el conflicto armado.

“El avance en el esclarecimiento de la verdad de los casos de personas desaparecidas en Urabá antioqueño, Bajo Atrato y Darién chocoanos hace parte de las experiencias exitosas de coordinación entre la JEP y la Unidad de Búsqueda, que ha permitido en el caso 04 coordinar desde los territorios las acciones de impulso para la búsqueda”, concluyeron las entidades del Sistema Integral para la Paz.

El pasado 13 mayo la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) hizo la entrega digna de los restos de Germán Darío Flórez Jiménez, un joven de 21 años, del que no se tenía noticia desde el 14 de mayo de 1982 cuando fue visto por última vez en Medellín mientras salía de su casa en busca de mejores oportunidades laborales.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR