Alcalde (e) de Medellín, Juan Camilo Restrepo, respondió por las quejas que instauraron en su contra en la Procuraduría

En su primera semana fueron enviadas al ente de control dos solicitudes de investigación disciplinaria

Juan Camilo Restrepo Gómez. Foto: Colprensa
Juan Camilo Restrepo Gómez. Foto: Colprensa

En su primera semana como alcalde encargado de Medellín, Juan Camilo Restrepo, ya tiene dos quejas disciplinarias en su contra: una por parte del representante a la Cámara por Antioquia, León Fredy Muñoz, por llegar a su nuevo cargo, al parecer, con cuatro contratistas de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, entidad que tuvo a su cargo antes de su nueva designación, y otra por un supuesto acoso laboral a un funcionario de la Alcaldía.

Sobre la primera queja, el congresista publicó en su cuenta oficial de Twitter una copia del documento que presentó ante la Procuraduría donde citó unas declaraciones del alcalde (e) a la emisora Blu Radio donde le preguntaron que quiénes eran las cuatro personas con las que llegaba a la administración de la ciudad.

“Me acompañan, son abogados, son personas que en la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, arrancando desde mi secretario privado, el doctor Pablo Valencia, (...) el doctor José Fernando es mi jefe de prensa, el doctor Carlos Rúa fue mi compañero en la Universidad Autónoma, el doctor Cesar Giraldo, también antioqueño (...) le he dicho ayúdenme a esta tarea”, citó Muñoz de la entrevista con el medio radial en su solicitud al organismo de control.

En la emisora Caracol Radio, Muñoz indicó que estas personas eran pagadas desde la entidad que tenía encargada Restrepo Gómez, pero laborando en la Alcaldía de Medellín.

“Le están pagando en la consejería pero están cumpliendo otras labores, entonces, en este caso están incumpliendo unas labores misionales donde les están pagando. Ahí también se tipifica ausentarse de sus funciones, además, está desempeñando dos cargos simultáneos, entonces, aquí lo que le estamos pidiendo en este caso a la Procuraduría es que se pronuncien sobre este caso, porque lo que aquí nosotros vemos es que hay una posible irregularidad disciplinaria”, explicó en el medio radial.

En la emisora Blu Radio el funcionario designado por el presidente Iván Duque aclaró que oficialmente, desde el martes, le fueron levantadas sus funciones como alto comisionado para la Paz, y reconoció que funcionarios de esa la mencionada entidad si llegaron con él a la capital antioqueña, pero como apoyo mientras llevaba a cabo el empalme.

“Son tres personas que estuvieron en estos días en Medellín pero que no actuaron ni ordenaron en temas de ejecución presupuestal ni influyeron en las determinaciones que, como alcalde encargado, he tomado. (...) Tampoco tienen injerencia sobre ningún secretario de despacho”, afirmó.

Sobre la otra queja disciplinaria en su contra, por un supuesto acoso laboral, el funcionario afectado solicitó al ente de control sancionar a Juan Camilo Restrepo de conformidad con la Ley 1952 de 2019 y la Ley 996 de 2005.

En la descripción de los hechos, el denunciante citó la respuesta de Restrepo en una entrevista con el medio regional Teleantioquia, en el que aseguró que si los funcionarios desobedecían sus ordenes como alcalde encargado podría retirarlos del cargo.

En la entrevista a Restrepo le preguntaron qué haría si el gabinete municipal se declara en rebeldía, pues fue una solicitud que hizo Daniel Quintero a su salida por la suspensión. La respuesta del encargado fue: “Tienen dos opciones: le pido la renuncia o lo declaro insubsistente, en eso me demoro cinco minutos”.

Posteriormente, el funcionario que habría interpuesto la queja aseguró que el alcalde encargado lo amenazó directamente con declararlo insubsistente por un inconveniente tras su posesión.

“Los hechos ocurrieron el pasado 17 de mayo cuando el alcalde y “una persona distinta al personal de seguridad del señor Juan Camilo Restrepo” le solicitaron al funcionario apagar y desconectar todos los micrófonos del salón de consejo de Gobierno”.

De acuerdo con la denuncia, tanto el funcionario denunciante como la persona encargada de los sistemas eléctricos del lugar le explicaron al alcalde encargado que los micrófonos estaban debidamente apagados, es decir sin funcionar, pero que no se podían desconectar por la complejidad del cableado.

La respuesta de Juan Camilo Restrepo, con “tono desafiante”, según la denuncia, fue: “Soy el alcalde de Medellín ¿quién es el tal (nombre del funcionario)? no encuentro por qué deba enviar una ninguna solicitud por escrito porque estoy dando una orden de desconectar los micrófonos; de lo contrario procedo a declararlos insubsistentes”.

Ante este señalado acoso laboral, el alcalde (e) señaló en la emisora Caracol Radio que siempre ha tratado de mantener la cordialidad con los funcionarios de esa entidad.

“Con conceptos de microgerencia, con respeto, con inteligencia emocional y por supuesto tratando de resolver las dificultades que tienen los medellinenses. El resto son discusiones en las cuales no me voy a enfrascar”, indicó el funcionario.



SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR