“Coro-19”, la obra de teatro que rinde homenaje a aquellos artistas a los que la pandemia les apagó su luz

El ‘Teatro del Embuste’ estrena una instalación teatral inspirada en una obra chilena que fue suspendida cuando su elenco se contagió de covid-19

Fotografía cortesía oficina de Prensa
Fotografía cortesía oficina de Prensa

Han pasado cerca de 20 meses desde que la pandemia obligó a millones de colombianos a replantear la cotidianidad en la vida, una de esas fue la asistencia presencial a los espectáculos como el teatro y los conciertos.

Este es el caso de los integrantes de un coro que se reúnen virtualmente con el objetivo de alcanzar 40.000 visualizaciones para obtener dinero y reactivarse en medio de las difíciles condiciones impuestas por la pandemia. Pero la verdadera obra tiene lugar en el intermedio del coro.

Reunidos de manera virtual, Susana Delicias cuenta cómo vivió el largo encierro durante la cuarentena; por su parte, Ermelinda propone hacer de nuevo un montaje de su antiguo show a cielo abierto y Leoncio recuerda sus últimas vacaciones y lo que más disfrutaba antes de la pandemia.

Mientras tanto, la directora y dueña del coro, Madame Papitas, lucha por llevar a buen término la función, un nuevo virus también se toma el ciberespacio. Lo que todos desconocen es que podría acabar hasta con sus propias vidas y apagarlas una a una, hasta que no haya artistas para interpretar las piezas del coro.

Esta es la curiosa historia narrada en la instalación del ‘Teatro del Embuste CORO-19′, que se estrena este 20 de noviembre y rinde homenaje a los artistas y técnicos de teatro que han sido víctimas de la pandemia del covid-19 que golpeó duramente al ámbito cultural y artístico del mundo.

Dirigida por Matías Maldonado, el elenco está conformado por Hernán Cabiativa, Natalia Helo, Javier Gardeazabal y Alejandra Gaitán.

“Queremos hacer un tributo a todos los artistas, actores y técnicos que sufrieron a causa del covid-19 haciendo un canto al hecho de estar vivos y de volver a nacer, de alguna manera, nuevamente en los escenarios”, señala Maldonado.

La entrada a la obra para el público no tendrá ningún costo económico, solamente un aporte voluntario, para que durante una hora los asistentes puedan ver en una instalación con equipos tecnológicos lo que la pandemia obligó a convivir a la humanidad.

Cabe destacar que, los asistentes a la puesta teatral podrán ingresar en cualquier momento entre las 6 p. m. y las 9 p. m., para disfrutar de la presentación, no importa si esta ya inició. Las funciones estarán abiertas de jueves a sábado en el Teatro Del Embuste, ubicado en las emblemáticas Torres del Parque en La Macarena.

En CORO-19 se juega a la virtualidad y el espectador es el componente presencial.

“Normalmente es el artista quién está en el centro de la creación y todo gira a su alrededor, en este caso y gracias al componente tecnológico, quisimos cambiar la relación entre actores y público, convirtiendo al espectador en el único componente presencial”, añadió el director de CORO-19.

Además del dolor que miles de familias han vivido a causa de la pandemia y sus consecuencias, son innumerables los casos de artistas y técnicos que han resultado doblemente afectados por el virus, ya sea por la enfermedad o porque han visto su oficio totalmente paralizado o con una dinámica distinta, en la que han tenido que adaptarse a los mecanismos virtuales que parecen contradecir la naturaleza misma del teatro.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR