Armada incautó 118 kilogramos de cocaína en la Frontera con Panamá que pertenecerían al Clan del Golfo

Las autoridades estiman que con la incautación del cargamento se evitó la comercialización de 295 mil dosis de cocaína a nivel mundial

La Armada estimó que con la incautación se evitó el ingreso de cerca de cuatro millones de dólares a las finanzas del Clan del Golfo.
Foto: Armada Nacional
La Armada estimó que con la incautación se evitó el ingreso de cerca de cuatro millones de dólares a las finanzas del Clan del Golfo. Foto: Armada Nacional

La Armada Nacional de Colombia, en una operación conjunta con el Servicio Nacional Aeronaval (SENAN) de Panamá, logró incautar 118 kilogramos de clorhidrato de cocaína que eran transportados a bordo de una embarcación tipo Go Fast en la frontera con Panamá y que pertenecería, presuntamente, al Clan del Golfo.

De acuerdo con las estimaciones de la autoridad naval colombiana, gracias a este operativo se evitó la comercialización de 295 mil dosis de cocaína a nivel mundial.

El operativo

La incautación del cargamento de cocaína se dio gracias a la combinación de capacidades de superficie de la Armada de Colombia con un bote de la Patrulla Costera del SENAN Panamá, que detectaron una embarcación sospechosa con dos sujetos a bordo que habría salido del Golfo de Urabá con destino a las costas panameñas.

Una vez las autoridades detectaron el bote tipo Go Fast, se desplegaron en el área unidades de Reacción Rápida de ambos países, que en Cabo Tiburón, en la frontera con Panamá, interceptaron la embarcación, en la que hallaron cinco bultos con 112 paquetes rectangulares que contendrían la droga.

El material incautado fue transportado hasta las instalaciones de la Estación de Guardacostas de Urabá, en donde efectivos de la Policía Nacional realizaron las Pruebas de Identificación Preliminar Homologadas (PIPH), que dieron positivo para 118 kilogramos de clorhidrato de cocaína.

Según la Armada Nacional, los capturados fueron puestos a disposición de las autoridades competentes. Así mismo, estimó que con la incautación se evitó el ingreso de cerca de cuatro millones de dólares a las finanzas del Clan del Golfo.

Mano derecha de jefe del Clan del Golfo fue capturado cuando paseaba con su novia

En las últimas horas la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (DIJIN) capturó a Antonio Ballesteros Vecino, alias Toño, por quien se ofrecían hasta 5.000 millones de pesos de recompensa, y era considerado uno de los hombres de confianza del cabecilla del Clan del Golfo, Jobanis de Jesús Ávila Villadiego, alias Chiquito Malo.

De acuerdo con las autoridades, con la reciente captura de Toño se marca el cierre del cerco en contra de Chiquito Malo, uno de los lugartenientes de Otoniel que habría asumido el mando del grupo criminal junto a Siopas.

Alias Toño fue capturado por las autoridades cuando se desplazaba por la vía Medellín - Llanos de Cuivá, al norte del departamento de Antioquia. Miembros de la DIJIN lo interceptaron cuando se desplaza en una camioneta de alta gama, a la altura del kilómetro 23, e iba acompañado de quien sería, al parecer, su pareja sentimental.

Ballesteros Vecino es otro de los extraditables del Clan del Golfo. Tiene una solicitud de la Corte del Distrito Este de Texas por narcotráfico y concierto para delinquir, “y es considerado un objetivo de alto valor por parte de la Administración para el Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA)”, sostuvo la Policía de Colombia.

Las investigaciones que tiene la Dijin junto con la DEA de los Estados Unidos, indican que alias Toño coordinaba envíos de cocaína por medio de lanchas Go Fast desde la costa occidental del golfo de Urabá, en los municipios de Unguía y Acandí en Antioquia, de donde zarpaban hacia Centroamérica, Panamá, Costa Rica y finalmente a Estados Unidos. Es señalado como responsable de poner al menos 12 toneladas de clorhidrato en territorio norteamericano.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR