Entrevista con La cuarta raya del tigre, un colectivo que busca fortalecer la creatividad de los jóvenes bogotanos

A través del periódico literario New Roman Times y otros proyectos, este grupo de jóvenes le apuesta a la construcción de la cultura de la capital por medio de relatos, poesía y cuentos

Guardar

Nuevo

infobae

La Cuarta raya del tigre es un colectivo de estudiantes que empezó en un portal web para la materia promoción de lectura, que hace parte de la carrera de creaciones literarias de la Universidad Central. El portal fue lanzado en septiembre de 2017, con el evento Cómo Jason partió el tigre por la cuarta raya. Ese mismo año el colectivo realizó la muestra La poesía no es como la pintan, organizó La carrera de papamóviles y escribió La novena literaria, que busca honrar a Jorge Luis Borges, sor Juana Inés de la Cruz y Arthur Rimbaud.

En el 2018, cuando llevaba un año el proyecto, realizaron dos especiales: San Valentín atigrado, en el que publicaron El diccionario del amor, y No te pido que traigas flores. Para este último entrevistaron a Ana Dávila, quien “descubrió” que la Virgen María compraba toallas higiénicas y de ahí publicaron algunos textos referentes a la menstruación.

Luego llegó New Roman Times, un periódico literario en el que los relatos cortos y la poesía van conformando, de la mano de ilustraciones realizadas también por los miembros del colectivo, un diario en el que se abarca la actualidad contada de otra manera. Alejandra Castañeda, una de las fundadores, contó para Infobae que no existe una convocatoria para aquellas personas que quieran hacer parte, pero que cualquiera que quiera dejar sus textos en este portal lo puede realizar sin ningún requisito. La idea principal del periódico fue incentivar a escritores emergentes creando nuevos espacios para ellos, con el fin de que el público tenga un material cultural diferente en el que se resalte la literatura bogotana.

“Desde el colectivo somos muy abiertos a realizar convenios y proyectos con otras personas o grupos para crear nuevas iniciativas literarias y artísticas. Para nosotros, esto ha sido un punto clave, ya que nos han ayudado a crecer. Además, desde el principio se ha buscado involucrar a diversas personas, así no lleguen a pertenecer al colectivo, que puedan aportar a la creación literaria”.

Para este año, uno de los proyectos a trabajar, bajo una beca local, se basa en darles talleres de poesía a mujeres de la localidad de Suba, que tiene además el objetivo de la reactivación cultural de esta zona de la capital. Este espacio contará con los conceptos de Mujer y la escritura, la intimidad, deconstrucción de roles de género, la mujer y la mística, y la mujer y la cotidianidad.

Estos talleres se desarrollarán en dos grupos diferentes. Uno será para mujeres mayores de cincuenta años y otro para jóvenes entre los 18 y 29 años. Donde en los dos grupos se trabajarán las temáticas mencionadas para la creación de poemas. El cierre del taller será con la diagramación de un libro que recopile los poemas de las participantes.

Las personas que estén interesadas deberán consultar las redes sociales de la Cuarta raya del tigre o visitar la casa de La igualdad para las mujeres, lugar donde se llevará a cabo el taller.

¿Por qué se llaman La cuarta raya del tigre?

“Cuando observamos un tigre nos enfocamos en su pose, garras y colmillos. El colectivo literario 22-44, conformado por nueve estudiantes del programa de Creación Literaria, dos comunicadores sociales y un estudiante de física, ha decidido mirar las rayas, admirar el todo desde un punto particular. Sus columnistas son una rata admiradora de Enrique Peñalosa y Nostradama, quien prepara los horóscopos literarios de cada semana y conoce todo sobre el arte de leer el destino en el cuncho del chocolate, el café o la cerveza. Uno de los participantes sufre de trislexia, otro es lenguisopa rehabilitado y otro le teme a los espejos. Su director es Sergio Daniel López Rodríguez y ninguno de los integrantes ha leído La otra raya del tigre, de Tomás Gonzáles, de donde todos creen que viene el nombre”, se puede leer en la página web del colectivo.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo