El problema de la aerolínea que trajo a la selección de Brasil a Colombia con la Aerocivil

Parafiscales y pagos de nómina tendrían en vigilancia a Gran Colombia de Aviación S. A. S.

Imagen de referencia. Pixabay.
Imagen de referencia. Pixabay.

La pasada fecha de las eliminatorias Conmebol rumbo al Mundial de Catar 2022, además de dejar muchas dudas sobre la estrategia de la Selección Colombia, también suscitó otras incógnitas sobre la gestión que se realiza en el país mientras se desarrollan los partidos. Así lo revelaron medios nacionales, que pusieron en evidencia lo que llamaron “una situación especial” con la aerolínea Gran Colombia de Aviación S. A. S. que se encargó de movilizar a los jugadores brasileños entre Colombia y Venezuela en días recientes.

De acuerdo con información de la revista Semana, fuentes de la Aeronáutica Civil confirmaron que actualmente existe una “una vigilancia especial sobre dicha empresa por temas de parafiscales y posibles inconvenientes que tendría para el pago de salarios de sus empleados”.

En ese sentido, el mismo medio explicó que la Aeronáutica también aclaró que “la aerolínea en materia operativa se encuentra sin problemas y puede realizar vuelos en los trayectos para los cuales está autorizada”.

Cabe decir además que, dicha empresa tiene más de 100 empleados y según recogió Semana, “estaría presentando dificultades financieras“, razón que le estaría impidiendo cumplir a cabalidad sus obligaciones con lo que respecta a la nómina.

Denuncian sobrecostos exagerados en la boletaría de los partidos de la selección Colombia contra Brasil y Ecuador

En los últimos partidos que la Selección Colombia jugó contra Brasil y Ecuador, los revendedores informales hicieron de la suyas para aprovechar la coyuntura de las eliminatorias y elevar de forma excesiva los valores de las boletas de octubre.

De acuerdo con una investigación hecha por Red+ Noticias, a través de redes sociales hubieron ofertas abusivas de boletas de norte o sur en el estadio Metropolitano para ver el juego contra Brasil. Con precios que arrancaron desde los 80.000 pesos más el servicio, los terceros que adquirieron las boletas al principio estuvieron cobrando entre 480.000 y 500.000 pesos en promedio por una entrada.

Así lo informó el noticiero en la jornada del pasado jueves 7 de octubre en palabras de un negociante de entradas para ver a Colombia:

Una boleta para la tribuna norte estaba en 500.000 pesos hasta el mediodía. Sur también. Si son dos te las puedo dejar hasta en 480.000 pesos. También tengo oriental alta, esa la vendo en 1′200.000 pesos.

Estos montos suponen incrementos superiores al 200 % del precio oficial, que para las tribunas norte o sur eran en un principio de 80.000 + 9.000 de servicio, y para oriental alta, de 260.000 + 31.000, respectivamente.

Las entradas a Oriental Baja que estaban a 240.000 más el servicio en el expendio oficial, y fueron ofrecidas en 1′200.000 pesos, cinco veces más costosas de lo normal dentro de un aforo disponible del 75 % en Barranquilla donde solo pudieron ingresar 34.442 aficionados al estadio Metropolitano Roberto Meléndez.

Hay que tener en cuenta que la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) está siendo investigada por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) luego de un escándalo de reventa de boletería en las eliminatorias de Rusia 2018. El proceso ha dejado millonarias multas tras la reventa y demostración de sobrecostos injustificados hacia el consumidor final.

Por este hecho, César Ronaldo Carreño e Iván Darío Arce Gutiérrez, empresarios y socios de la empresa TicketShop fueron condenados y llegaron a un acuerdo con la Fiscalía para pagar una pena de tres años y tres meses de prisión tras aceptar su responsabilidad en los delitos de agiotaje agravado, ofrecimiento engañoso y concierto para delinquir.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR