La historia de terror de un ganadero antioqueño que fue secuestrado y asesinado por sus propios primos

Por su rescate, los criminales exigían a la familia $2.000 millones de pesos; sin embargo, el hombre firmó su sentencia de muerte al reconocer entre los secuestradores a cinco de sus familiares

Captura video Gaula de la Policía Nacional
Captura video Gaula de la Policía Nacional

Jairo Pinto Arroyave, así se llamaba el ganadero de 47 años que fue secuestrado el pasado 15 de septiembre luego de salir de su vivienda, ubicada en el municipio de Yarumal, Antioquia. Por su liberación, los delincuentes que lo plagiaron pedían a sus familiares, a través de mensajes de texto, $2.000 millones de pesos, pero al no recibir el dinero fue asesinado. El cuerpo del ganadero fue encontrado el pasado 8 de octubre.

A través de un mega operativo, las autoridades nacionales descubrieron que Pinto fue secuestrado por una banda delincuencial llamada ‘Los Primos’, casualmente integrada por varios primos del ganadero, quienes extorsionaban a sus propios familiares.

Así fue el secuestro, extorsión y posterior asesinato

Según explicó a Blu Radio el general Fabián Cárdenas, director de Antisecuestro y Antiextorsión de la Policía, el ganadero antioqueño salió de su finca, ubicada específicamente en la vereda El Hormiguero del corregimiento de Cedeño, el pasado 15 de septiembre. Días después, el 8 de octubre, “en articulación con el Gaula militar junto con la Fiscalía se pudo ingresar a la zona boscosa de Yarumal en la vereda El Hormiguero y lograron ubicar el cuerpo del señor”, señaló el general al emisora.

Pinto había abordado un vehículo junto a uno de sus trabajadores y se dirigían a solucionar un problema del acueducto de su propiedad. Sin embargo, fueron interceptados por hombres armados en medio del camino, quienes los bajaron del carro y les ataron manos y piernas, luego les dieron a beber algo que los hizo perder el conocimiento.

Mientras el trabajador fue abandonado algunos metros adelante, el ganadero fue internado a la selva junto a los secuestradores. Horas más tarde, la familia recibió una llamada en la que confirmaban el secuestro de Jairo Pinto y les exigieron $2.000 millones de pesos. La llamada y los posteriores mensajes los hizo un hombre que se dio a identificar como alias ‘Pedrucho’, primo del secuestrado.

La familia inició a recolectar el dinero, pero también denunciaron el secuestro ante el Gaula de la Policía, quienes iniciaron una investigación para dar con los delincuentes. La revista Semana obtuvo la interceptación de una llamada que realizó uno de los secuestradores a los familiares:

Secuestrador: “Llamo para ver si ya tiene el billete hermano”.

Familiar: “Conseguí otros 20 millones de pesos prestados y el carro lo tengo negociado, pero necesito la firma del papá para hacer el traspaso del carro; el carro ya lo tengo palabreado y negociado, pero necesito la firma para hacer el traspaso ... Dígame usted de dónde consigo yo más plata, a nadie le conviene decir en la calle: vea, a mi papá lo tienen secuestrado y necesito tanta plata”.

Lo que los familiares no sabían era que tras la llamada, estaban cinco de sus familiares, primos del ganadero, quienes conocían a la perfección la condición económica de Jairo Pinto. Para hacer más presión a los familiares del ganadero, ‘Los Primos’ les enviaron un video como prueba de supervivencia y les agregaron que solo les darían una semana para conseguir el dinero.

En el video, el hombre secuestrado señala que es el domino 19 de septiembre, cuatro días tras su plagio,esta gente que me tiene retenido está dispuesta a largarme, por favor traten de solucionar eso ligero, tengo una mano jodida, ellos me van a respetar la vida, ojalá arreglen eso rápido, los quiero mucho”, dijo el antioqueño.

Sin embargo, las autoridades han señalado que el plazo de la semana no se cumplió y Pinto fue asesinado tras grabar el video. ¿La razón? El ganadero vio y reconoció a cinco integrantes de la banda que eran sus familiares. Uno de los investigadores confirmó a El Colombiano que “el día en que grabaron el video de supervivencia (septiembre 19), el ganadero reconoció a los secuestradores. Por esa razón le dispararon en la cabeza y lo sepultaron”.

El mega operativo que logró la captura de 53 delincuentes integrantes de ‘Los Primos’

Foto: Gaula de la Policía Nacional
Foto: Gaula de la Policía Nacional

A lo largo de los días tras el secuestro de Jairo Pinto Arroyave, su hijo y algunos familiares lograron recolectar $70 millones de pesos, a través de préstamos en bancos y la venta de un vehículo, dinero que no complacía para nada a los delincuentes, quienes presionaban cada vez más a los familiares, aunque ya habían asesinado al ganadero.

Sin embargo, ‘Los Primos’ no alcanzaron a recibir ningún dinero y los familiares de Pinto no se vieron en la obligación de entregarlo, pues la investigación del Gaula empezó a dar frutos e identificaron a alias ‘Pedrucho’ comprando una SIM Card. El pasado 4 de octubre empezaron las capturas de la macrooperación ‘Rayo’, con la cual cayeron 53 delincuentes que integraban esta banda, cinco de ellos eran primos del ganadero asesinado.

Casualmente, los cinco primeros capturados fueron los primos de Jairo: Pedro Nel Arroyave Calle, alias ’Pedrucho’; Fernando Arroyave Toquica, alias ‘Fernando’; Diego Arroyave López, alias ‘Diego’; Johan Sebastián Posada, alias ‘el Mono’ y Derian Toquica Parra, alias ‘Jair’. Este último era el líder de la banda y tenía antecedentes por secuestro extorsivo agravado, tortura, violencia sexual y tráfico de estupefacientes.

Todos los familiares de Pinto fueron imputados con los delitos de secuestro extorsivo y desaparición forzada y, aunque todos se declararon inocentes ante el Juzgado Primero Promiscuo de Yarumal, el togado les dictó medida de aseguramiento en la cárcel El Pedregal. Ante esto, uno de los capturados buscó beneficios de la justicia al revelar, días después, la ubicación del cuerpo, el cual estaba en una fosa común a tres horas del lugar del secuestro.

Según el Gaula de la Policía Nacional, la macrooperación que dio con ‘Los Primos’ requirió de cinco operaciones, realizadas en tres ciduades capitales impactadas y cuatro departamentos del país. En total se capturaron a 53 integrantes de esta banda que delinquía en Antioquia, Valle del Cauca, Cauca y Arauca, además, les incautaron 11 armas de fuego, 149 municiones, 49 celulares, 3 SIM Cards y 840 gramos de estupefacientes.

Las autoridades recalcaron que las denuncias de este y otros casos hicieron posible la identificación de todos los integrantes de la banda e insistieron en que los ciudadanos no deben ceder a las extorsiones.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR