“Algo que infortunadamente se veía venir”: exárbitro sobre la ausencia de jueces colombianos en Catar 2022

La última vez que Colombia dejó de tener representación arbitral en una copa del mundo fue en Argentina 1978

El arbitro colombiano Wilmar Roldán llegó a una cifra histórica en la Copa Libertadores. Foto: archivo particular
El arbitro colombiano Wilmar Roldán llegó a una cifra histórica en la Copa Libertadores. Foto: archivo particular

La selección Colombia no estará en Catar 2022 tras cumplir una penosa presentación en las eliminatorias de la Conmebol bajo el mando de Reinaldo Rueda. Además, el país recibió otro golpe pues no tendrá árbitros oficiales en la cita orbital que se llevará a cabo entre noviembre y diciembre del presente año.

La noticia la dio a conocer la FIFA, que publicó el listado oficial de 129 referís que serán los encargados de impartir justicia en Catar, en la que solo hace parte árbitro Nicolás Gallo, pero irá como encargado del VAR. Esta decisión no es una sorpresa teniendo en cuenta la crisis por la que pasa el arbitraje nacional no solo en el país sino a nivel internacional.

No es casualidad esta decisión del ente rector del fútbol mundial cuando los árbitros colombianos son duramente criticados en las competencias continentales, mientras que en el torneo doméstico cada fecha se ven envueltos en una nueva polémica por sus decisiones en el terreno de juego en el que ha visto afectado más de un equipo.

Tuvieron que pasar 42 años y 10 mundiales para que una copa del mundo no contará con la participación de jueces colombianos. La última vez que esta situación se presentó fue en 1978, cuando este certamen se llevó a cabo en tierras gauchas.

Le puede interesar: Luis Díaz sigue valorizándose: el guajiro continúa al alza entre los 50 jugadores más cotizados de Europa

Una voz autorizada para hablar de este mal momento del arbitraje colombiano es el exjuez José Joaquín Torres, quien dio su opinión sobre esta situación durante una entrevista para el programa Blog Deportivo de Bluradio.

En primer lugar, José Joaquín Torres, quien actualmente ostenta el récord como el árbitro con más partidos ha dirigido en un mundial, manifestó que no le tomó por sorpresa esta noticia porque no hay organización en el arbitraje colombiano. “Algo que infortunadamente se veía venir por ese momento que pasa el arbitraje colombiano donde no hay una estructura no hay una organización”.

También añadió que uno de los factores que agravó el panorama del arbitraje cafetero es la falta de árbitros con habilidades para formar nuevas generaciones. “Los árbitros llegan sin una formación integral como la ayudé hacer y como gracias a Dios la tuvimos nosotros”.

Asimismo, José Joaquín Torres remarcó que en Colombia como en otros países debería existir una entidad encargada del arbitraje que permita tener una mayor planificación y que sea dirigida por personas que conozcan del tema. “Tenemos que partir de la falta de una organización arbitral que planifique un trabajo con un director del departamento de arbitraje, con instructores a nivel nacional, local y tener un escalafón con una malla curricular para que los árbitros cumplan ciclos”.

Cuando le consultaron sobre Wilmar Roldan, que hace poco cumplió 100 partidos dirigidos en la Conmebol Libertadores, Torres no dudo en la calidad del antioqueño, pero dijo que en estos casos se deben tener en cuenta otros factores antes que los números. “No quiero demeritar la labor de Wilmar, excelente árbitro, pero muchas veces no es cuantificar sino cualificar”

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR