Crítica situación económica del Tino Asprilla lo llevó a acogerse a ley de reorganización de deudas

El exfubolista vallecaucano atraviesa una insostenible situación económica en materia de deudas con su marca y se acogió a un pago a plazos con la Supersociedades para obligaciones equivalentes a los 1.300 millones de pesos

Faustino "El Tino" Asprilla, exjugador de fútbol colombiano. Foto: Colprensa.
Faustino "El Tino" Asprilla, exjugador de fútbol colombiano. Foto: Colprensa.

Tras haber sido un exitoso deportista en la década de los 90, Faustino el Tino Asprilla decidió dedicarse a ser empresario a la par que funge como panelista deportivo en las cadenas televisivas ESPN y RCN.

Sin embargo, el exdelantero de la selección Colombia es noticia porque recientemente solicitó a la Superintendencia de Sociedades ser admitido en un proceso de reorganización de deudas actuando como persona natural. Deudas equivalentes a los 1.300 millones de pesos llevaron al vallecaucano a negociar un pago a cuotas y a pedir ayuda a otras personas para solventar su iliquidez económica.

A mediados de septiembre Asprilla habría iniciado negociaciones con sus acreedores amparado en el decreto 772 de 2020, creado exclusivamente para atender a las empresas afectadas por la emergencia económica que trajo consigo la pandemia del covid-19.

De acuerdo con lo reportado en los documentos en poder de la Supersociedades, Faustino dedicaba sus actividades económicas y su marca al “suministro de una completa gama de servicios de publicidad propios o por subcontratación, incluyendo servicios de asesoría, servicios creativos, producción de material publicitario y utilización de los medios de difusión. Campañas de publicidad, venta de derechos de imagen, campañas de mercadeo y otros servicios publicitarios.

Bien es sabido que muchos exfutbolistas y referentes de la selección Colombia como Carlos Alberto el Pibe Valderrama, Faryd Mondragón o René Higuita actualmente se dedican, entre muchas otras cosas, a ser la imagen de comerciales de marcas de casas de apuestas o demás productos, sin embargo, las deudas de Asprilla se relacionan con actividades comerciales de artículos que publicitan su propia marca de condones.

De hecho, la más reciente campaña de mercadeo que protagonizó Asprilla fue en abril del año pasado cuando promocionó una masiva donación de unidades de sus preservativos en plena pandemia, uno de los productos con más recordación de su empresa.

Lamentablemente para el Tino, atraviesa en una crítica situación con el 96.52 % de sus deudas vencidas durante más de 90 días. Ahora intentará acogerse a un pago razonable a cuotas en medio del proceso de la ley de reorganización de deudas. Entre otra información conocida por la Supersociedades, Asprilla no reportó deudas en los pagos obligatorios con el fisco ni tampoco en aportes de seguridad social para sus trabajadores. Así se pronunció al respecto en un documento oficial una oficina regional en Cali de la superintendencia:

Teniendo en cuenta que, de acuerdo con lo reportado en la solicitud, los activos no superan los cinco mil salarios mínimos legales mensuales vigentes (5.000 smmlv), este proceso de adelantará según en lo previsto en el Decreto Legislativo 772 de 2020, por el cual se dictan medidas especiales en materia de procesos de insolvencia, con el fin de mitigar los efectos de la emergencia social, económica y ecológica en el sector empresarial

En lo que respecta al acumulado de los pasivos del Tino Asprilla, el portal Halcones y Palomas reportó que están tasados en 1.332 millones de pesos, y sus obligaciones vencidas a más de 90 días de Asprilla ascienden a 1.286 millones de pesos colombianos.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR