Procuraduría investigará a Aire-e por cortes de luz repentinos en Barranquilla

Para garantizarle el servicio a los ciudadanos, el órgano de control pidió a Air-e que indique, en el menor tiempo posible, una “solución de fondo” a esta problemática

  Air-e ya ha explicado que el servicio es costoso por varios factores como el costo de los combustibles, la tasa de cambio desfavorable y la inflación | EFE/LUIS TEJIDO
Air-e ya ha explicado que el servicio es costoso por varios factores como el costo de los combustibles, la tasa de cambio desfavorable y la inflación | EFE/LUIS TEJIDO

Por las interrupciones constantes de energía eléctrica que han experimentado los habitantes de Barranquilla (Atlántico) en las últimas semanas, la Procuraduría General de la Nación requirió a Air-e, empresa que proporciona el servicio. El órgano de control pidió que se detalle por qué, en solo tres días, de forma intermitente, los usuarios estuvieran sin luz por más de 21 horas.

“Las suspensiones del servicio de energía del 15 al 17 de mayo arrojarían un total de 21 horas, sin que pueda evidenciarse -por parte del operador de la red- un incentivo o compensación”, aseguró el ente de control este 18 de mayo.

La Procuraduría indicó que el 15 de mayo gran parte de la ciudad estuvo sin luz. Air-e suspendió el servicio en el 70 % del territorio barranquillero y no se dio una explicación.

Al día siguiente (16 de mayo) se volvió a ir la luz, pero la empresa justificó que estaba haciendo “trabajos de emergencia en la subestación Las Flores en Barranquilla”. La intervención de ese circuito, en particular, afectó varios barrios del norte de la ciudad, el casco urbano del municipio de Puerto Colombia y sus áreas rurales. En total se afectaron 43 sectores.

El 17 de mayo también se habrían realizado intervenciones en algunas estaciones eléctricas de la ciudad.

A pesar de que en los últimos dos días sí habría una justificación válida por la falta del servicio, la Procuraduría criticó que no se avisó a los ciudadanos con tiempo. El ente de control recordó que, de acuerdo con la resolución 015 de 2018 de la Comisión de Regulación de Energía, Gas y Combustibles (CREG), este tipo de eventos deben ser informados con una antelación mínima de 48 horas.

El incumplimiento de Air-e fue calificado por el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, como “inaceptable”. Señaló que esto ha generado grandes afectaciones en la vida cotidiana de la comunidad.

“Lo que ha sucedido los últimos tres días es lamentable. Nos han sometido a tres días de varias horas sin fluido eléctrico en gran parte de la ciudad, en un momento que el calor y la humedad en Barranquilla es intolerable”, dijo Pumarejo.

Para garantizarle el servicio a los ciudadanos, la Procuraduría pidió a Air-e que indique, en el menor tiempo posible, una “solución de fondo” a esta problemática.

A la petición se unió el alcalde Pumarejo, y agregó que también es necesario que el Gobierno nacional y la bancada atlanticense del Congreso de la República vigile por la correcta prestación del servicio en la ciudad. Así mismo, aseguró que el caribe está “haciendo un esfuerzo que el país no comprende”, pues en esta región se pagan las tarifas más altas por acceder a energía eléctrica y la calidad es deficiente.

“Durante más de dos décadas, el Estado no vigiló que los distribuidores y comercializadores hicieran las inversiones que eran necesarias. (...) Necesitamos un cobro justo y eficiente. Necesitamos un servicio justo y eficiente. La empresa recibió una casa en ruina y reconocemos las inversiones, pero mientras tanto nosotros somos los afectados. Esto que pasó, se pudo prever”, dijo Pumarejo.

Cabe anotar que Air-e ya ha explicado que el servicio es costoso por varios factores como el costo de los combustibles, la tasa de cambio desfavorable y la inflación. Además, según ellos, las pérdidas de energía se incluyen en las facturas desde agosto pasado; es decir, los consumidores legales están pagando por la electricidad robada. También dijo que están cobrando por el trabajo y la infraestructura que requiere mejorar el servicio de energía en el Caribe; acción que fue autorizada por el Plan Nacional de Desarrollo y para la cual se presentó un plan tarifario.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR