Pese a oposición del Gobierno, en el Senado insisten en Comisión del Congreso para reestablecer relaciones con Venezuela

Desde la Asamblea bolivariana ya se designaron los diputados que conformarán la comisión por ese país, pero en Colombia se rechazó cualquier avance

Puente internacional Simón Bolívar poco antes del retiro de los contenedores (Colprensa - La Opinión - Juan Pablo Cohen)
Puente internacional Simón Bolívar poco antes del retiro de los contenedores (Colprensa - La Opinión - Juan Pablo Cohen)

En el Senado de la República de Colombia se aprobó una proposición, el pasado 19 de octubre, para proponer a la Asamblea de Venezuela la conformación de dos comisiones que avanzaran en el restablecimiento de relaciones diplomáticas y comerciales entre ambos países. Los diputados bolivarianos aceptaron la invitación, pero al otro lado de la frontera diversos sectores y el gobierno se opusieron.

Pese a la oposición, el senador Antonio Sanguino, que hace parte de la Comisión de Relaciones Exteriores, adelantará a partir de este lunes una mesa de trabajo en Cúcuta, la ciudad fronteriza. Según dijo, esa iniciativa se articula con la proposición 34 que propuso el diálogo entre los órganos legislativos de ambas naciones.

Sí bien es cierta, esta proposición debería, a juicio nuestro, contar con el respaldo del presidente y del gobierno colombiano. Es necesario que este Gobierno entiendan que es fundamental dar un espacio para que ambos Congresos trabajen en una agenda común”, señaló Sanguino.

La proposición fue aprobada por unanimidad, según dijo el presidente del Congreso Juan Diego Gómez, pero tras la carta enviada a la Asamblea de Venezuela, el partido Centro Democrático se distanció de la decisión. El Gobierno, además, sostuvo que no reconocerían la dictadura bolivariana y reiteraron que es función del presidente la política exterior.

Desde la Asamblea, el presidente de ese órgano, Jorge Rodríguez, informó que se aprobó la conformación de la comisión de estudio para las relaciones, que estará presidida por el diputado Timoteo Zambrano, según informó el diario La Opinión.

En ese sentido, el senador del partido Alianza Verde liderará junto al congresista liberal Andrés Cristo una mesa interpartidista que se instalarán en la capital de Norte de Santander, para examinar la reapertura de la frontera colombo-venezolana junto a la Cancillería, la Secretaría de Fronteras de Norte de Santander, la Alcaldía de Cúcuta y empresarios del departamento.

Senador de la Alianza Verde, Antonio Sanguino. (Colprensa - Camila Díaz)
Senador de la Alianza Verde, Antonio Sanguino. (Colprensa - Camila Díaz)

La mesa de análisis se instalará en la Alcaldía de la ciudad luego de que el pasado 5 de octubre, el régimen venezolano anunciara su decisión de abrir la frontera para reactivar las relaciones comerciales que estuvieron suspendidas por más de seis años. El Gobierno colombiano no reestablecerá relaciones, pero buscará que haya flujo comercial.

El equipo de trabajo, en ese sentido, escuchará la respuesta del presidente Iván Duque a la decisión del gobierno bolivariano de retirar los contenedores que evitaban el paso peatonal y vehicular sobre los puentes fronterizos que conectan a Venezuela y Colombia. También se examinará la hoja de ruta dispuesta por el gobierno nacional para la reactivación económica de la zona fronteriza ad portas de dar inicio a los llamados “Días sin IVA”.

Sin embargo, hay una fuerte diferencia de posición entre los congresistas y el presidente Duque. Mientras los primeros consideran “presidente” a Nicolás Maduro, el mandatario colombiano lo cataloga como “dictador” y ha desconocido su gobierno las últimas elecciones celebradas en ese país.

Sanguino calificó como “oscurantismo ideológico” esa expresión y aseguró que afecta la relaciones económicas y comerciales que deberían ser restablecidas. “Las relaciones económicas y comerciales podrían seguir su curso (…) es lo que ha ocurrido en los momentos más duros como en el caso Cuba y Estados Unidos. Lo que estamos viendo es una expresión de oscurantismo muy pocas veces visto en la historia de nuestras relaciones”, sostuvo el senador.

La mesa de trabajo, sin embargo, no es la misma que la comisión propuesta por el Senado para dialogar con la Asamblea de Venezuela. Esta contará con miembros de la Presidencia de la República y la Defensoría del Pueblo, así como otras entidades y organizaciones de la sociedad civil, junto a representantes empresariales de la región y ciudadanos que han liderado acciones para exigir acciones contundentes desde el gobierno nacional.

Se espera que la mesa, al mediodía de este 25 de octubre, consolide finalmente la hoja de ruta de la reactivación económica de la frontera y coordinación del Gobierno nacional con los gobiernos departamentales y locales. El paso que se necesita para finalmente reiniciar el comercio con Venezuela que otrora ascendía hasta los 7.000 millones de dólares.

Cabe resaltar, además, que el levantamiento de los contenedores instalados por el régimen en los puentes fronterizos se dio como una muestra de voluntad en medio de los diálogos que sostenía el chavismo con la oposición en México. Conversaciones que se detuvieron luego de la extradición de Alex Saab a Estados Unidos.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR