Con un grafólogo, Gabriel Camargo se defenderá de las acusaciones de Nilson Castrillón

Con ayuda de Acolfutpro, el futbolista caucano recopiló el material probatorio que demostraría que el presidente de Deportes Tolima incurrió en el delito de falsedad en documento privado

Por falsedad en documento privado, Nilson Castrillón habría denunciado a Gabriel Camargo tras descubrir irregularidades con su contrato en Deportes Tolima
Por falsedad en documento privado, Nilson Castrillón habría denunciado a Gabriel Camargo tras descubrir irregularidades con su contrato en Deportes Tolima

El lateral derecho Nilson Castrillón no estuvo presente en la gran final de la Liga BetPlay II 2021 con el Deportes Tolima, dirigido por Hernán Torres, porque su verdadera desvinculación con el plantel Vinotinto y Oro fue antes de lo que le anunciaba el equipo de Ibagué.

Dicha desvinculación anticipada de Nilson, actual fichaje de Junior de Barranquilla, se dio por cuenta de la alteración de un documento privado que era ni más ni menos que el contrato de Castrillón con Tolima.

De acuerdo con lo establecido por la ley, no es posible firmar contratos por más de tres años entre empleado y empleador, en este caso entre el club de Ibagué y el futbolista oriundo de Caloto, Cauca. Sin embargo, lo que llamó aún más la atención es que en este caso hay una acusación por presunta falsedad en documento privado de manos del representante legal de Tolima, Gabriel Camargo, quien al parecer le habría entregado un contrato al jugador y habría presentado otro falsificado ante el Ministerio del Deporte, donde reposan estos archivos a nivel legal.

Pues bien, según pudo conocer la mesa de debate del programa Blog Deportivo de la emisora Blu Radio, el exsenador y máximo accionista de Deportes Tolima contrató a un grafólogo para defenderse de la denuncia penal que hay en su contra, esto con el objetivo de que un experto constate si en efecto el directivo firmó el documento en poder de MinDeporte o alguien más lo habría hecho por él. Así lo dio a conocer el periodista Javier Hernández Bonnet en la tarde de este miércoles 19 de enero:

Se establece el delito contra la ley que habla de contratos laborales, máximo a tres años, pero como en este caso no es el contrato original, ya hay un tema de tipo penal

Mientras Camargo prepara su defensa y el supuesto grafólogo determina si la firma corresponde a la del dirigente, la justicia penal se hará cargo de las acusaciones por el delito de falsedad en documento privado hacia el jugador que estuvo entre 2018 y 2021 con Tolima.

Cabe recordar que, el contrato de Nilson Castrillón con Tolima vencía el 15 de diciembre de 2021 y que su caso (que suele ser una práctica común en los clubes profesionales) está en conocimiento de la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro), entidad que lo está asesorando para recopilar toda la evidencia que le permita demostrar en un eventual juicio que el contrato que le entregó el equipo a él y a su representante no era el verdadero.

El pasado 12 de enero, Carlos González Puche, director de Acolfutpro, señaló que esta es una práctica recurrente en la directiva club Deportes Tolima para con sus empleados:

Esto es el resultado de una posición que ha manteniendo el Tolima con relación a los contratos. Es una práctica de vieja data con Mejía, Perlaza, Jorge. Es una practica reiterada, hacer firmar contratos por duraciones superiores a los tres años. La firma impuesta deja reparos y es evidente que no corresponde a lo que Nilson reconoce. Por eso lo declara con mucho tiempo de antelación ante un notario, que no tiene el interés de mantener su vinculación con el Tolima

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR