“La Otán quiere adueñarse del mundo y su peón es Colombia”: ministro de Defensa del régimen de Venezuela

Vladimir Padrino asegura que el organismo usa al país para proyectarse en Latinoamérica

Foto de archivo del ministro de Defensa de Venezuelam Vladimir Padrino Lopez, en una rueda de prensa en el Palacio de Miraflores, en Caracas
Abril 5, 2021. REUTERS/Manaure Quintero
Foto de archivo del ministro de Defensa de Venezuelam Vladimir Padrino Lopez, en una rueda de prensa en el Palacio de Miraflores, en Caracas Abril 5, 2021. REUTERS/Manaure Quintero

El ministro de Defensa del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, Valdimir Padrino, criticó el papel de la Otán asegurando que pretende adueñarse del mundo, y que su influencia en Latinoamérica la expandiría a través de Colombia.

“La Otán pretende adueñarse del mundo extendiéndose más al este de Europa. Al mismo tiempo la organización trasatlántica se proyecta a Latinoamérica con Colombia como peón y la presencia cada vez más resuelta de medios militares y navales en nuestra área de influencia ¿Y entonces?”, publicó en su cuenta de Twitter.

La afirmación la hizo en respaldo a su aliado Rusia, donde el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, aseguró que la organización trasatlántica realiza una expansión artificial no solo atrayendo a Ucrania, sino también a los países escandinavos que no forman parte de ese organismo multilateral. El pasado 14 de enero sostuvo que Moscú espera un aumento de la presencia de la Otán cerca de ese país “en los próximos meses” utilizando el pretexto de las tensiones en torno a Ucrania.

Por su parte, EE.UU. y la antigua república soviética acusan a Rusia de haber acumulado cerca de 100.000 soldados en la frontera ucraniana y de planear un ataque este mismo invierno, por lo que se preparan ya sanciones “sin precedentes” en caso de que el presidente ruso, Vladímir Putin, decidiera dar la orden.

Y es que tampoco cesan las tensiones al otro lado del Atlántico donde el ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, ha indicado que en el país vecino hay presencia de tropas rusas en una supuesta colaboración militar que estaría prestando el gobierno de Valdimir Putin al régimen de Maduro.

Las declaraciones del ministro Molano, dan respuesta al viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei RIabkov, quien dijo que no confirmaba ni desmentía un eventual despliegue en Cuba y Venezuela.

“Nuestra fuerza pública tiene desplegados desde hace varios meses unidades en Arauca, Catatumbo, La Guajira, Norte de Santander y especialmente un ejercicio con el comando especial contra el narcotráfico para proteger a los colombianos en la frontera”, señaló Molano, añadiendo que, a partir de operaciones de inteligencia, conoció que desde hace meses Rusia tiene acciones de cooperación con las fuerzas bolivarianas.

Por su parte el presidente del Comité Militar de la OTAN, el almirante Rob Bauer, declaró en rueda de prensa al término de una reunión de los jefes de la Defensa de la Alianza, que “no es territorio de la OTAN, Venezuela y Cuba, pero puedo imaginar que hay países aliados que están preocupados por tal posibilidad” y consideró “preocupante si Rusia lleva misiles a otros países que puedan tener un impacto en la seguridad”.

En ese mismo sentido, el autoproclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, desde Caracas, rechazó las intenciones del Gobierno ruso y ha exigido a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana responder ante la tentativa rusa.

Padrino también se había referido a esa cooperación a través de Twitter: “Rusia asoma la posibilidad de profundizar las relaciones de cooperación militar de nuestras naciones, las cuales ya existen” y además llamó de ‘antipatrias’ a los integrantes de la oposición, aludiendo a que no pueden hablar de soberanía cuando estos mismos han solicitado una intervención militar y sanciones económicas al régimen chavista.

Las relaciones entre Rusia y Venezuela no son nuevas, existen desde la era de Hugo Chávez y se han mantenido igual de fuertes hasta hoy, al punto de que el año pasado se conocieron los avances en la construcción de una fábrica de fusiles Kalashnikov, que se espera esté lista para mediados de 2022.

Esta relación entre ambos países ha permitido que el arsenal venezolano se componga por aviones de guerra Sukhoi-30 y tanques de guerra T-72B1-V, que sumarían unas 250 unidades además de baterías S-300, además lanzadores de misiles, un sistema de radar y un centro de comando automatizado, según información de El Tiempo.

(Con información de EFE)


SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR